Como dijimos la semana pasada, la Navidad tiene su propia colección de películas de terror, y podemos decir lo mismo para el Año Nuevo ya que hay un sinfín de películas de terror que se desenvuelven en Año Nuevo. Con lo cual, es el momento idóneo para disfrutar de algunas de las susodichas películas así que ponte, toma asiento con una docena de uvas en las manos para disfrutar de nuestra lista de cintas que, por desgracia, no se suelen relacionar con las celebraciones del año nuevo pero que son ideales para que des la bienvenida al año 2020 con ilusión, buena comida y una buena dosis de terror.

LA CARRETA FANTASMA (Victor Sjöström, 1921)

Basada en la novela homónima de la escritora sueca Selma Lagerlöf, La carretera fantasma se desarrolla en una Nochevieja cuando un borracho evoca una vieja leyenda a otros dos amigos sobre una carreta fantasma. La última persona que muere justo antes de las campanadas de Nochevieja tendrá que conducir dicha carreta para recoger las almas de los muertos durante todo el año entrante. Básicamente, es como “Cuento de Navidad” pero ambientado en la víspera de Año Nuevo y en una carreta.

No solo es una gran película, sino que también ha servido de mucha influencia en el mundo del cine. Los efectos especiales fueron innovadores para la época y la estructura con la que se desarrolla la historia era algo desconocida en 1921. Era la película favorita de Ingmar Bergman y jugó un papel importante en la creación de sus películas.

 

GHOSTKEEPER (Jim Makichuk, 1981)

En este slasher con elementos sobrenaturales, tres amigos que están pasando el fin de año en las montañas recorriendo la zona con sus motos de nieve, se ven obligados a refugiarse, a causa de una fuerte tormenta, en un hotel abandonado desde hace años. Sin embargo, y para sorpresa de todos, encuentran a una extraña anciana que vive allí y que junto a su hijo, un joven al que nunca llegan a ver, se encarga de cuidar el edificio.

Ghostkeeper es perfecto si tenías ganas de celebrar el año nuevo con un poco de esa diversión clásica de las cintas de serie-B. De hecho, el equipo se quedó sin dinero a mitad de camino y el director decidió no detenerse sino quedarse con todas las cámaras y el equipo para seguir rodando antes de que todo se retirara. Como consecuencia, la mitad de la película fue grabada con muy poca revisión del guión, ensayos o tomas. Aun así, es una cinta muy atmosférica y oscura, con un escenario claustrofóbico que da mucho juego y un ambiente bastante siniestro y amenazante.

 

HOME MOVIE (Christopher Denham, 2008)

Christopher Denham documenta un sinfín de disfunciones que crecen dentro de dos gemelos de diez años. Utilizando metraje grabado durante celebraciones especiales y días festivos, el director Christopher Denham demuestra que el género found footage todavía tiene su función y en este caso crea una atmósfera aún más legítima e inquietante de lo normal.

Denham también hace todo lo posible por humanizar a los padres de los niños, David (un pastor) y Clare (una psicóloga infantil), interpretados de una manera soberbia por Adrián Pasdar y Cady McClain. Con los dos padres trabajando en polos opuestos del espectro la cinta se convierte en uno de los estudios más fascinantes sobre los orígenes del mal desde un punto de vista religioso y psicosocial.

 

COUNTDOWN (Nattawut Poonpiriya, 2012)

En esta presentación oficial de Tailandia a los Oscar 2014 a la mejor película en lengua extranjera, un grupo de jóvenes invitan a su casa a un misterioso extranjero llamado Jesús, para una noche loca de diversión en la víspera del año nuevo. Las drogas que toman empiezan a hacer efecto, pero la diversión no tardará en volverse auténtico terror y los protagonistas pasarán la peor noche de sus vidas. Es una cinta carismática, potente, aterradora y divertida. Y todos los actores son sublimes, sobre todo David Asavanond con su aterradora representación de un traficante de drogas con una cuenta que saldar…

 

BREAK [OTRYV] (Tigran Sahakyan, 2019)

Cinco jóvenes, deciden celebrar la víspera de Año Nuevo en la cima de una montaña, pero en su intento quedan atrapados en un teleférico. Lo que comenzó como una fiesta de aventura, pronto se convertirá en su peor pesadilla. El frío, la altura y el miedo a una muerte lenta hacen que revelen su verdadera esencia. Compartiendo muchas similitudes con Bajo Cero de Adam Green, las secuencias creativas de los sueños, la cinematografía aérea y los paisajes se usan con muchísima creatividad para crear suspenso e impulsar la historia entre los amigos que inevitablemente comienzan a enfrentarse entre sí.