Uno de los monstruos más famoso de todos los tiempos es Frankenstein. Este personaje de ficción apareció por primera vez en la novela de Mary Shelley,»Frankenstein o el moderno prometeo». Esta gran obra merecía un reconocimiento y es por eso que se celebra el Día Mundial de Frankenstein cada 30 de agosto ya que Shelley nació en Londres el 30 de agosto de 1797.

Esta novela que plantea diversas preguntas filosóficas y morales acerca del hombre, Dios y la moral científica ha sido adaptado al cine en muchísimas ocasiones y por eso hoy queremos hacer un repaso por algunas de las versiones cinematográficas más infravaloradas del moderno prometeo…

FRANKENSTEIN (1910)

Todo un curso intensivo en la adaptación cinematográfica de obras literarias, este cortometraje gótico, la primera adaptación de la novela de Shelley, es una auténtica joya del período inicial del cine. Dirigido por J. Searle Dawley, tardaron tres días en rodar este corto de doce minutos en cine mudo y cámara fija en plano general durante toda su duración. Y, como es de esperar, el resultado es una versión muy resumida del cuento clásico y no era muy fiel a la visión que plasmó Shelley pero, aún así el cine logra integrar un interesante giro a la historia, ya que insinúa que el monstruo no era más que una manifestación de la locura del Doctor Frankenstein. También contenía unos efectos especiales crudos, pero curiosamente efectivos, en aquella época y lo más memorable es una escena cuando Frankenstein logra crear su monstruo mezclando una serie de productos químicos en un caldero. De repente vemos un esqueleto salir y poco a poco empieza a coger forma… y carne. Imagínese le escena de la ya famosa cara que se derrite en EN BUSCA DE LA ARCA PERDIDA pero al revés.

Durante muchos años, esta película, se creía perdida, pero en los años 50, una copia de la película fue comprada por el coleccionista Alois F. Dettlaff, que no comprendió su rareza hasta muchos años más tarde. De la existencia de esa copia se dio noticia por primera vez a mediados de los años 70.

 

THE BODY SHOP (DOCTOR GORE) (1972)

Escrita, dirigida y protagonizada por J.G. Patterson Jr, uno de los ayudantes y responsables de los efectos especiales en las películas del «padrino del gore», Herschell Gordon Lewis, THE BODY SHOP es como una especie de recreación del mito de Frankenstein pero esta vez haciendo hincapié en el desmembramiento de mujeres.

Dr. Don Brandon (Patterson Jr.) es un genio científico, atormentado por la muerte inoportuna de su esposa. Con la ayuda de su asistente Gregory, empieza a crear a la mujer perfecta con una serie de experimentos de lo más macabros. Su obsesión le conduce a coleccionar varias «partes» de los cuerpos vivos de unas jóvenes encantadoras para poder reconstruir su antiguo amor perdido.

Agárrate antes de darle al play ya que en ningún momento encontrarás algún tipo de sentido coherente. ¿Por qué hay una mujer con un sombrero de pollo de repente? ¿Por qué el buen doctor se refiere a los cadáveres como especímenes «sanos»?

 

FRANKENSTEIN (2015)

Bernard Rose reinventa esta historia clásica para la nueva generación resaltando los peligros de las tecnologías de clonación que, desgraciadamente, son más cercanos a la realidad de lo que pensamos.

Mientras Rose se mantiene bastante fiel a la novela original de Shelley, las características físicas del monstruo se desvían un poco de lo que estamos acostumbrados para encajar con las tecnologías de hoy, dejando el look clásico de un monstruo por un chico inmejorable hasta que todo empieza a cambiar a peor con la apariencia de manchas cancerígenas: la perfecta analogía de una enfermedad destructiva que le está comiendo a Adam por fuera, y sobre todo, por dentro. Aunque no se suele pensar en los superhéroes cuando hablamos de adaptaciones de Frankenstein, otra novedad implementada por Rose es que Adam sea prácticamente invencible, algo que da un giro nunca antes visto en el mito de este “monstruo”.

 

FRANKENPUTA (VICIOS DIABÓLICOS) [1990]

Seguimos con otro título clásico de culto dirigido por el creador de la saga DONDE TE ESCONDES HERMANO (BASKET CASE), Frank Henelotter. De hecho algunos de los ¨engendros¨ se parecen bastante a los de aquella franquicia.

Pero en la que ahora nos ocupa nos encontramos con una revisión de la novela de Shelley, para disfrutar de una disparatadísima y gamberra mezcla que hará las delicias de los amantes a este tipo de películas, que resultan ideales para ver en festivales y/o en compañía de amigos. La película cumple sobradamente bien, tanto por no tomarse demasiado en serio a sí misma, ni complicarse mucho más de lo necesario.

Como curiosidad, es una de las películas favoritas de Bill Murray. En la portada del DVD aparece una frase de Murray: “Si vas a ver una película este año, debería ser FRANKENPUTA”.

 

LA NOVIA DE RE-ANIMATOR [1989]

Y acabamos nuestra lista con la secuela directa de RE-ANIMATOR, dirigida por el productor de aquélla, Brian Yuzna. A medio camino entre la parodia y el homenaje de un clásico del cine fantástico como LA NOVIA DE FRANKENSTEIN, la cinta mantiene algunas de las constantes de la primera entrega, como la mezcla entre el terror y la comedia y el uso de elementos ‘gore’ a granel.

Esta vez, pese a los desastrosos resultados de su primer experimento, el doctor Herbert West prosigue sus investigaciones científicas. En esta ocasión, su objetivo será resucitar a Gloria, la ex novia de su compañero, Dan Cain, pero colocando su cerebro en un cuerpo perfecto que ha construido con miembros de varios cadáveres que ambos han recolectado en la morgue de un hospital.

Con películas de este tipo, Yuzna se ha convertido en uno de los principales productores y directores de cine de terror de bajo presupuesto de nuestros tiempos.