Cuando hablamos de películas de terror, nunca deberíamos de permitir que una etiqueta como «copia barata» nos desconcierte. Algunas de las películas más extrañas, geniales y grandiosas jamás rodadas fueron en realidad descaradas imitaciones de películas clásicas anteriores. Y hasta algunas de ellas han sido dirigidas por cineastas cuyos nombres quizás te sorprendan: Francis Ford Coppola, James Cameron y Joe Dante, para empezar.

Y esto es sólo el comienzo, ya que podrás pasarte toda la vida viendo películas imitadoras, ya que son tantas. Pero hay que empezar como pretendes seguir, por lo que habrá que empezar con las mejores y más importantes…

DEMENTIA 13 (1963)

La historia detrás de esta película es cosa de leyendas: tras terminar RIVALES PERO AMIGOS, Roger Corman aún tenía 22.000 dólares en su bolsillo y decidió aprovechar esta cantidad para hacer otra película. Le pidió a Francis Ford Coppola, que había trabajado como técnico de sonido en RIVALES PERO AMIGOS, que escribiera una copia barata de PSICOSIS, lo cual hizo en tres días.

El resultado fue una historia tan retorcida y descabellada como se puede imaginar, en la que un fantasma vengativo, un misterioso asesino y una familia con secretos convergen en una noche de terror. La película rebosa de decorados baratos, diálogos forzados y efectos especiales terribles, pero todo está realizado con un estilo inimitable. Aunque no cabe en la misma categoría que PSICOSIS, sigue siendo un slasher emocionante, salvaje y desenfrenado, realizado por dos de los mejores cineastas de la historia.

PIRAÑA (1978)

Se puede decir que no existe otra película del cine «exploitation» que se acerque a PIRAÑA en cuanto a su descaro, su salvajismo y su creatividad. Es más, el hecho de que gran parte de la película fue rodada en una piscina la hace aún más fascinante.

En la película, unas pirañas mutantes devoran a una pareja joven antes de ser liberados por error atacando a un campamento de verano. Hay sangre, sexo y pánico, todo captado a través del enfoque único de Joe Dante, que todos sabemos acabará convirtiéndose en una figura de referencia con el estreno de GREMLINS.

Hay motivos por los que Steven Spielberg la calificó como «la mejor copia de Tiburón» y por los que Alexandre Aja rodó un remake varias décadas después.

EL DIABLO SE LLEVA LOS MUERTOS (1973)

Bajo la clara inspiración de EL EXORCISTA, esta es es una de esas películas curiosas que tienen toda la pinta de haber sido concebidas cuando el escritor estaba bajo la influencia de alguna sustancia. Puede que lo fuera, pero la cinta tiene unos giros, tanto sobrenaturales como no, que jamás verás venir, y que siguen llegando hasta el desenlace de la película. Es una historia realmente aterradora, y si te gusta, pues Bava tiene una carrera llena de sorpresas para ti.

CONTAMINACIÓN: ALIEN INVADE LA TIERRA (1980)

Luigi Cozzi no es un nombre demasiado conocido, y quizás sea así por una buena razón, sobre todo teniendo en cuenta que siempre ha tenido que enfrentarse a una competencia muy fuerte por parte de ciertos cineastas italianos de género. Pero, visto así, no hay que avergonzarse de no ser ni Lucio Fulci ni Mario Bava. Dicho esto, también creemos que esta cinta está a la misma altura que todas estas películas de los años 80 influenciadas por ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO como SPECIES (ESPECIE MORTAL) de Roger Donaldson, CREATURE de William Malone y PROFUNDIDAD SEIS de Sean S. Cunningham. Si has visto todas estas cintas, seguramente CONTAMINACIÓN: ALIEN INVADE LA TIERRA no te aportará nada nuevo en cuanto a la narrativa, pero sí que ofrece un versión italiana muy singular de ALIEN y además cuenta con una banda sonora de Goblin que siempre es sinónimo de calidad.

EL ASESINO DE ROSEMARY (1981)

La película que ha despertado el mayor número de imitaciones ha sido sin duda LA NOCHE DE HALLOWEEN. Todo el cine de terror de los 80 consistió en versiones alternativas del cine slasher, que de una forma u otra se inspiraron en la obra maestra de John Carpenter.

EL ASESINO DE ROSEMARY es una de las muchas películas que repitieron esa misma historia, pero esta versión se diferencia del resto en que los efectos especiales son muy superiores a los de otras películas. De hecho, el gore está tan bien realizado, que la cámara puede seguir grabando los asesinatos durante mucho más tiempo, haciendo que esta película sea mucho más perturbadora. El director no se aparta, incluso cuando tú estás pidiendo a gritos que lo haga.