Un 1 de septiembre, hace 25 años, se estrenaba la audaz y singular película, ÁNGELES Y DEMONIOS. Escrita y dirigida por Gregory Widen en su debut como director, la película amasó un enorme seguimiento y un gran respeto por el protagonista, Christopher Walken, que posteriormente apareció en dos de las cuatro secuelas.

Protagonizada también por Elias Koteas, Virginia Madsen, Eric Stoltz y Viggo Mortensen, la película cuenta la historia del Arcángel Gabriel (Walken) y su búsqueda por un alma malvada en la Tierra, y de un detective de policía (Koteas) que, inadvertidamente, se verá involucrado en medio de una guerra civil angélica.

Para celebrar el 25 aniversario de la película, lo que sigue es una selección de anécdotas sobre la búsqueda del Arcángel Gabriel de un alma malvada…

– Viggo Mortensen afirma que, antes de rodar su escena juntos, Christopher Walken se comió varios dientes de ajo enteros.

– La película fue filmada en 1993 y se estrenó dos años más tarde, en 1995. Este era el modus operandi de Weinstein, ya que se rodaba una película antes de editarla, reeditarla y por último estrenarla uno o dos años más tarde.

– Como si se tratara de un presagio, en 1993, dos años antes del estreno de esta película, Christopher Walken interpretó un papel muy similar al de su personaje del Arcángel Gabriel en ÁNGELES y DEMONIOS. En el videoclip de Madonna para la canción «Bad Girl» (de su álbum «Erotica»), Walken interpreta al Ángel de la Muerte que persigue sigilosamente a una mujer (Madonna) mientras su estilo de vida la destruye. Aunque no tiene voz, sus gestos y su aspecto son muy similares a los de Gabriel, incluso en su pelo liso, su piel pálida y su vestuario negro.

– Gabriel intenta analizar a todos los niños de la escuela para ver si tienen el alma de Hawthorne dentro de ellos. Para ello, deja que dos de ellos soplen un cuerno que tiene, (se supone que el hecho de que Gabriel sople el cuerno es la señal del fin del mundo) pero advierte que hay que hacerlo con mucho cuidado, y poco a poco.

– La película cuenta con la participación de Christopher Walken, Amanda Plummer y Eric Stoltz. Los tres participaron en Pulp Fiction (1994) un año antes, aunque ninguno de ellos tuvieron escenas juntas. En esta película Christopher Walken si comparte escenas con ambos actores.

– Hay múltiples referencias religiosas con distintos grados de sutileza. Cuando a Simon le dicen que la chica que está a punto de esconder el alma de Hawthorne se llama Mary, susurra «¿Como no?». Luego tienes otras referencias menos obvias como la de Tomás, el sacerdote que perdió su fe, llamado así por el apóstol que no creía que Jesús había vuelto a la vida, o cómo en la Biblia, Gabriel tenía el poder de provocar una conmoción en la gente con su mera presencia y también ayudó al profeta Daniel con sus visiones apocalípticas.

– Esta fue la segunda película de terror de Virginia Madsen después de Candyman, el dominio de la mente (1992). Posteriormente protagonizó una tercera película, Exorcismo en Connecticut (2009). Aunque Madsen también estuvo involucrada en The Haunting (La guarida) (1999), su aparición quedó en una sola escena al principio de la película como Jane, la hermana de Nell (Lili Taylor).

– Tras el prólogo vemos a Thomas Dagget fumando en la azotea de un edificio, con su voz en off recitando un fragmento de la Biblia de San Pablo: «Incluso ahora en el Cielo había ángeles que llevaban armas letales». Este fragmento no existe en la Biblia. Fue creado expresamente para la película.

– Los pájaros simbolizan a los ángeles. Por ejemplo, Gabriel se posa en un banco y se ve como la silueta de un pájaro. Lucifer explota convirtiéndose en cuervos cuando se va al principio de la segunda película. Pyriel se abalanza sobre Danyael como un ave de presa. Gabriel explota convirtiéndose en palomas al irse al final de la tercera película.

– Buscando entre las pertenencias de Uziel, Thomas Dagget encuentra una antigua Biblia escrita a mano que incluye el capítulo 23 del Libro de Revelaciones del Apóstol Juan (el Apocalipsis), y Dagget traduce una parte de ésta como: «Y hubo ángeles que no pudieron aceptar la elevación del hombre por encima de ellos, y como Lucifer se rebeló contra los ejércitos del leal arcángel Miguel. Y se desató una segunda guerra en el Cielo». Aunque el Libro de Revelaciones tiene 22 capítulos, esto no es un error, ya que fue creado específicamente como parte de la trama.