“La máscara que usan determinados hombres puede ser más cerca de la esencia, más adecuada para su ser que la cara que tienen”. Lucian Blaga

 

Se acerca Halloween y seguramente muchos estaréis revisando vuestras colecciones de películas de terror para facilitar el complicado proceso de elegir el disfraz más espectacular para destacar entre los demás en la noche más terrorífica del año.

La mayoría de los iconos más célebres del género de terror son recordados por un elemento en común: sus máscaras; y aunque las caretas inquietantes han dado muchísimo juego en el cine, creando la máscara de terror más eficaz es todo menos una tarea sencilla. Los ejemplos más memorables e impactantes tienden a ser diseños más sencillos que, por razones desconocidas, tienen esa capacidad de manifestar el sadismo y la despiadada violencia que se esconde detrás y el terror perverso que el antagonista pretende infligir a sus próximas víctimas.

Para ayudarte a elegir el disfraz más terrorífico y original para triunfar este Halloween, aquí en DARK hemos recopilado una lista de una de las máscaras que consideramos las más intimidatorias en la historia del cine…

LOS OJOS SIN ROSTRO (1960)

Una de las películas clave de la historia del cine de terror, LOS OJOS SIN ROSTRO de Georges Franju, es una magnífica pesadilla de lo más inquietante. Christiane (Edith Scob) lleva una misteriosa y pálida máscara para ocultar su cara que ha quedado horriblemente desfigurada después de un accidente de coche. La máscara en cuestión carece de rasgos humanos pero tiene una expresión de tristeza muy explícita – un símbolo de la pesadilla en que se ha convertido su vida desde el accidente. La visión surrealista de Christiane vagando por la mansión – donde ahora se encuentra prisionera de su padre, un doctor sin escrúpulos que haría cualquier cosa para devolverle la belleza a su hija – es puramente escalofriante.

 

LA MATANZA DE TEXAS (1974)

El slasher clásico, LA MATANZA DE TEXAS del gran Tobe Hooper nos presentó al asesino enmascarado más conocido del cine de terror, Leatherface. Hay tantos materiales que un aspirante a asesino podría elegir para hacer su máscara: plástico, madera, metal o tela, pero Hooper se inspiró en el asesino en serie real, Ed Gein, que llevaba máscaras hechas del material más aterrador imaginable: piel humana.

En las 7 películas de la saga, Leatherface ha usado varios tipos de máscaras de piel, pero las icónicas originales son las que más han resistido al paso del tiempo. Pero por supuesto, estamos impacientes por ver si las nuevas máscaras en el inminente estreno de LEATHERFACE están al nivel de las que llevó el mítico Gunnar Hansen.

 

SCREAM (1996)

Después de los prolíficos años 80, el subgénero slasher experimentó un parón con el público ya cansado del sinfín de secuelas de Jason y Michael. Pero la cosa cambió en 1996 con el estreno de la película de terror satírica SCREAM de Wes Craven.

Aunque la máscara de Ghostface es, por lejos, la más sencilla de esta lista, es sin duda una de las más emblemáticas. Diseñada por Greg Nicotero y Howard Berger (“The Walking Dead“, WISHMASTER), la máscara es tan querida por los fans de la saga que hubo un sinfín de protestas por redes sociales cuando salió a la luz que MTV iba a emplear otra máscara mas orgánica y oscura. Dicho esto, hace cosa de unos días, nos hemos enterado de que la mítica máscara estará de vuelta para la tercera temporada de la serie televisiva, una prueba más de que si algo no está roto, ¿para qué cambiarlo?

 

COLINAS SANGRIENTAS (2009)

Algunas de las películas de terror más perturbadoras logran combinar la inocencia de la infancia y la brutalidad de un slasher, un perfecto ejemplo siendo COLINAS SANGRIENTAS de Dave Parker. No estamos precisamente ante un clásico del cine de terror pero no podría faltar en nuestra lista, dado que la máscara que lleva el asesino es realmente perturbadora. Si te daba miedo nuestro artículo sobre las muñecas más tenebrosas del planeta, imagínate la cara de una muñeca de porcelana agrietada y re-cosida plantada en la cara de un robusto asesino en serie en busca de sangre.

 

SMILEY (2012)

Quien hubiera imaginado que una máscara del emoji feliz podría llegar a ser uno de los rostros más grotescos de la historia del cine. Más parecido a la cara de un monstruo que una máscara en sí, la piel lisa que oculta los rasgos faciales del asesino ya por sí es bastante inquietante; Pero son las heridas suturadas de una forma descuidadamente para formar esa cara happy las que crean un efecto realmente repulsivo.

 

EL ROSTRO DE LA MUERTE (1976)

Pobrecita Alice. Nadie decía que ser una niña de 12 años fuera fácil. Nadie le entiende. Sus padres son los peores del mundo, y es muy posible que sea culpable del asesinato de su hermana pequeña. EL ROSTRO DE LA MUERTE de Alfred Sole sigue siendo tan aterrador ahora como hace más de 40 años. Un psicópata enmascarado está matando gente por toda la ciudad, pero lo que es más aterrador que el asesino es su maldita máscara, hecha de plástico transparente que revela por debajo el peor intento de maquillarse en la historia. Sólo pensar en eso ya nos pone la piel de gallina, pero cuando lo combinas con un impermeable amarillo brillante (sobre todo ahora con el éxito reciente de IT), se convierte en su peor pesadilla.

 

RAZAS DE NOCHE (1990)

Cuando se juntan dos mentes como las de Clive Barker y David Cronenberg, no hay duda de que el resultado sólo puede ser algo de lo más desconcertante. Eso es exactamente lo que el dúo demónico regaló al público en 1990 con la película RAZAS DE NOCHE, escrita y dirigida por Barker.

En una película desbordante de criaturas y monstruos ideados por la mente del propio Barker, el hecho de que el asesino enmascarado (Decker) consigue dejar su huella entre ellos es prueba contundente de la amedrentadora apariencia que lograron con su máscara.

La cara detrás de dicha máscara en este caso es, ni más ni menos, la del propio Cronenberg que interpreta a un psiquiatra con tendencias asesinas. No sabemos cómo ve con esos botones cosidos como ojos ni como respira con esa cremallera tapando la boca, cosa que la hace aún más aterrador y eficaz al mismo tiempo.

 

Entre tantas posibilidades no hemos podido incluir todas así que ahora os toca a vosotros. ¿Cuáles son las máscaras de terror que más miedo te han metido en el cuerpo?