Aunque pueda haber algunas películas de terror con un mensaje social relevante, el objetivo principal de casi todas es despertar emociones que nos afectan fisicamente para hacernos sentir lo más incómodo posible. Pero a veces, una película va mucho mas allá para sacarnos de nuestra zona de confort, dejando al espectador con mal cuerpo, ansiedad y agotamiento pero a la vez nos da la satisfacción de que una película ha conseguido dejar tanta huella en nuestra cabeza.

Así que hoy, sin seguir un orden particular (porque todos te van a dejar el estómago revuelto), hemos recopilado 8 de las películas más perturbadoras del siglo XXI…

 

THE WOMAN (2011)

THE WOMAN de Lucky McKee,con un guión del gran Jack Ketchum, que trata de una familia aparentemente “normal” que captura e intenta civilizar al último miembro (Pollyanna McIntosh) de una tribu caníbal. Pero lo que ocurre es que el padre de la familia, un exitoso abogado, en realidad es más bárbaro que su prisionera, convirtiendo lo que parece un drama familiar en un espectáculo muy visceral lleno de momentos de gore.

Puedes estar seguro de que la violencia desmedida (generalmente girando alrededor del canibalismo) y una agresión sexual realizada por un niño te dejará con las mismas ganas de escapar que las que tiene la prisionera. Dicho esto, sin embargo, cabe señalar que, a pesar de que sea una película tan inquietante, es cierto que McKee hace unas declaraciones muy serias y reveladoras sobre el comportamiento misógino y las personas que consideramos “normales” en la sociedad cotidiana por lo que es un ‘must see’, aunque sea sólo una vez.

 

THE BUNNY GAME (2010)

Tardaron cuatro años en poder estrenar THE BUNNY GAME en EEUU y el BBFC la prohibió sin pensárselo dos veces en el Reino Unido. Y es que esta película tan desgarradora, tan cruda y tan real de Adam Rehmeier, te dejará realmente mal, tanto física como psicológicamente.

Cuando el director Adam Rehmeier y la actriz Rodleen Getsic se dispusieron a hacer una película de terror en 2008, no tenían ni equipo ni guión. Lo único que tenían era un objetivo: hacer una película sin límites. Cosa que lograron con creces con violencia sexual extrema, sadismo y mucha humillación.

THE BUNNY GAME, que sigue la vida de una prostituta llamada Bunny (Getsic) que se encuentra amenazada por un camionero depravado, es “torture porn” en su forma más realista y, de hecho, todo lo que ves en la pantalla, con la excepción del consumo de drogas, es completamente real y sin guión. Con lo cual, lo único que te podemos sugerir es que juegues a este “juego del conejito” bajo tu propio riesgo.

 

AL INTERIOR (2007)

Considerada como la duodécima mejor película de terror de la última década por Bloody Disgusting, AL INTERIOR se estrenó en 2007 y fue dirigida por el equipo francés de Julien Maury y Alexandre Bustillo (pronto podremos disfrutar de su último proyecto, la octava entrega de la saga LA MATANZA DE TEXAS, LEATHERFACE).

Si estás embarazada, quizá la peor pesadilla que podrías tener sería que estuvieras sola en casa y de repente te encontraras con una mujer desconocida armada con un pedazo par de tijeras con intención de sacar a tu bebé antes de tiempo. Y eso es justo lo que le pasa a Alysson Paradis en AL INTERIOR, una película que contiene algunas de las escenas más gráficas que hemos visto que son mucho más que suficientes para hacer que cualquier persona, y en especial una futura madre, se retuerza!

En resumidas cuentas: Si estás pensando tener hijos, esta película es la última que te aconsejaríamos ver…

 

HEADLESS (2015)

En esta “película slasher perdida de 1978”, de Arthur Cullipher, (un spin-off de FOUND. de Scott Schirmer), un asesino enmascarado sucumbe ante sus deseos implacables del asesinato, del canibalismo, y de la necrofilia. Cuando su pasado torturado vuelve a atormentarlo, él se sumerge a las profundidades de la locura y la depravación, volcando todos sus deseos mortales en una joven mujer y sus seres más cercanos.

Aunque sin duda no es apto para todos los gustos, HEADLESS si que tiene literalmente todo lo que los aficionados del subgénero slasher piden ver: gore, desnudez, sangre y decapitaciones.

 

A SERBIAN FILM (2010)

Prohibida en varios países alrededor del mundo, incluyendo Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Singapur y España, ésta película serbia de Srdjan Spasojevic no se limita a explorar el territorio snuff y acaba redefiniendo el término. Ver las primeras escenas desconcertantes ya es difícil, pero cada acto sexual se vuelve cada vez más depravado y al llegar a la secuencia final, hasta el adjetivo “gratuito” es una definición muy “light” para describir lo que acabamos de ver. Y después, vais a necesitar una larga ducha caliente … frotando bien fuerte el cuerpo (y la mente) con lejía.

 

EL CIEMPIÉS HUMANO (2009)

Prohibido en Reino Unido, etiquetado como satánica en Australia y apodada “la película más repugnante de la historia”, el director holandés Tom Six usó el viejo truco de “100% médicamente preciso” para buscar polémica, añadiendo ofensa adicional al evocar al fantasma de los experimentos nazis.

Inspirada por una broma en la cual Six se preguntó “¿Cual sería el castigo más extremo que se le pudiera poner a los pedófilos?”, como muchos conoceréis, el castigo que le parecía lo más apropiado consistía en unir quirúrgicamente a tres personas desde la boca hasta el ano, de tal forma que compartan el mismo sistema digestivo.

A pesar de muchas malas críticas en los medios convencionales, no tardó en convertirse en una película de culto y la secuela 2011 llegó a causar aún más controversia, con varios periódicos preguntando si la película debería estar prohibida indefinidamente.

 

MARTYRS (2008)

Nunca te vas a someter a una sesión de peeling después de ver esta película.

De la mano de Pascal Laugier, uno de los cineastas fundamentales del Tsunami de terror francófono de los años 2000, MARTYRS es de lo más desconcertante con cada escena diseñada estratégicamente para causar trastornos estomacales. Pero, hay que conocer que no eran sólo las imágenes inquietantes las que daban a la película tanta fuerza para conseguir tantos seguidores de culto. En gran parte eso fue fruto de la narración y la acumulación gradual de caos que aún sigue estando muy presente en nuestras pesadillas una década después de su estreno.

 

SNOWTOWN (2011)

¿Está buscando una película desalentadora de lo más visceral? Te recomendamos SNOWTOWN del cineasta australiano Justin Kurzel (ASSASSIN’S CREED) “basada en una historia verdadera” sobre el asesino en serie John Bunting. Utilizando su encanto y personalidad manipuladora, Bunting se infiltró en una comunidad indigente y amasó a una creciente legión de seguidores para ayudarle a matar a aquellos que él consideraba como malhechores.

Kurzel y el guionista Shaun Grant relatan los eventos infernales con mucha destreza a través de los ojos del joven huérfano Jamie (Lucas Pittaway) quien, lamentablemente, encuentra una conexión paterna en Bunting. La forma en que la vida de Jamie se convierte en miseria y violencia es lo que da a la película la capacidad de atraparnos y dejarnos conmocionados hasta una de las finales más sombrías y desgarradoras jamás vistas en el cine.

 

Ahora os toca a vosotros. ¿Cuáles son las películas más perturbadoras que habéis visto?