Para los amantes de cualquier género de cine, las películas tan malas que pasaron a ser de culto son un vicio. Cada vez que nos sentamos para verlas, somos bien conscientes de las malas críticas que recibieron en su día, sus reducidísimos presupuestos, interpretaciones sobre-actuadas y una larga lista de etcéteras pero cada una tiene su irresistible encanto y nunca nos cansaremos de ellas.

Hacia finales de los años 70, algunos cineastas se aprovecharon de las malas críticas sobre el género de terror rodando películas más irónicas, autorreferenciales y canallas que ya han pasado a la historia como cintas de culto.

Y así surgió una nueva ola del género de terror de comedia, o mejor dicho, una tendencia de películas deliberadamente malas.

Pero claro está: ser terrible también es un arte que requiere de un delicado balance ya que se trata de una línea muy tenue, que separa una película tan mala que es buena y una película tan mala que es nefasta. Si la actuación pobre, el guión incorrecto y los efectos especiales terribles hacen reír a la audiencia, entonces la película tiene un nuevo propósito. El horror es un género que las personas miran para sentir emociones intensas en un entorno controlado, sabiendo seguro que es “solo una película”.

La siguiente lista examina 5 películas desde la serie B a la Z que son tan intencionadamente (y a veces involuntariamente) malas que no podemos evitar quererlas con toda nuestra alma.

EL VENGADOR TÓXICO (1984)

Cualquier lista de películas tan malas que son geniales necesitan al menos una película del amplio catálogo de Troma; el estudio que se enorgullece del cine basura, el gore y el mal gusto. EL VENGADOR TÓXICO se gana un lugar en esta lista gracias a sus actuaciones exuberantes y su trama desvergonzada y paródica que despierta sentimientos y emociones híbridos entre la risa y el asco.

Vemos la cabeza de un niño atropellado por un coche lleno de adolescentes, con el único fin de entretener al público; un perro guía es asesinado a tiros, un hombre que apunta una escopeta a un bebé. Tiene todo esto y mucho más allá del mal gusto.

Aún así, las aventuras de Toxie ha ganado tantos fans gracias al alocado estilo que adoptaron Michael Herz y Lloyd Kaufman para contar la historia de un friki que se venga de una pandilla de matones antes de embarcarse en un viaje que va mucho más allá de la venganza.

ENTRENAMIENTO MORTAL (1987)

Volvemos de nuevo al gimnasio con ENTRENAMIENTO MORTAL, una película de David A. Prior que explotó al máximo el espíritu de esa década dorada del slasher. Con una trama no muy lejana de la de PERRA BRUJA, todo empieza con la muerte de una chica, Valerie, que acaba quemada en una sesión de solárium. Dos años más tarde, la hermana gemela de la víctima, Rhonda, regenta un gimnasio donde todo va perfecto… buen ambiente, buena música, monitores cachas, chicas y chicos de muy buen ver pero… también hay un asesino suelto, con un método de entrenamiento muy particular…

Aquí estamos ante una película mala que carece de suspense, en las escenas de la muerte falta imaginación y las actuaciones son hasta peores a lo esperado de una película de los años 80. Pero se perdona todo por la abundancia de lycra y música animada que te atrapará de principio a fin.

De hecho, el elemento slasher tiene un papel más bien secundario cuando empiezan los saltos y estiramientos al ritmo de los éxitos de la época disco. Kitsch hasta las entrañas, ENTRENAMIENTO MORTAL es una experiencia única y altamente agradable. Y por si eso fuera poco, el giro final logra romper con el convencionalismo precedente del guión con un final que resulta ser infinitamente superior al que podrías esperar.

ROBOVAMP (1988)

Ahora toca el turno de ROBOVAMP de Godfrey Ho, un clásico del género de los “Mockbusters“, ese “universo paralelo” creado con la “intención aparente” de parodiar una película con un título o trama muy similar. Si por su nombre no te suena, Ho rodó un sinfín de películas de ninjas durante los años ochenta. Se le conocía por comprar películas sin terminar o invendibles en Hong Kong para luego añadir unas pocas escenas con sus propios actores antes de comercializarlas en el mercado del vídeo doméstico en los Estados Unidos. Una entre sus tantas creaciones de copiar/pegar fue ROBOVAMP, una mezcla de narcotraficantes, artes marciales, vampiros, zombies, fantasmas, y un cíborg que es el vivo retrato de Alex Murphy, mejor conocido como RoboCop.

¡Yo compraría eso por un dólar!

PERRA BRUJA (1989)

Sudarás sangre…. Una película sobre un gimnasio embrujado dotado con los últimos “aparatos asesinos” es tan mala que duele. Pero como bien sabe todo atleta, “No hay ganancia sin dolor”. PERRA BRUJA cuenta la historia de Michael, el dueño del susodicho ultramoderno club de salud que quiere recuperar su vida tras el suicidio de su mujer. Desgraciadamente para él, todos sus clientes empiezan a morir en “accidentes” inexplicables.

Esta película del Austriaco Michael Fischa es mala dada su trama tan ridícula pero su salvación son sus escenas de muerte tan ingeniosas e impactantes. ¿Por dónde empezamos? Muerte por mancuernas, una batidora poseída por el propio demonio, una mano explosiva. La lista es interminable.

TROLL 2 (1990)

Con un 0% de críticas positivas en Rotten Tomatoes y apareciendo en el ranking de las 100 peores películas en IMDb, todo lo que necesitas saber sobre esta obra maestra se puede resumir en dos cosas: La película no es una continuación del trama de la primera película, y no aparecen trolls. En cambio, la película sigue a una familia en Nilbog (Goblin escrito al revés) acosada por unos duendes que intentan transformarlos en plantas para comer. La película a menudo ha sido llamada la mejor peor película de todos los tiempos, y con razón.

¿Y para vosotros? ¿Cuáles son las mejores ‘peores’ películas de todos los tiempos?