Siempre hay una cinta que marca un antes y un después en un sub-género concreto. Una cinta que es el origen de todo lo que vendrá. Los años 80 fueron una fuente de la que no dejaban de brotar geniales películas que marcarían una época. Hay cientos de ejemplos pero en el caso de las películas sobre bichos gamberros haciendo maldades, Gremlins de Joe Dante fue considerada como el producto original – a pesar de predecesores muy infravaloradas LOS BOOGENS del 1981. Como GREMLINS fue un bombazo en su estreno, no tardó en tener varias sucesoras con muchas similitudes y éxitos muy dispares.

De entre todas esas sucesoras, Critters (1986) de Stephen Herek es una de las películas más reconocidas como copia de los Gremlins y si bien forma parte del mundo del cine b, cabe decir que, en su momento, supuso todo un éxito para sus creadores. Y ahora, 27 años después de su última película, las grotescas e insaciables criaturas rodantes están de vuelta en CRITTERS AL ATAQUE, una nueva cinta de la nueva división de Warner Bros. «The Blue Ribbon». Es una continuación directa de la historia original y Dee Wallace regresa como Helen Brown para pelear contra las comelonas criaturas espaciales.

Con motivo de su estreno en EE.UU. (23 de julio), vamos a recordar una selección de las mejores películas de bichos gamberros…

FIERAS RADIACTIVAS (1981)

3 años antes de la llegada de los Gremlins y basada en la novela «Las Ratas» de James Herbert, maíz tratado con esteroides provoca que las ratas de la ciudad adquieran el tamaño de un perro y comiencen a atacar a los habitantes. Una agente del Departamento de Salud se irá encontrando de modo paulatino pistas que le conducen hacia esa conclusión.

El director Robert Clouse (especialista sobre todo en cine de acción) consigue sacar buen partido a la atmósfera fría de Toronto, y las escenas con las ratas son bastante emocionantes. Los animales se ofrecen mezclando tomas reales de los roedores deambulando por maquetas reducidas, planos reales con perspectiva forzada y primeros planos de primitivos animatronics, algo mal diseñados (y a veces son perros disfrazados como ratas), pero lo cual les confiere una gran fealdad y, por tanto, cierta efectividad. Muy recomendable

GHOULIES (1985)

Ghoulies de Luca Bercovici se considera como la primera copia directa de los Gremlins pero no pretendía ser más que eso y por esa razón seguimos recordándonos de esos bicharracos del váter más de tres décadas después:

Antes de que los Ghoulies fueran a la universidad, no eran más que pequeños monstruos, nadando en los váteres de las casas. Después de heredar una fabulosa y desvencijada mansión, Jonathan Graves y su prometida Rebecca deciden invitar a todos sus amigos a una suntuosa fiesta de inauguración. Entonces deciden dar la cara los Ghoulies….

La película en sí es divertida, tiene el espíritu de la Serie B de los ’80. Un buen punto es el de que los varios bichos tengan sus rasgos y su personalidad pero sobre todo lo bien realizados que están. Merece la pena echarle un ojo.

MUNCHIES (1987)

De la mano de Roger Corman, unos bichos muy, pero muy similares a los Mogwais llegan a la tierra con ganas de juerga. Les gusta la cerveza y la comida rápida. No sólo se parecen mucho a los originales sino que comparten un miembro del equipo de rodaje ya la cinta está dirigida por Tina Hirsch que fue la responsable de montaje de GREMLINS. Y por si eso fuera poco, dos de los actores Paul Bartel and Robert Picardo llegaron a tener papeles en GREMLINS 2. El mundo de los bichos gamberros es un pañuelo.

ELVES (1989)

Te podemos asegurar que pocas películas de terror navideñas han logrado superar las locuras y perversidades que te vas a encontrar en ELVES. Esta cinta de Jeffrey Mandel está protagonizado por Julie Austin en el papel de Kirsten, una mujer joven que despierta a un antiguo elfo demoníaco de la Navidad sin querer cuando se corta la mano en el bosque durante un ritual pagano de la Anti-navidad. El elfo resulta ser figura central de una conspiración neo-nazi que pretende crear la raza superior con la que Hitler había soñado siempre conquistar el mundo. Kirsten y dos de sus amigas luego se encuentran atrapadas en una tienda en un centro comercial con el elfo asesino, y sólo Mike McGavin, un ex policía alcohólico que ahora trabaja como el Santa Claus en el centro, puede salvarlas. Estamos ante una muestra de puro cine Z y sin duda una de las mejores películas malas de terror navideño de la historia.

ATTACK THE BLOCK (2011)

Ahora, de los creadores de Zombies Party, nos vamos a un barrio humilde de Londres que será testigo de una invasión de alienígenas emparentados con los gorilas, y que en 2011 se convirtieron en protagonistas absolutos de esta cinta de Joe Cornish, un guionista (Ant-Man, Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio) con afición por la dirección que se encargó de esta humilde pero eficaz película.

Chicos de barrio dispuestos a combatir una invasión, interpretaciones soberbias (John Boyega, Jodie Whittaker y Nick Frost, entro otros) y unos toques de humor ingeniosos redondean esta cinta que ha nacido para llevar la etiqueta de cinta de culto.