La tan esperada adaptación cinematográfica de la 22ª novela de Stephen King, “It“, por fin está a punto de estrenarse en cines. Desde 2009, cuando Warner anunció por primera vez sus planes de llevarnos de nuevo a la ciudad de Derry, Maine, varios directores han mostrado su interés en el proyecto, incluyendo el gran Guillermo del Toro. La anticipación se disparó aún más con la noticia de la participación de Cary Fukunaga como director junto con Will Poulter para encarnar al temido payaso Pennywise, pero tan pronto como se anunciaron los fichajes, Fukunaga se hecho para atrás. Aun así, New Line era más que consciente de las posibilidades comerciales del proyecto y en cuestión de semanas Andrés Muschietti (MAMÁ) firmó un contrato para  tomar las riendas y ahora estamos a pocas semanas del estreno mundial de la película que romperá unos cuantos récords.

Con motivo del estreno inminente de IT, Dark se reunió con el director Andrés Muschietti, la productora Barbara Muschietti y dos miembros del renombrado ‘Club de los perdedores’, Jaeden Lieberher (Bill Denbrough) y Finn Wolfhard (Richie “Trashmouth” Tozier) para hablar de esta nueva versión que promete ser muy audaz y a la vez muy fiel a una de las novelas más aclamadas del rey del terror.

DARK: Cuéntanos como llegó el proyecto a tus manos después de la decisión de Cary Fukunaga de abandonar IT.

Barbara Muschietti: Yo había estado siguiendo este proyecto porque tanto Andy como yo somos grandes fans del libro. Cuando escuché por primera vez que Cary iba a hacer la película, me emocioné muchísimo porque me hubiera encantado ver su visión del libro. Cuando al final se fue a pique, inmediatamente llamé a nuestro agente para concertar una reunión con New Line con quien ya teníamos relación.

Andrés Muschietti: Básicamente, New Line hizo una especie de casting de directores. Volví a leer el “librito” en una semana después de quince años y preparé una presentación y tuve una primera reunión con ellos y, aunque ya había un guión existente, les propuse algunos cambios que pensé que eran necesarios y los compraron.

DARK: Es un libro inmenso para adaptar y cortar para un largometraje. Debe haber sido todo un desafío decidir qué aspectos mantener y qué cosas dejar de lado.

Barbara Muschietti: Desde el primer momento, siempre se hablaba de dividir el libro en dos, enfocando la primera película en los niños para luego relatar la historia de los adultos un una segunda parte. Luego, el proceso fue muy instintivo con respecto a lo que queríamos conservar y lo que no. Lo más importante para nosotros era honrar el libro y queríamos centrarnos en el hecho de que estos niños estaban luchando contra sus propios miedos. En esencia, el pueblo de Derry es latente ante el miedo, así que lo que decidimos mantener fue lo que sentimos que hizo justicia a ese objetivo de la historia: Los niños entendiendo que la única manera de luchar contra este miedo consistía en mantener su buen humor y explotar el poder de su imaginación para derrotar a Pennywise.

Andrés Muschietti: Para mi, lo más importante era hacer justicia a las emociones que experimentaba yo al leer el libro. Quise traducir eso en una serie de acontecimientos y esos acontecimientos sirven como los latidos emocionales más importantes de la historia. El otro aspecto más importante para mí era hacer una película que me hiciera alucinar en colores como un adulto así que esa dicotomía siempre me sirvió como un modelo a la hora de estructurar la historia.

DARK: Stephen King sólo tenía elogios para la película después de verla. ¿Esto os habrá quitado un gran peso de encima, no?

Andrés Muschietti: Mi relación con Stephen King sólo empezó cuando le enseñe la película. Sabía que apoyaba mis cambios porque había leído el guión pero no había querido intervenir porque tenía un profundo respeto por el hecho de que se trataba de una adaptación de su libro. Oír sus palabras después fue surrealista. Me dijo que la película había superado sus expectativas y luego comenzamos una conversación privada a través del correo electrónico. En mi primer mail para él le pedí disculpas por haber cambiado tantas cosas y tomado tantas libertades, sobre todo en términos de los temores de los niños. Como la película sitúa la historia en los años 80 en vez de los años 50, optamos por unos miedos más abstractos y profundos. La respuesta de Stephen fue genial y me dijo que le encantaban todos mis cambios e hizo una mención especial de un personaje en particular, pero no voy a mencionar a quién. No quiero estropear la película para los lectores.

DARK: Me imagino que estuviste muy involucrado en el proceso de casting. ¿Qué viste en Bill Skarsgård para hacer justicia al libro y al complicadísimo personaje de Pennywise?

Barbara Muschietti: Una de las cosas más importantes de Pennywise es que él es el mal supremo, pero al mismo tiempo, hay algo muy infantil y primitivo. Son facetas que están muy presentes en el libro pero que no vimos en el Pennywise de Tim Curry en la miniserie.

Andrés Muschietti: Para mí, Pennywise tenía que ser todo menos predecible y eso es lo que más me encantó del personaje y Bill consiguió meterse en ese personaje con más imprevisibilidad y locura que nadie. Además, el hecho de que Pennywise adopta su apariencia a base de la imaginación de los niños me llevó a él a diseñarle como un payaso con aspecto antiguo pero a la vez infantil. Bill era perfecto en ese sentido porque, dependiendo del ángulo, puede aparecer como un niño o como el demonio.

Jaeden Lieberher: Era espeluznante, especialmente actuando con él. Su voz y la forma en que movía su cuerpo. Parecía todo menos un ser humano normal.

DARK: ¿Cómo fueron los castings para los niños del Club de los perdedores? ¿Os costó olvidar los personajes que bien conocemos ahora gracias a la miniserie?

Barbara Muschietti: Vimos la miniserie con 20 o incluso 30 años ya que crecimos en Argentina y no la emitieron en la televisión, pero leímos el libro cuando teníamos trece o catorce años, así que nuestra Biblia fue el libro de King.  Dicho esto, la serie tuvo su lugar en su día y sin duda su éxito ha jugado un gran papel en permitirnos hacer esta nueva versión. Al escoger a los actores les vimos como las personificaciones perfectas de los personajes en el libro. Todos son actores fantásticos, pero también creo que hay mucho de ellos mismos en sus personajes en la película.

Finn Wolfhard: Sí. Yo diría que comparto algunas similitudes con Richie. Creo que soy muy vivo e ingenioso. Quizás no tengo tantas ganas de ser tan gracioso todo el rato pero algo que sí comparto con Richie es el hecho de que se está descubriendo quién es realmente y eso es algo que me está pasando sobre todo por la profesión en que me encuentro sólo con 14 años ahora.

Jaeden Lieberher: En un principio fui a los castings para el papel de Eddie Kaspbrak, pero creo que Andy esperaba que fuera más pequeño, así que acabé leyendo el papel de Bill. Fue un proceso bastante largo. Hice tres castings y luego una “prueba de química” con los demás actores y ni te imaginas lo que sentí cuando me dijeron que el papel era mío.

Barbara Muschietti: Tengo que decir que el hecho de que estos niños puedan entender la profundidad de sus personajes es una locura. A los 13 años yo me estaba comiendo los mocos.

Jaeden Lieberher: El miedo era tan importante. Para mí, la mejor manera de meter ese miedo en el cuerpo era imaginarme esas situaciones. Aunque todos los niños quisimos leer el libro, no tuvimos tiempo, pero creo que eso funcionó en nuestro favor porque así las actuaciones resultaron mucho más orgánicas. Luego también tuvimos un “coach”, quién nos ayudó a crear ese vínculo auténtico entre los “perdedores” a través de todo tipo de ejercicios. Todos nos convertimos en mejores amigos, incluso con los matones del colegio, y hablamos casi todos los días.

DARK: Hace unas semanas se confirmó la segunda parte. ¿Cómo vais con el guión de la secuela?

Andrés Muschietti: Estamos empezando a desarrollar la segunda historia. Quiero ir rápido porque creo que es importante preservar el diálogo entre las dos líneas de tiempo. Quiero llevar a la audiencia a 1989, prestando especial atención al diálogo entre los protagonistas como adultos y como niños, igual que King hizo en el libro.

DARK: Ya que te tenemos aquí Finn, ¿qué podemos esperar de la segunda temporada de ‘Stranger Things’?

Finn Wolfhard: El guión es una pasada. Con eso no quiero decir que no lo fuera en la primera, pero “Stranger Things 2” es como una versión mejorada de la primera temporada. Tiene los mismos personajes, la misma onda, pero en otro nivel. La fotografía es mejor, las actuaciones son mejores, la historia es mejor. Creo que os va a encantar…

 

En DARK tenemos tantas ganas de ver la nueva adaptación de la novela de Stephen King que hemos decidido celebrarlo por todo lo alto: sorteamos 30 entradas dobles para el preestreno de IT el 7 de Septiembre en Madrid, Barcelona y Valencia (10 entradas dobles por ciudad). Enterate de todo aquí.

 No esperes más y participa en nuestra cuenta de Facebook o Twitter.

Tú también flotarás…