Conforme se acerca el invierno, nos nace de dentro esa necesidad masoquista de buscar películas de terror ambientadas en tundras congeladas para helarnos las entrañas. Como todos los que nos seguís en DARK habréis visto la larga lista de clásicos congelados como EL RESPLANDOR o LA COSA enésimas veces, nos hemos expuesto al frío, explorando territorios menos conocidos para desenterrar seis pequeñas joyas congeladas en el hielo.

Muchas veces no es tanto de temer el frío como las circunstancias que lo acompañan, y las películas que hemos incluido aquí aprovechan al máximo el frío glacial, explotando las circunstancias tan desoladoras y aterradoras que el invierno puede traer consigo….

PESADILLA EN LA NIEVE (1972)

Una clara fuente de inspiración para películas como FLORES EN EL ÁTICO y MISERIA, este thriller de Lamont Johnson relata cómo unos secretos familiares oscuros desencadenan una espiral mortal cuando una mujer embarazada, Francesca (Patty Duke), decide viajar a un remoto pueblo de Minnesota, para visitar y poder conocer a la madre de su difunto esposo, muerto en combate en Vietnam. Como llega a la casa en medio de una tormenta de nieve no les queda más remedio a las dos mujeres que quedarse atrapadas en la casa juntas para conocerse… pero ¿realmente están solas?

Aquí, Johnson logró construir una clase magistral en terror psicológico que, como bien sabemos, tiende a ser mucho más eficaz a la hora de atemorizarnos que cualquier baño de sangre.

LA CÁMARA SECRETA (2002)

Pasando por festivales tan reconocidos como Sitges y Fant Bilbao, esta pequeña película infravalorada del cineasta gales Marc Evans sigue a un grupo de voluntarios que aceptan participar en un “reality show” en Internet que consiste en vivir juntos en una casa escondida en medio de un paisaje nevado. Las reglas son sencillas: aguantar dentro de la casa durante seis meses para cobrar un millón de dólares, pero si alguien se marcha, todos se van a casa sin un céntimo. Todo parece fácil hasta que una serie de eventos siniestros comienzan a suceder, sembrando miedo y paranoia entre los concursantes, dejándoles con la difícil decisión entre abandonar la casa y arriesgarse a lo que les puede estar esperando fuera o seguir jugando al malsano juego como conejillos de Indias en un laboratorio de lo más macabro.

THE LAST WINTER (2006)

Un éxito rotundo en el Festival Fancine (entonces llamado La Semana Internacional de Cine Fantástico de Málaga), THE LAST WINTER de Larry Fessenden se trata de una película del subgénero de terror ecológico, inspirada en la explotación de la tierra debido a nuestra dependencia de los combustibles fósiles. Las cosas empiezan a ir muy, pero muy mal en un campamento de explotación de petróleo en el Ártico, pero ¿se debe a causas naturales… o sobrenaturales? Inevitablemente, el pequeño grupo de personajes intrigantes (interpretados por Ron Perlman, James LeGros, Connie Britton, entre otros) empiezan a enfrentarse entre ellos cuando la Tierra empieza a cobrar vidas, y la trama muy singular de la película aumenta con creces el terror que supone estar tan aislado del mundo.

COLD PREY: FANÁTICOS DEL SNOW (2006)

Y seguimos con otra película que pasó por el Festival Fancine del 2006: el slasher noruego de Roar Uthaug que sigue a un grupo de adolescentes que viajan a un espectacular paraje nevado para practicar snowboard. Casi sin tiempo para saborear la diversión, al poco de iniciar el descenso, uno de ellos sufre una fractura múltiple en una pierna. La noche cae sobre el grupo y el coche está lejos. Por suerte, hay un refugio para esquiadores en las cercanías. Al entrar en el refugio, quedan sorprendidos por su aspecto confortable. Quizás demasiado confortable considerando que el último registro data del 1975. Lo que hace que esta película merezca estar en esta lista y que se destaca entre la multitud de películas “slasher” que transcurren en una cabaña es el hecho de que Uthaug nos ofrece una trama mucho más elaborada a lo que estamos muy acostumbrados.

COLONIA V (2013)

Ganadora de la mejor película en la selección Panorama en el Festival del Sitges 2013, Jeff Renfroe logró retratar las desesperaciones de los protagonistas en un ambiente post-apocalíptico muy creíble a pesar del presupuesto disponible.

Con un elenco de lujo: Laurence Fishburne, Bill Paxton y Kevin Zegers, COLONIA V se desarrolla en el año 2045. Tras el comienzo de una era glacial, un grupo de supervivientes vive bajo tierra formando una colonia que lucha por mantener un nivel mínimo de suministros que garantice la convivencia. Pero la situación es desesperada, y a la disminución de alimentos y bajada de temperaturas se suma el corte de comunicaciones con la Colonia V. Se organiza entonces un equipo de rescate, que tendrá que arriesgar la vida para salvar la humanidad ya que se encuentran enfrentados a una nueva raza de humanos caníbales salvajes que se han adaptado a las nuevas circunstancias de la vida.

BLACK MOUNTAIN SIDE (2014)

Aunque sea un claro homenaje a LA COSA de John Carpenter, escritor/director Nick Szostakiwskyj, logra crear una película que asume su propia identidad con un ambiente cargado de terror, en gran parte gracias a unas interpretaciones auténticas y una fotografía soberbia y envolvente.

La película se centra en un grupo de arqueólogos que descubren una antigua estructura enterrada debajo del hielo que data de 10.000 años atrás. Pero nada más encontrar la reliquia que buscaban, las comunicaciones del campamento fallan y todo los miembros del equipo empiezan a notar los efectos muy tóxicos de estar tan apartado de la civilización.

Es una película que realmente funciona ya que Szostakiwskyj es todo un experto en mantener a su público y la pregunta que nos hacemos reiteradamente durante los noventa minutos es: ¿hasta dónde podríamos aguantar si sufriéramos una situación similar? Sin duda, hemos dado el toque final a nuestra lista con una de las mejores películas de terror invernal que hemos visto desde LA COSA.

Se acerca el invierno, lo mejor que puedes hacer es abrigarte con las mejores prendas para luchar contra el frío, buscar un buen refugio, algún lugar donde resguardarse hasta que amaine el temporal. Y, por supuesto, disfrutar del ciclo Hipotermia que hemos preparado para los lunes de noviembre para entrar en calor.