Hay un sinfín de películas de terror terribles y quizás más que cualquier otro género, el terror atrae a cineastas en ciernes que creen que rodar una película de terror eficaz es fácil y barato. Y gracias al éxito de muchas películas de terror de bajo presupuesto, los distribuidores no dejan de lanzar hordas y hordas de ellas. Con lo cual, entenderíamos perfectamente que no quisieras arrastrarte por un infinito mar de películas de terror con la esperanza de encontrar algún diamante en bruto. Pero la recompensa de rebuscar en el fondo de la basura es que, muy de vez en cuando, descubres algo brillante.

Por tanto, lo que sigue es una lista de 5 grandiosas películas de terror del siglo XXI que quizás no hayas visto, ni siquiera hayas oído hablar de ellas, pero que más que merecen la pena.

SLASHERS (2001, Maurice Devereaux)

Si gozaste del episodio de «Black Mirror», «15 Millones de Méritos», una sátira sobre la ‘telebasura’, los reality shows, el abuso tecnológico, nuestra insaciable sed de distracción y la deshumanización de la sociedad hacia la que nos dirigimos, entonces le encantará Slashers. Hecho en Canadá pero ambientado en Japón, Slashers sigue a un grupo de concursantes en un programa de la televisión donde deben recorrer un laberinto y luchar contra un equipo de maníacos homicidas, cada uno con sus propias habilidades especiales. Es todo muy disparatado pero de una manera muy consciente y está llena de tantas ideas innovadoras, que realmente vale la pena descubrirla.

 

LOS HAMILTON (2006, The Butcher Brothers)

Escrita y dirigida por «The Butcher Brothers» (también conocido como Mitchell Altieri y Phil Flores, que en realidad no son hermanos), cuanto menos sepas sobre Los Hamilton, mejor. Cualquier cosa que conozcas estropeará el giro final. Basta con decir que es una cinta de terror sobre una familia de hermanos luchando por salir adelante sin sus recién fallecidos padres. Asisten a reuniones de vecinos, trabajan para la comunidad, dan donativos a los pobres, y son respetuosos con los vecinos… excepto por el hecho de que… Y hasta ahí podemos contar.

 

ZOMBIE TOWN (2007, Matthew Kohnen)

Zombie Town es una de las películas de zombies más innovadoras e ingeniosas de los últimos años. La película se ve mayormente desde el punto de vista de los zombies, que se ven a sí mismos como normales o quizás como sobrehumanos porque ya no sienten dolor. La película está rodada principalmente en blanco y negro y solo cambia a color cuando vemos a los zombies desde la perspectiva de los supervivientes no infectados. Sobre todo, se trata de una comedia de zombies, y eso es, sin duda, un género realmente complicado y muy concurrido, pero Zombie Town es lo suficientemente inteligente, divertida y bien escrita como para merecer su atención.

 

DYING BREED (2008, JodyDwyer)

Dying Breed no es para los pusilánimes. Es realmente perturbadora y desoladora. La cinta sigue a cuatro amigos quienes acuden a los bosques del norte de Australia en busca del legendario tigre de Tasmania. Pronto se verán envueltos en una horrible pesadilla que tiene su origen en la leyenda del Pieman y sus caníbales descendientes.

Dying Breed no es ninguna broma: extremadamente violenta e inquietante sin ni siquiera un momento cómico a la vista. Por razones desconocidas, la película pasó desapercibida cuando merecía haber sido un gran éxito, sobre todo cuando películas muy similares lograron un éxito planetario en la misma época.

 

SPLINTER (2008, Toby Wilkins)

Aunque Splinter es una película de serie B de muy bajo presupuesto, imprescindible para cualquier fan del cine de terror – sobre todo si eres un fan de La Cosa – ya que los efectos especiales no dejarán a nadie indiferente.

Cuatro individuos terminan atrapados en una gasolinera peleando contra una criatura (una especie de hongo) que crece en forma de astilla y que tiene la facultad de reanimar el tejido muerto. Cada ser vivo infectado por el organismo acaba desarrollando espinas y partes de sí mismos pueden separarse y atacar como si tuvieran vida propia así que ya te estarás haciendo idea del tipo de body-horror esperándote en esta cinta.