La oscura sombra, repercusión mediática y hasta esa extraña heroicidad que rodea a los asesinos siempre ha servido para alimentar la imaginación de los guionistas. Y no es de sorprender ya que la mayoría de los crímenes reales suelen pasar de apasionantes a perturbadores cuando vemos lo que cualquier ser humano con tendencia violenta es capaz de cometer, algo que nos intriga y nos perturba a la vez cuando lo vemos interpretado en la gran o pequeña pantalla. El ejemplo perfecto para demostrar este preámbulo es el éxito abrumador de la serie televisiva “Mindhunter” con la cual David Fincher ha logrado redescubrir nuestra fascinación por lo oscuro y lo impredecible que es la mente humana.

Con motivo de que en enero repasaremos 4 de los asesinos en serie más célebres de la historia aquí en DARK, hemos querido repasar unas de las mejores películas basadas en “serial killers” de la vida real que quizás aún no hayáis visto y que os hará revaluar cómo vivimos nuestras vidas y en qué tipo de sociedad vivimos…

DESTINO AL INFIERNO (2006)

Trevor, un veterano de guerra, atacado por sus pesadillas, sufre un accidente delante del rancho de la familia Broderick, llamado Hoboken Hollow. El lugar es conocido por sus atractivas promesas de trabajo, pero ocurren extraños sucesos investigados por el Sheriff Greer (Dennis Hopper). Los trabajadores entran con la única opción de trabajar o morir torturados si deciden huir. Muchos visitan Hoboken Hollow, pero pocos salen de él.

La película está basada en la historia del “Rancho de Esclavos de Texas”, un lugar batido por la policía en 1984. En el lugar se encontraron trabajadores reducidos a la esclavitud, varias grabaciones de sesiones de tortura y restos humanos. Según los informes al menos 75 personas habían “trabajado” en el rancho y en las grabaciones se oía a los esclavos hablando de chispas que resultaron ser de una picana eléctrica que un tal Robert había usado para torturar a sus víctimas. La película de Glen Stephens incluye escenas de tortura y otras imágenes sangrientas y gráficas.

M, EL VAMPIRO DE DUSSELDORF (1931)

Un asesino de niñas tiene atemorizada a toda la ciudad. La policía lo busca frenética y desesperadamente, deteniendo a cualquier persona mínimamente sospechosa. Por su parte, los jefes del hampa, furiosos por las redadas que están sufriendo por culpa del asesino, deciden buscarlo ellos mismos.  Combinando hechos reales y ficción, la cinta se basa libremente en el asesino en serie alemán Peter Kürten, quien mató y asaltó sexualmente a varios niños en la ciudad de Düsseldorf. Kürten ganó el apodo de “vampiro” al afirmar durante su juicio que bebió la sangre de una de sus víctimas. La película es considerada un clásico de la cinematografía mundial y una de las obras maestras de su director, Fritz Lang.

CHICAGO MASSACRE: RICHARD SPECK (2007)

El 14 de julio de 1966, Richard Speck, armado con un solo cuchillo, tomó a 9 estudiantes de enfermería como rehenes, al sur de Chicago. Así comenzó uno de los asesinatos más sangrientos de la historia de América. Speck mantuvo a las mujeres en la casa durante horas, sacándoles de la habitación una por una, apuñalándolas o estrangulándolas hasta que acabó violando y estrangulando a su última víctima. Sólo una enfermera logró escapar por esconderse debajo de una cama.

Más tarde, Speck afirmó que no recordaba nada de los asesinatos, pero confesó el crimen al Dr. LeRoy Smith en el Hospital del Condado de Cook. El 5 de diciembre de 1991, Speck murió de un ataque al corazón a los 49 años detrás de rejas.

DAHMER, EL CARNICERO DE MILWAUKEE (2002)

El 15 de febrero de 1992, en Milwaukee, Wisconsin, Jeffrey Lionel Dahmer fue declarado culpable de quince cargos de asesinato y condenado a 937 años de prisión. Nacía así el mito de uno de los asesinos en serie más conocidos de la historia de los Estados Unidos. El carnicero de Milwaukee, empleado de una fábrica de chocolate, asesinaba a chicos jóvenes a los que captaba mediante todo tipo de engaños. Después practicaba la necrofilia, descuartizaba los cuerpos e incluso llegó a caer en el canibalismo. Estaba fascinado por algunas partes del cuerpo de sus víctimas y le gustaba experimentar con las distintas maneras de conservarlas.

EL ESTRANGULADOR DE RILLINGTON PLACE (1971)

La película cuenta la historia de un joven matrimonio y su bebé, quienes se mudan al número 10 de la calle que da nombre a la película. En el piso inferior vive al asesino y necrófilo John Reginald Christie (Richard Attenborough). Esta persona asesinó a por lo menos seis mujeres, incluyendo a su esposa Ethel por estrangulamiento, en su apartamento en el 10 de Rillington Place, Notting Hill, en Londres.

Christie se trasladó fuera de Rillington Place en marzo de 1953, y la policía no tardó en encontrar los cuerpos de tres de sus víctimas escondidas en un espacio en la cocina. Christie entonces fue detenido y condenado por el asesinato de su esposa, por el que fue ahorcado en 1953.

Aunque es casi imposible superar a la película original, hace poco más de un año de la mano de la BBC, llegó una nueva y muy admirable miniserie sobre el mismo asesino en serie, esta vez con Tim Roth dando vida a Christie que es una actualización muy digna del original de Richard Fleischer.

Y, para despedirnos, queremos recordaros que los domingos de Enero, a las 15h30, DARK repasará 4 de los asesinos en serie más célebres de la historia: Jack el destripador, Henry Lee Lucas, Jeffrey Lionel Dahmer y John Wayne Gacy, Jr.