A veces es difícil comunicar grandes ideas. Muchas veces, el hecho de tener un mensaje en una película puede llevar a sentimientos que el público está siendo complacido. Los comentarios sociales son un tema muy difícil de abordar, pero cuando se usa de manera alegórica a través del lente de las cintas de terror, se pueden analizar multitud de temas sociales sin el énfasis añadido de la importancia del mensaje o de las expectativas. A continuación ofrecemos algunos de los mejores ejemplos de las películas de terror que se han aprovechado para hacer comentarios sociales.

LA SEMILLA DEL DIABLO

El mundo de La semilla del diablo es muy distinto al mundo de hoy. Los roles de género todavía están estancados en la tradición. El hombre era el encargado de mantener a la familia. Una mujer ni siquiera debería tener un trabajo ajeno al cuidado del hogar y a ser madre. Y ella desempeñará ese papel sin preguntas ni quejas.

Rosemary quiere amoldarse a ese papel. El único problema es que está bastante segura de que ha sido violada por el diablo y que ahora es portadora del Anticristo. Lo que hace la cinta más aterradora aún es lo aislada que está Rosemary. Está muy lejos y alejada de su familia. El único amigo que había hecho en Nueva York muere repentinamente en circunstancias misteriosas. Y se cuestiona los motivos de la pareja de ancianos demasiado amigable que vive al lado.

Una mujer se consideraba como la propiedad de su marido en esa época. No tenía derechos reales propios y La semilla del diablo pone los roles de género bajo el microscopio justo antes de que fueran cambiados para siempre a finales de los 60 y principios de los 70.

 

ZOMBI: EL REGRESO DE LOS MUERTOS VIVIENTES

George Romero no es, para nada, un desconocido del subtexto social. La noche de los muertos vivientes es la primera cinta con un afroamericano como protagonista así que no es de sorprender que la secuela de esa película pise las mismas tierras. Pero aunque muchos de los temas sociales del original son sutiles, esos temas son mucho más directos en Zombi: El regreso de los muertos vivientes.

El consumismo es el verdadero antagonista. Los zombies en realidad juegan un papel secundario para la mayoría de la película. Nuestros protagonistas se encierran en un centro comercial. Viven en el regazo del lujo mientras el mundo arde hasta los cimientos justo en sus puertas.

Romero había dicho en muchas ocasiones que estaba desconcertado por la forma en que la gente podía hacer frente a los horrores de Vietnam y Watergate distrayéndose con el consumo. Romero pensó que hasta en la muerte la gente gravitaría hacia las cosas que la habían hecho sentirse cómoda en la vida. Y en la manera habitual de Romero, el consumo gana una vez más al final. Escapar de su estela de destrucción es lo más cercano a un final feliz.

 

SOCIETY

La introducción en la sociedad formaba una parte muy importante de la vida de una chica. Se organizaban fiestas lujosas para que se pudieran establecer vínculos y se pudieran encontrar solteros que cumplieran con «los requisitos». Mantener la reputación de su familia era primordial. El protocolo y las relaciones entre las personas importantes era una forma de vida y Society aborda este fenómeno de frente: A Bill le preocupa no ser como su familia. No encaja en los grupos a los que pertenecen sus padres. Se siente especialmente herido al saber que su hermana va a ser presentada a todas las personas poderosas de la ciudad mientras que él se queda atrás.

A Bill le preocupa no ser como su familia. No encaja en los grupos a los que pertenecen sus padres. Bill se siente especialmente herido al saber que su hermana va a ser presentada a todas las personas poderosas de la ciudad mientras que él se queda atrás. Cuando la sociedad se reúne, lo hace literalmente. Society es una de las cintas más bizarras, divertidas e irreales de todos los tiempos con un mensaje que aunque se exponga de manera burlona y grotesca, es nada más que la verdad; las sociedades más desarrolladas son las más primordiales también.

 

CANDYMAN

Los mitos pueden ser otra forma poderosa de contar historias con un comentario social. Pueden ilustrar los males de una sociedad y servir de aviso a quienes podrían pasar por alto sus consejos. Las generaciones vuelven a contar las mismas historias una y otra vez con la esperanza de que alguien finalmente las escuche.

Candyman se basa en el mito como una forma de mostrar cómo las cosas no han cambiado tanto. Ilustra cómo heridas muy antiguas aún no se han curado. Los afroamericanos han sido completamente marginados como raza durante generaciones y todavía están en situaciones similares en Chicago.  Las historias siguen siendo las mismas porque los resultados siguen siendo iguales.

Hay que reconocer el mérito de la adaptación cinematográfica de Bernard Rose por arriesgarse tanto con la historia. Originalmente ambientada en Inglaterra, Candyman iba a ser un hombre blanco pálido con pelo rubio y delgado – básicamente un recuento de la leyenda urbana de Bloody Mary. No había en absoluto ningún subtexto en la historia pero los cineastas añadieron la historia de amor interracial y trasladaron el escenario a viviendas del gobierno en el sur de Chicago.

 

VIDEODROME

¿Cuánto es demasiado? ¿Qué es demasiado? ¿Debemos tener la posibilidad de decidir por nosotros mismos? ¿Y en qué canal la vemos?

Videodrome estaba muy por delante de su tiempo. Con el advenimiento de la televisión por cable hubo personas que quisieron ir más allá. Gente que quería mostrar el sexo gráfico y la violencia extrema. El exceso nunca era suficiente. Esta cinta engloba el miedo a tener cuidado con lo que deseas porque podrías conseguirlo. ¿Quieres que te torturen? ¿Mutilación? ¿Modificación del cuerpo? Puedes conseguir todo lo que desees.

Estas son preguntas e ideas muy pertinentes ahora. Las líneas entre lo real y lo artificial están tan borrosas como siempre. No hay «demasiado lejos» con internet. Si quieres algo, ahí  lo encontrarás. «Larga vida a la nueva carne».