Una de las verdades universales de la vida es que todos acabaremos perdiendo a alguien a quien amamos. Cada 30 de agosto, el Día de la Concienciación del Luto nos recuerda que este tipo de dolor se presenta de muchas formas y que siempre hay apoyo para aquellos que lo necesitan.

El Día de la Concienciación del Luto nació en 2014 impulsado por Angie Cartwright. A lo largo de su vida, experimentó diversos tipos de pérdidas, incluyendo la pérdida de una hermana a los cinco años, la pérdida de su marido en un accidente de coche y la pérdida de su madre. Sintió el tabú del dolor de primera mano, sintiéndose motivada a seguir adelante en vez de buscar una solución por su cuenta. Eligió la fecha del 30 de agosto para honrar el cumpleaños de su madre.

Para reconocer esta conciencia, aquí en Dark hemos recopilado una lista de cinco grandes películas de terror que abordan el proceso de luto de manera fascinante, reveladora y aterradora…

HEREDITARY y MIDSOMMAR (Ari Aster)

Los retratos de Aster sobre el dolor y la pérdida tanto en HEREDITARY como en MIDSOMMAR tienen un realismo impactante. Ambas películas presentan personajes que luchan contra la depresión y la enfermedad mental, mientras que también abordan el trastorno de estrés postraumático. Lo que resulta tan admirable en sus presentaciones es lo intransigentes que son al mostrar las causas del trastorno. En ambos casos, la pérdida de un ser querido, ya sea por causar una pérdida accidental, sufriendo la pérdida de un hijo, o sobreviviendo a un intento de suicidio. Aster nos presenta la causa y el efecto, permitiéndonos ver lo que le sucede a una persona y a una familia cuando ocurre algo tan trágico. El impacto es muy extenso, afectando a mucho más que a una sola persona, lo cual es un aspecto del trauma y el TEPT que a menudo se malinterpreta.

AMENAZA EN LA SOMBRA (Nicolas Roeg)

Ninguna reflexión sobre el luto dentro del género de terror estaría completa sin mencionar la magnífica AMENAZA EN LA SOMBRA de Nicolás Roeg. Lamentando la muerte accidental de su hija, Christine (Sharon Williams), John (Donald Sutherland) y Laura Baxter (Julie Christie) viajan a Venecia donde John ha sido encargado de restaurar una iglesia.

Allí, Laura conoce a dos hermanas que afirman tener contacto con el espíritu de la hija de los Baxter. Atormentada por la culpa y necesitando poder confiar en las hermanas, Laura se toma en serio sus afirmaciones. Sin embargo, John sigue escéptico, hasta que ve a alguien cercano en las calles de Venecia.

BABADOOK (Jennifer Kent)

Esta aterradora cinta de Jennifer Kent explora el abrumador y desorientador impacto del luto.

Tras la trágica muerte de su marido, Amelia (una interpretación espléndida de Essie Davis) se queda sola para cuidar de su hijo ultra exigente, Samuel. Ella se siente totalmente agotada, ya que, atormentada por pesadillas, Samuel no la deja dormir… ni una sola noche.

Llevada al límite, Amelia aún encuentra tiempo para leer un cuento para Samuel antes de acostarse. Una noche, encuentran un nuevo libro llamado Babadook. Amelia empieza a leer, dándose cuenta demasiado tarde de lo oscura y aterradora que se volverá la historia.

LAKE MUNGO (Joel Anderson)

Con un estilo cercano al documental, Lake Mungo es un retrato tranquilo y contenido de la pena que sigue a una familia de luto que experimenta signos de lo paranormal después de que su hija se ahogue trágicamente.

No debería ser tan aterrador pero, a través de una serie de imágenes fijas, entrevistas grabadas con un estilo documental y zooms lentos, Anderson logró rodar una de las pocas películas en la última década que nos ha quitado el sueño. Este falso documental de terror despliega su historia a través de una serie de giros inesperados que hacen que las convenciones de género y las expectativas de la audiencia estén en su cabeza sin dejar caer la sofocante atmósfera de terror afligido por el dolor. Tiene una energía inquietante de principio a fin, pero cuando acabas descubriendo lo que está sucediendo de verdad, no sólo es aterrador sino que también tiene un efecto emocional devastador.