A veces, combinando dos géneros extremos que “en principio” no tienen nada que ver dan resultados espectaculares. Aunque es cierto que no hay demasiados ejemplos de la mezcla de los dos géneros que queremos compartir con nuestros lectores hoy en DARK, la tradición de combinar dinámicas de lucha con narrativas sobrenaturales o viscerales siempre ha atraído a un público numeroso, reuniendo lo mejor de ambos mundos para los fans del género de terror.

Sin más preámbulos, te presentamos cinco de las mejores películas que han logrado alcanzar un equilibrio perfecto entre dos de los géneros más intensos y extremos de todos los tiempos.

EL PACTO DE LOS LOBOS (2001)

No todas las películas de terror de artes marciales tiene por qué transcurrir en Asia, ¿verdad? ¡Y cuando se trata de “mashups” de género, EL PACTO DE LOS LOBOS lo tiene todo! Dirigido por Christophe Gans, quien dirigió la adaptación de Silent Hill, la cinta toma lugar durante el siglo XVIII cuando una extraña criatura aterroriza a los campesinos, dejando tras de sí un gran número de cadáveres mutilados. Ante el terrible panorama, el Rey Luis XV ofrece una suculenta oferta a aquél que consiga dar caza a la bestia. Así, Gregoire de Fronsac, un valeroso caballero, es enviado a la región de Gévaudan para hacer frente al monstruo. Éste, frívolo y racional, es acompañado por el extraño y taciturno Mani, un indio de la tribu Mohawk. Y, como hemos dicho antes, tiene de todo. Además de mezclar el terror con las artes marciales, también tiene sus momentos de amor, una pizca de humor y más aventura que cualquier película de Indiana Jones.

HISTORIA DE RICKY (1991)

Aquí ya estamos ante una película que no necesita presentación. Es conocida por todas partes por su fusión radical de artes marciales y violencia de lo más extrema. Enviado a una prisión futurista por equivocación, nuestro protagonista Ricky no puede controlar su ira ante el cruel trato que los presos reciben de Cobra, un malvado guardián. Por el componente de gore bestial, la película sigue siendo un favorito de culto entre los fanáticos del manga, el terror y la acción en todo el mundo.

VERSUS (2000)

Dirigido por el gran Ryuhei Kitamura, VERSUS cuenta cómo un convicto escapa al bosque con la ayuda de unos gángsters de la yakuza japonesa. Pero lo que no saben es que están en el “bosque de la resurrección”, donde los muertos vuelven a la vida como zombies. En tan solo dos años desde su estreno en las pantallas niponas, VERSUS se convirtió en una película de culto para los aficionados del gore más extremo. Y no es para menos. VERSUS no es un simple juego de espadas, y está lleno de homenajes al humor y la extravagancia de cineastas como Peter Jackson y Sam Raimi. ¡Imprescindible!

ENCUENTROS EN EL MAS ALLÁ (1980)

La leyenda del cine de acción de Hong Kong Sammo Hung rompió el molde y creó un nuevo subgénero cuando escribió, dirigió y protagonizó esta combinación loca de terror de artes marciales. Sammo interpreta al héroe Bold Cheung, quien es engañado por su esposa infiel y su pareja adinerada para pasar una noche en un templo maldito, como una apuesta. Pero lo que no sabe Bold es que un sacerdote ha sido contratado para desatar a un vampiro y matar a Cheung. Este clásico combina la acción dinámica, el humor slapstick y el terror a la perfección. Y hasta diríamos que tiene el mejor final en la historia del cine y eso ya son palabras mayores.

EVIL FEED (2013)

Evil Feed  de Kimani Ray Smith tiene todo lo que desearías en una película de terror: combates, gore, comedia y acción. Esta película retorcida sigue a un grupo de jóvenes luchadores de artes marciales quienes deciden infiltrarse en un submundo de peleas donde las reglas son un tanto especiales: El perdedor será descuartizado y servido como cena en un restaurante cercano. Suena de locos ¿verdad? Pues es justo por eso por lo que nos gusta. Una película muy entretenida – sobre todo en el aporte de un humor negro muy eficaz – y que la adereza con sangre a borbotones. Era imposible no incluirla en nuestra lista…