Las redes sociales esconden un caldo de cultivo para incitar actos o circunstancias que pueden poner en grave peligro la seguridad y privacidad de los usuarios. Hoy en día, con ese irrefrenable auge de la revolución de las redes sociales que estamos experimentando donde la gente se obsesiona con su popularidad online, entramos en nuestros perfiles diariamente para publicar nuestras vidas, sin dar mucha importancia al hecho de que estamos compartiendo nuestras intimidades (lo que viene a ser lo mismo que revelar nuestras debilidades) con vete a saber quien que puede estar al otro lado del mundo o en la misma calle donde vivimos.

Como consecuencia, los cineastas no tardaron en explotar todas esas tendencias y esos temores que la era de Internet ha traído consigo.

Y es que, si lo piensas bien, cada vez que usamos las redes sociales estamos invitando a completos desconocidos a nuestras vidas. Por este motivo hemos recopilado una lista de 5 películas que han resaltado los peligros que acechan cada vez que compartimos algo on line. Porque, a diferencia de los vampiros y los monstruos, el terror de las redes sociales es un monstruo que nos resulta muy familiar y muy real a todos.

PUEDES CONFIAR EN MI (TRUST) (2010)

Dirigida por David Schwimmer e inspirada por sus 14 años de participación con “The Rape Foundation” (una fundación creada para apoyar víctimas de violación y abuso sexual) y siete años de su propia investigación, PUEDES CONFIAR EN MI muestra cuán fácil es manipular a las gente por las redes sociales. Por otra parte, la cinta también pone muy de manifiesto esa gran brecha generacional que existe a la hora de usar internet.

En los tiempos cuando las salas de chat anónimas estaban de moda, Annie Cameron (Liana Liberto), de sólo 14 años, inicia una amistad “online” con un tal “Charlie”. Después de varios meses de flirteo, Annie se atreve a conocerle en persona en un motel pero la cita se convierte en su peor pesadilla porque lo cierto es que esta joven ha dado de lleno con un auténtico depredador sexual, que acabará siendo una pesadilla tanto para ella como para su familia.

THE DEN (2013)

Con THE DEN, el cineasta Zachary Donohue también resalta todo lo que estamos poniendo en riesgo en las redes: nuestra reputación, carrera, relaciones y nuestra seguridad. Introduciendo un giro interesante dentro del formato de metraje encontrado, limitando todo lo que vemos en las imágenes en el escritorio del portátil de la protagonista, la cinta relata cómo una joven se emprende a investigar los hábitos de los usuarios de los web-chat desde la aparente seguridad de su apartamento, hasta que es testigo de un brutal asesinato. A partir de ahí, se sumerge en una pesadilla en la que ella y sus seres cercanos son amenazados con sufrir el mismo destino que la primera víctima…

U WANT ME 2 KILL HIM? (2013)

Basada en una historia real que el escritor/director Andrew Douglas (“MINDHUNTER”, THE AMITYVILLE HORROR) y el productor, Bryan Singer, descubrieron en Vanity Fair, U WANT ME 2 KILL HIM? nos remonta a los inicios de Internet en el año 2003 cuando un colegial británico llamado Mark (Jamie Blackley) se hace amigo de Rachel (Jaime Winstone), una mujer que nunca ha conocido en persona. Ante la insistencia de ella, Mark se hace amigo del hermano de Rachel, John (Toby Regbo) y cuando se entera de que Rachel fue asesinada por su novio, Mark se embarca en una venganza ya muy personal , y un agente británico M15 se pone en contacto con él para pedir ayuda en una misión. Uno de los mejores thrillers británicos de los últimos años, con un fuerte enfoque en el peligro de amistades online y lo realmente fácil que es manipular gente que se deja influenciar por los demás.

RATTER (2015)

Una cosa es interactuar con extraños en Twitter por voluntad propia. Pero tener uno rastreando cada uno de tus movimientos y acosándote a todas horas es algo muy distinto. En nuestra siguiente película de la lista, la dependencia que los dispositivos electrónicos han generado a la protagonista la hace extremadamente vulnerable al acoso cibernético. Escrita y dirigida por el debutante Brandon Kramer, RATTER nos presenta a Emma (Ashley Benson) justo cuando toma la siempre difícil decisión de ir a vivir sola en Nueva York. Desde ese momento un hacker anónimo empieza a observarla por cada uno de sus dispositivos electrónicos que tengan una cámara. Como la mayoría de la gente de su edad, siempre está conectada, o al móvil o al ordenador, el hacker puede rastrear cada uno de sus movimientos. Pronto, empiezan a llegar un sinfín de mensajes de texto y llamadas anónimas a su móvil y, cuando el acoso aumenta, no hay ningún lugar donde ella pueda escapar.

HARD CANDY (2005)

Basada en un reportaje que vió el productor David W. Higgins que mostraba cómo unas jóvenes japonesas atraían a hombres mayores prometiéndoles una grata conversación, pero terminaban asaltándolos junto a una pandilla de chicas una vez que el hombre se presentaba, HARD CANDY del director David Slade expone el oscuro mundo subterráneo de Internet, pero introduce sangre nueva e ideas nuevas gracias a hacer la pregunta ¿Y si la persona que esperas que sea el depredador no es quien esperas que sea?

Después de ir conociéndose durante un tiempo por Internet, Hayley Stark (Ellen Page) de 14 años y Jeff Kohlver (Patrick Wilson) de 32 reúnen el valor para conocerse en persona en un bar. El público cree que sabe muy bien a dónde va a ir todo esto, pero no podía ser nada más lejos de la verdad ya que ambos le están mintiendo al otro con respecto a sus verdaderas intenciones. Después de tomar un cóctel, Jeff se despierta atado a una silla, con Hayley frente a él. Todo un éxito en el festival de Sitges del 2005, y con razón, HARD CANDY es una película sin precedente, llena de tensiones y la forma perfecta para acabar esta lista… .

Y ahora te toca a ti. ¿Que películas te han dejado con cero ganas de volver a compartir tu día a día en redes sociales?