La situación generada por la pandemia “intensifica” los valores que una persona con mucha fortaleza ya practica en su día. Y es que la pandemia esta resaltando nuestra capacidad, como una comunidad, de afrontar unas condiciones de vida muy extremas, crecer a través de ellas y salir fortalecidos. Aunque también cabe mencionar que, como cualquier crisis, este virus ha hecho destacar algunos de los ya evidentes problemas en nuestra comunidad, como por ejemplo el egoísmo.

¿Pero cómo puede estar relacionado todo esto con las películas de terror? Se supone que este tipo de películas tratan sobre temas espantosos. Sirven para mostrarnos situaciones que provocan miedo y repulsión. Por eso tienden a destacar lo peor de la humanidad, y no lo mejor. Dicho esto, el hecho de contar historias de terror nos ayuda a no sentirnos tan solos con nuestros miedos, además de otra cosa: siempre proporcionan algún tipo de lección válida dentro de su marco y suelen analizar cómo actuaremos ante un peligro. Con lo cual, solo hace falta echar un vistazo a algunas de las cintas de terror más emblemáticas de la historia para entender como hemos adaptado a la situación que estamos viviendo todos ahora:

EL RESPLANDOR – del confinamiento a la creatividad

Se sabe que realizar hobbies, pasatiempos y hasta tu trabajo en los confines de cuatro paredes puede fomentar la creatividad. De hecho, esto sirve como ayuda no solo para uno mismo pero para la sociedad ya que muchísima gente no dudan en salir a las ventanas y alegrar al vecindario con un poco de música. Si EL RESPLANDOR de Stanley Kubrick nos enseñó que debemos evitar la mentalidad de «No por mucho madrugar amanece más temprano». Por supuesto, hay que mantener la creatividad viva mientras estamos encerrados dentro de los confines de nuestra casa, pero también hay que divertirse de vez en cuando – tanto en el trabajo como en la vida privada. Hay que trabajar pero también jugar duro, porque un exceso de trabajo combinado con el aislamiento te llevará a un laberinto de frustraciones.

BABADOOK – hay que escuchar los miedos de vuestros hijos…

Como padre o madre, te enfrentas al miedo en muchas formas. Tienes tus propias preocupaciones respecto a la seguridad de tu hijo, y también tienes que abordar todos los temores de tu hijo, desde el coronavirus hasta que su puré de patatas roce con sus vainas verdes. El cine de terror, aunque sea puramente sobrenatural, nos enseña a tomarnos esas preocupaciones muy en serio. Nos viene a la cabeza la película australiana BABADOOK de 2014. Se trata de una madre soltera y su hijo de seis años, que está siendo perseguido por un monstruo. La madre lo considera como una de esas fantasías sobre «monstruos debajo de la cama». Pero por supuesto, el Babadook resulta ser muy real. La película funciona como un buen recordatorio, si bien extremo, de que por muy inocentes que parezcan algunas preocupaciones de los niños, el miedo que hay detrás de ellas es realmente legítimo.

PESADILLA EN ELM STREET – mucho cuidado en la bañera.

Seguramente estarás pensando que estarás a salvo en la seguridad de tu casa. ¡Te equivocas! Justo cuando pensabas que era seguro disfrutar de un agradable y relajante baño de burbujas en casa, Freddy Krueger anda muy cerca. En la cinta original PESADILLA EN ELM STREET, la pobre Nancy no ha logrado conciliar el sueño desde hace mucho tiempo. Ella decide relajarse en un baño de burbujas. Por desgracia, su baño de relax se convierte en una pesadilla cuando se queda dormida. ¡Nunca te quedes dormida en la bañera! No sólo es peligroso porque te puedes ahogar, sino porque ahora Freddy te puede pillar. La puerta estará cerrada con pestillo y ¿quién te podrá salvar de Fred?

¡Nadie te va a rescatar ahora! ¡Nunca hay que echarse la siesta en la bañera!

REFLEJOS – del confinamiento a la modestia

Los espejos tienen una presencia constante en las cintas de terror. Los espejos casi siempre son un mal presagio en las películas de terror – durante el día no suele pasar nada, pero por la noche, mirar a tu reflejo es un no rotundo y desde luego ya te puedes ir olvidando de abrir el armario con espejos… Si sufres un miedo irracional a los reflejos entonces algo como REFLEJOS es una cinta perfecta para sembrar tus sueños con pesadillas, o en el caso de la pandemia que estamos viviendo ahora, quizás te ayudará a dejar de mirar a tu reflejo una buena temporada para poder olvidar de las pintas que muchas tenemos ahora ya que pasamos la mayoría del día en pijama, sin acceso a peluquerías, sin afeitarnos, y una larga lista de etcéteras. En este relato, estás en peligro no solo delante de los espejos, sino en cualquier superficie donde haya algún tipo de reflejo. El demonio de esta película protagonizada por Kiefer Sutherland, actúa a través de los reflejos de las personas que, de alguna manera, pueden matar a su dueño. Y la verdad es que es muy difícil pensar en otra película donde se «refleja» mejor este miedo.

LA SEMILLA DEL DIABLO – La importancia de la autosuficiencia si vives solo.

En tantas películas de terror, la protagonista tiene que depender de sí misma. LA SEMILLA DEL DIABLO es el ejemplo perfecto. Aquí vemos a una mujer que aparentemente tiene todo. Vive en un acogedor bloque de pisos; tiene un marido aparentemente encantador y ambicioso; tiene el apoyo de sus vecinos. Pero poco a poco se va dando cuenta de que la gente de la que depende es la que más ganas tiene de hacerle daño. Por suerte, muchos de nosotros no tendremos la mala suerte de estar viviendo entre satanistas. Pero todos hemos estado en una situación en la que alguien en quien confiábamos nos ha decepcionado. Al final de todo, la mejor solución suele consistir en ayudarte a ti mismo.

BIENVENIDOS A ZOMBIELAND – hay que mantenerse en forma

Desde luego, también son importantes la coordinación y la vista ante cualquier crisis, pero una de las armas más importantes para defenderse contra cualquier peligro que haya fuera es el ejercicio ficticio, pero cuando empieces a correr, procura no tropezarte. Quizás el mejor ejemplo de esto es Zombieland, una película en la que los protagonistas plantean la importancia de los ejercicios cardiovasculares. Acuérdate, no hace falta ser el más rápido, pero desde luego no querrás ser el más lento. Mientras estés en mejor forma que otra persona, siempre podrás escapar de lo que viene a por ti.

NOCHE DE BODAS – del confinamiento al ocio

Aún en la era de los videojuegos, donde casi todo el entretenimiento es virtual, siguen manteniéndose en alza los juegos de mesa. No tienen ninguna innovación tecnológica, solo unas cartas, unos dados y, en ocasiones, un tablero. Con estos ingredientes (incluso teniendo todos ellos una adaptación al móvil), este entretenimiento sobrevive a las pantallas. Esto es algo que se resalta en la película reciente, NOCHE DE BODAS. A pesar de la ansiedad que induce la película a causa de un juego de mesa específico, es una película que nos recuerda que este tipo de juegos son una herramienta fundamental para reunir a toda la familia, no sólo en las celebraciones sino también en los momentos más desafiantes de nuestras vidas.

DESMEMBRADOS – del confinamiento a la solidaridad

Esta película nos recuerda lo importante que es trabajar en grupo, pero también que el teletrabajo no tiene porque ser tan terrible como lo imaginamos. La sensación de estar lejos es algo que nos hemos sentido todos durante este largo período de confinamiento, por lo que es fundamental adaptarse para mantener una buena comunicación con nuestro equipo. Todo esto quedó plasmado en la película británica, DESMEMBRADOS (disponible en DARK), una cinta en la que los empleados de una compañía dedicada a la venta de armas son obligados a participar en un retiro en las montañas para fomentar el compañerismo. Sin embargo, en lugar de descanso y diversión, los trabajadores se ven inmersos en una pesadilla cuando un grupo de asesinos decide acabar con ellos.

HOSTEL – del confinamiento al egoísmo

Todos y todas somos responsables de que esto no vaya a más, respetemos el confinamiento y no utilicemos la picardía y el engaño para no cumplir lo que en realidad debe ser nuestro deber y nuestro derecho, solo así venceremos. Esto es algo que ha sido puesto en evidencia durante las últimas semanas en la forma de compras compulsivas o infracciones del confinamiento. Y este fenómeno queda plasmado en su forma más extrema en HOSTEL de Eli Roth, una película en la cual existe una «trampa turística» donde se paga por matar turistas para satisfacer sus placeres. Todo forma parte de una agrupación con contactos en diversas esferas del poder. Cabe señalar que la cinta pretende mostrar nuestra ignorancia con respeto al mundo que nos rodea, algo que seguramente tiene que ver con el hecho de que tanta gente no respetó el toque de queda al principio.

LA COSA – del confinamiento a la confianza (… o falta de)

La versión de John Carpenter de esta historia presentaba a una sociedad disfuncional en una comunidad confinada de investigadores antárticos. El grupo se encuentra abarrotado por la tensión y la desconfianza, y los hombres no consiguen unirse para vencer al misterioso intruso. La tensión aumenta a causa de las inquietudes que surgen sobre quién es humano y quién no, y es una perfecta lección sobre la importancia actual de poder trabajar todos juntos para superar un problema, pero también de no confiarse tan fácilmente a todo el mundo, ya que podríamos estar ya infectados por este virus y tenemos que procurar proteger a todos los demás del riesgo. Sin lugar a dudas, LA COSA es una de las películas más relevantes en estos momentos.