Tal día como hoy, hace 17 años, se estrenaba Cabin Fever de Eli Roth en EEUU; una cinta que dio un fuerte empujón al cine de terror contemporáneo y se convirtió rápidamente en una cinta de culto.

La película se desarrolla en una alejada cabaña en lo profundo de un bosque donde un virus caníbal muy contagioso convierte a cinco amigos que están de vacaciones en paranoicos y hostiles seres que se intentarán eliminar entre ellos. Ver a este grupo dispar de protagonistas «asesinados» por el virus mortal poco a poco de la forma más visceral hace que sea una de las películas más difíciles de digerir del siglo, en el mejor sentido de la palabra. Por lo tanto, para celebrar su aniversario hemos querido homenajearla con una selección de curiosidades que quizás no conocías.

– Aunque se consideró a Roth como una repentina sorpresa en el mundo del terror, lo cierto es que hacer CABIN FEVER llevó más tiempo del esperado. El guión ya estaba escrito en 1995, y la cinta se estrenó 8 años después ya que le llevó al director 6 años para conseguir el dinero.

– Eli Roth tuvo la idea de esta película mientras trabajaba en Islandia en una granja de caballos. Tuvo una infección cutánea tan grave a causa de la paja podrida en el establo que le salieron llagas en la cara que sangraron cuando se afeitaba.

– Durante ese tiempo, mucha gente le decía que estaba loco porque el género de terror estaba muerto. Sin embargo, la perseverancia del joven cineasta hizo que no se rindiera y al final pudo realizar su sueño.

– El rodaje no fue nada fácil. Casi todo el equipo pensaba que no terminarían de rodar. El primer día de rodaje los inversores se echaron atrás por el miedo que se tenía al ántrax en aquel momento. Hay que recordar que se empezó a rodar la cinta solo un mes después del 11 de Septiembre.

– La escena de los «tortitas» fue improvisada durante el rodaje cuando Roth vio a Matthew Helms practicando Taekwondo durante un descanso. Se enteró de que Helms tenía un cinturón negro en la vida real, así que decidió añadir la escena para darle la oportunidad a Helms de mostrar lo que podía hacer.

– Para llevar cosas hasta el lugar del rodaje, se contrató a 1 conductor con camión. El conductor no podía imaginar lo reales que eran las réplicas para la cinta hasta que decidió llevarse un  recuerdo a casa. Lo que se llevó fue un cuerpo sin cabeza y lo puso en el asiento de detrás. Eran las 23:00 de la noche y ya volvía a casa cuando la policía lo paró. En el momento que el agente vio el supuesto cuerpo decapitado, sacó la pistola, la apuntó y le hizo bajar del coche. Por suerte todo acabó en risas cuando vieron que el cuerpo era de mentira…

– Mientras rodaban una escena con mucha sangre, Rider Strong decidió ir a dar un paseo por el bosque entre las escenas. Cubierta en sangre de los pies a la cabeza, se encontró con un grupo de 35 colegialas, que estaban en un viaje de estudios. Las chicas gritaron al ver a este excursionista bañado en sangre, y gritaron aún más fuerte cuando se dieron cuenta de que era la protagonista de YO Y EL MUNDO (1993). Las chicas persiguieron a Rider por el bosque. Al final Strong volvió con el equipo de rodaje, y juró que nunca más se alejaría del set entre las escenas.

– Peter Jackson se enteró de CABIN FEVER por medio de sus colaboradores en EL SEÑOR DE LOS ANILLOS. Se quedó intrigado y pidió que se le mandara una copia a Nueva Zelanda, donde estaba rodando EL RETORNO DEL REY y se quedó tan impresionado por lo que vio que decidió parar su rodaje para hacer un pase de CABIN FEVER para todo su equipo.

No solo pasó esto, sino que Jackson invitó a Roth al rodaje de EL RETORNO DEL REY y habló públicamente de lo buena que era su película.