El «Día de los Compañeros de piso» se celebra cada 24 de marzo en todo el mundo.

Y a la hora de compartir un piso, todo es blanco o negro, ya que existen dos clases de personas: Los compañeros de piso increíbles, y los compañeros de piso infernales.  No hay pruebas científicas de esto todavía, pero algunos dicen que el compañero de piso con el que acabas es producto de la buena suerte o de algún karma del pasado. Por lo tanto, la pregunta del millón es: ¿estás viviendo con un compañero de piso culpable de la subida de la tensión arterial? ¿O eres tú mismo un compañero infernal? Averigua la respuesta con la ayuda de esta lista de los 5 compañeros de piso más memorables del cine de terror…

ZOMBIES PARTY (2004)

El compañero de piso: Ed

Sus malos hábitos: ¿Es técnicamente un compañero de piso? Aunque dudamos que Ed esté incluido en el contrato de alquiler, no hay duda de que pasa mucho tiempo en el salón de Shaun y Pete.

Se queda en su sofá, y desperdicia sus días traficando drogas, jugando con la consola y comiendo Cornettos.

Si viviéramos con él: pasaríamos todo el día jugando videojuegos y después le enviaríamos a la casa de otro amigo. Una rotación podría ser la mejor solución en este caso, creemos.

LEYENDA URBANA (1998)

La compañera de piso: Tosh Guaneri

Sus malos hábitos: En primer lugar, pinta su lado del dormitorio de negro. Después trae chicos a casa para practicar sexo salvaje y ruidoso, muy a disgusto de su compañera de piso Natalie (Alicia Witt). Al final, un asesino en serie perturbado se obsesiona con ella y la usa para hacer realidad una leyenda urbana.

Si viviéramos con ella: Organizar una fiesta invitando a todos los universitarios a quedarse una semana.  Eso debería aclarar las cosas con Tosh.

Mujer blanca soltera busca… (1992)

La compañera de piso: Hedra ‘Hedy’ Carlson

Sus malos hábitos: En un principio tímida y modesta, Hedra se convierte en la compañera del infierno cuando se instala con la atractiva programadora de ordenadores Allie (Bridget Fonda).

Borrando los mensajes telefónicos que Allie recibe de chicos, copiando su peinado y vistiéndose como ella, la obsesión de Hedy se va haciendo cada vez más evidente hasta que se convierte en una auténtica psicópata, matando a su cachorro y después matando al pretendiente de Allie.

Si viviéramos con ella: Aprovecharíamos de las ventajas de tener un «clon» dejando que Hedy haga todas las tareas que nadie quiere molestarse en hacer.  Revisiones oftalmológicas, clases de conducir, lo de siempre.

LA SOGA (1948)

Los compañeros de piso: Brandon Shaw y Phillip Morgan

Sus malos hábitos: Estos hombres son iguales, pero siguen siendo dos personas odiosas que coexisten como compañeros de piso.

¿Cómo así? Pues, deciden llevar a cabo un asesinato como un experimento, matando a un antiguo compañero de clase sólo con el fin de «correr el peligro».

Si viviéramos con ellos: Seríamos las personas más paranoicas del planeta.

SU MEJOR AMIGA (2011)

La compañera de piso: Rebecca Evans

Sus malos hábitos: Rebecca se obsesiona por completo con su compañera Sara cuando acaban compartiendo habitación en la misma residencia.

Con el fin de monopolizar todo el tiempo de su hermosa compañera, Rebecca hasta llega a hacerse pasar por Sara para hablar por teléfono con un ex-novio.

Si viviéramos con ella: Pediríamos una orden de alejamiento de inmediato.  Y dividiríamos los bienes de la habitación a nuestro favor. ¡Aléjate de nosotros, Rebecca!