Tal día como hoy, hace 18 años, se estrenaba Jason X en Los Angeles y Nueva York; la décima entrega de la franquicia Viernes 13 y protagonizada por Kane Hodder como el asesino no-muerto Jason Voorhees y su contrafigura futurista, Uber Jason. Criticada en su día por los más puristas, al final el tiempo le va a favor a la cinta y la verdad es que es una propuesta que suma a la saga, por desorbitada que sea.

Con motivo del 18º aniversario del estreno de la cinta, lo que sigue es una lista de curiosidades que nos ayudan a aclarar muchos de los despropósitos que lograron salid en la película más demencial – y divertida – de la saga Viernes 13.

– Aunque la película fue un fracaso desde el punto de vista de la crítica y su recaudación financiera cuando se estrenó en salas, consiguió recaudar más del triple de los gastos de producción cuando llegó a DVD. Según las estadísticas, es una de las películas más exitosas de la saga Viernes 13.

– Durante el proceso de desarrollo de la cinta, el director Jim Isaac, el productor Noel Cunningham (hijo de Sean), y el guionista Todd Farmer dieron vueltas a todos los escenarios que se les ocurrieron: Jason en la nieve, bajo el agua, en el ártico, en L.A. luchando contra las bandas, en un safari. Incluso llegaron a plantearse una escena que tuvo lugar en el circuito de la NASCAR. Farmer sugirió «en el espacio» porque sabía que Freddy contra Jason estaba de camino, y lo mejor sería que Jason X se estableciera después de esa épica enfrentamiento.

– El guionista Todd Farmer se basó mucho en Alien, el octavo pasajero (1979), y hasta nombró a uno de los personajes Dallas, como un homenaje al personaje de Tom Skerritt en la película de Ridley Scott.

– Jim Isaac quería que las interpretaciones fueran las mejores de la saga. Grababa los ensayos para verlos y tras verlos se le ocurrían nuevas ideas. El problema radicaba en que se centraba en reescribir el guión, ya que gran parte del tiempo Isaac ni siquiera sabía si lo que ensayaban los actores iba a aparecer en la película.

– Betsy Palmer estaba trabajando en una obra de teatro en Toronto cuando se estaba rodando Jason X. Según Palmer, uno de los productores se puso en contacto con ella para ver si quería volver a interpretar su papel de Pamela Voorhees. No llegaron a un acuerdo, y el personaje no apareció en la película.

– Los escombros espaciales que vemos flotando en el espacio llevan escrito en el lateral «Cunningham Realty». Es una referencia al nombre del productor Noel Cunningham, hijo del productor ejecutivo y creador de la cinta original de Viernes 13 (1980), Sean S. Cunningham.

– El cameo de David Cronenberg surgió como un favor a su ex compañero Jim Isaac (director de Jason X) por haberle prestado su equipo de producción canadiense. A cambio, quería que lo mataran en la gran pantalla.

– La escena del «saco de dormir» se realizó por primera vez en Viernes 13 VII:  Sangre nueva (1988). En realidad fue un momento improvisado por Kane Hodder en esa película a causa de la frustración de tener que repetir la misma escena una y otra vez. Jason X fue la última vez que pudimos ver a Kane Hodder como Jason. Ken Kirzinger asumió el papel de Freddy contra Jason (2003) y Derek Mears tomó el papel para el «reboot» de la saga.

– Esta es la primera película de la saga de Viernes 13 que recurre a los efectos digitales para los planos de asesinatos y gore. Aquí Jason mata a 28 personas, más que cualquiera otra película en la saga «Viernes 13».

– En la escena final, cuando la máscara de Jason cae en un lago en la «Tierra 2», quedó en el aire la posibilidad de una secuela. Sin embargo, el fracaso crítico y financiero de la película, junto con el próximo Freddy vs. Jason (2003), se tradujo en que nunca se llevaría a cabo.