El teléfono empezó como un medio de comunicación mágico en un mundo donde sólo existía correspondencia lenta y fulminantes telegramas. Hoy en día, el mundo se ve transfigurado generando una enfermiza adicción a los móviles, hasta tal punto que se ha convertido en una fiebre imparable para hablar, jugar, ver cine, series de televisión y hasta cometer crímenes antes impensables. Como consecuencia de tanto uso del móvil en el siglo XXI, la adopción generalizada del uso de los teléfonos en las cintas modernas se ha convertido en una queja común entre el público, sobre todo entre los fans del cine de terror, ya que una gran mayoría de los guiones recurren en alguna de las explicaciones más trilladas y/o absurdas por las cuales los protagonistas no pueden usar sus teléfonos, como por ejemplo quedarse sin batería o las tres palabras más temidas, “No hay señal”. Antes de un mundo con teléfonos móviles, en las películas de terror, la posibilidad de pedir ayuda se quedaba limitada a las salas de estar y si los eventos que tuvieron lugar en sitios tan míticos como Camp Crystal Lake o el Overlook Hotel hubieran ocurrido en el mundo contemporáneo, muchos terrores cinematográficos podrían haberse evitado si los desafortunados protagonistas hubieran tenido un móvil a mano.

Con esto en mente, hoy hemos recopilado una lista de cinco películas de terror de culto que podrían haberse resuelto mucho antes si hubieran tenido lugar en la era de los smartphones…

PSICOSIS (1960)

En esta película pionera de Alfred Hitchcock, la protagonista, Marion (Janet Leigh), toma la decisión equivocada de registrarse en el Bates Motel, donde el dueño, Norman Bates (Anthony Perkins), y su madre esconden un secreto muy oscuro. Si se hubiera tomado un momento para descargar la aplicación “Trip Advisor” en su móvil para leer algunos comentarios de clientes anteriores, seguramente habría elegido otro sitio donde pasar la noche después de leer las reseñas de una estrella sobre el propietario intimidante.

EL RESPLANDOR (1980)

Jack Torrance (Jack Nicholson) parece ser un gran padre al principio. Él sólo tiene  buenas intenciones llevando a su familia a una escapada en una montaña aislada, pero resulta que Jack es tan bueno planificando eventos familiares como Greg Focker o Clark Griswold. Las cosas van de mal en peor cuando empieza a coger el gustillo de tomar un trago de whisky con los fantasmas en la Habitación Dorada para luego jugar al escondite con su familia. Con Jack en el alboroto, su hijo Danny intenta pedir ayuda usando sus habilidades psíquicas pero el único otro personaje en la película con los mismos poderes es el chef del hotel, que no resulta muy útil cuando las cosas se ponen feas. Tal vez con un teléfono móvil a mano, Danny podría haber llamado a alguien un poco más útil. Pero por otro lado, THE PHONING en vez de THE SHINING hubiera sido un título algo menos enigmático ¿No crees?

VIERNES 13 (1980)

El siniestro Camp Crystal Lake es el escenario de este slasher de los años 80 de Sean S. Cunningham, donde un misterioso psicópata está asesinando brutalmente a adolescentes de vacaciones de verano. Aunque se cree que el asesino es Jason Voorhees, un niño desaparecido del año anterior, como bien sabemos todos ya, en realidad el villano en cuestión es la madre de Jason. Tal vez con la app de Facebook en sus bolsillos, algunos de los adolescentes podrían haber visto algunas fotos de la familia Voorhees para así saber no abrir la puerta para la furiosa matriarca cuando llega al campamento.

EL SEXTO SENTIDO (1999)

EL SEXTO SENTIDO relata la historia de Cole Sear, un niño que ve muertos, uno de los cuales es el mismo psicólogo (Malcolm Crowe) como alma errante, que, ya muerto, toma el caso de Cole para resarcirse del fracaso que tuvo con Vincent, el psicópata que le asesina, cuando aquel era joven. Cole no le cuenta a nadie lo que le está ocurriendo, aparte de Crowe. Si Vincent hubiera tenido un smartphone, seguramente habría visto algo sobre su propio asesinato en las noticias. O al menos se hubiera dado cuenta de que era un fantasma cuando intentó coger su móvil sólo para que su mano lo atravesara.

EL PROYECTO DE LA BRUJA BLAIR (1999)

En 1999, EL PROYECTO DE LA BRUJA BLAIR aterrorizó al público por todo el mundo y fue un éxito absoluto en la taquilla. La cinta mostró al mundo lo factible que podía ser rodar una película de terror más que eficaz sin la necesidad de un gran presupuesto o estrellas taquilleras e, inevitablemente, las películas de “metraje encontrado” comenzaron a apoderarse del mercado poco después. La historia sigue a tres jóvenes cineastas que se van de excursión a Black Hills para grabar un documental sobre una leyenda local, la bruja de Blair. Cuando Heather (uno de los cineastas) pierde su mapa, el grupo se encuentra perdido y lo que realmente necesitaban era un móvil con la aplicación de Google Maps para encontrar su camino a casa … y la linterna del clásico Nokia 3310, que, como todos saben, es la linterna más brillante jamás sacada al mercado.

Como ves, tantas cintas de terror de la era anterior a los smartphones habrían sido mucho más cortas si los protagonistas hubieran tenido un teléfono móvil en el bolsillo (y por lo menos una barra de señal, claro).

¿Se os ocurren algunas cintas clásicas que hubieran sido muy distintas con la inclusión de algo iDevice en el guión? Déjanos tus comentarios en Facebook o Twitter

Más en el Blog5 terroríficas películas de terror basadas en cuentos de hadas