«Bienvenidos a un mundo donde la muerte es solo el principio»

Hoy, el 18 de Octubre, alcanza 35 años Re-Animator de Stuart Gordon, una versión actualizada de la historia de Frankenstein basada en la novela de H.P. Lovecraft. En esencia, se trata de una exploración de lo fácil que es llevar la ciencia demasiado lejos.

La historia sigue a Herbert West, un excéntrico estudiante de medicina quien es expulsado de una universidad en Suiza debido a sus cuestionables experimentos. Herbert viaja a EEUU, donde se matricula en la Universidad de Miskatonic para continuar con sus experimentos, que tienen la intención de alcanzar la fórmula que permita reanimar a los muertos.

Para celebrar el 35º aniversario, lo que sigue son una selección de curiosidades de este clásico de culto de ‘body horror’ que nos ofrece cabezas cortadas, gatos que vuelven de la muerte… dos veces, y una de las escenas de sexo más locas jamás experimentado en el cine de terror…

– La idea de hacer la película surgió de una conversación que Stuart Gordon tuvo con amigos acerca de las películas de vampiros. El pensaba que había demasiadas películas sobre Drácula y quiso ver una sobre Frankenstein. Un amigo le preguntó si había leído «Herbert West-Reanimator» de H.P. Lovecraft. Gordon había leído la mayoría de las obras de este autor, pero no esa historia, que hacía tiempo que estaba descatalogada. Se fue a la Biblioteca Pública de Chicago y leyó su copia y todo lo demás es historia.

– En un principio, Stuart Gordon no pensó en un largometraje, sino en un piloto de media hora. La media hora, claramente insuficiente, se transformó en 13 capítulos de una hora pero Brian Yuzna convenció a Gordon de que la historia merecía ser contada en un largometraje.

– En un principio, Stuart Gordon y Dennis Paoli tenían la intención de ser fieles a la historia de H.P. Lovecraft, pero al final la película tenía poco en común con la historia original ya que pretendía ser una parodia de «Frankenstein».

– Lovecraft nunca le gustó demasiado sus historias de «Re-Animator» y sólo las escribió porque le daban cinco dólares por cada entrega.

– Las notas del tema de los títulos de crédito iníciales recuerda a la banda sonora de PSICOSIS, obra del compositor Bernard Hermann. Incluso esos mismos créditos iníciales son todo un homenaje a los que el diseñador Saul Bass realizó para la película VÉRTIGO de Alfred Hitchcock.

– El médico que Herbert West resucita en la primera escena se llama Hans Gruber, igual que el malo de La Jungla de Cristal (1988), que se estrenó tres años después de esta película.

– ARNOLD SCHWARZENEGGER APARECE EN RE-ANIMATOR… «MAS O MENOS». Melvin, el primer cadáver en ser reanimado es interpretado por el Peter Kent, el doble de Arnold en un sinfín de cintas, desde TERMINATOR (1984) hasta UN PADRE EN APUROS.

– El papel del doctor Carl Hill fue escrito para Christopher Lee, pero cuando Lee rechazó el papel, David Gale fue elegido en su lugar.

– Barbara Crampton sorprendió a la gente con una pregunta que nadie había pensado antes sobre la escena en la que el cuerpo de Hill se cuela en el depósito de cadáveres con una cabeza falsa. «Si consigue colocar esa cabeza falsa en sus hombros, ¿por qué no podría haber puesto su cabeza de verdad en sus hombros?»

– El fluido luminiscente que vemos inyectar a las cobayas humanas del Dr. West es LA PRIMERA VEZ que se usa en una producción cinematográfica. Esta sustancia no era otra que la que rellena las barritas luminosas que se usan como luz fría en diversas actividades.

– El responsable de maquillaje, John Naulin, tomó fotografías de cadáveres reales de una morgue cercana para estudiar los distintos tonos que adopta la piel muerta y así dar más verosimilitud a los que vemos en el film..