La cantidad de títulos de terror que se estrenaron tan sólo durante los 80 ha hecho que los fans del cine de terror pasaron por alto un sinfín de joyas ocultas. Casi todo el mundo conoce las grandes sagas como HALLOWEEN, VIERNES 13 y PESADILLA EN ELM STREET, pero por cada una de estas películas tan conocidas, otras tantas pasaron a un segundo plano.

Con esto en mente, hoy queremos celebrar aquellas olvidadas cintas de terror de los 80 que merecen tu atención. Son tan dignas como las sagas tan populares y, en muchos casos, incluso más. Así que prepárate para ir añadiendo más títulos a tu lista de películas pendientes de ver.

TOKYO SNUFF (Shiryô no wana) (1988)

Esta cinta sigue a una presentadora de un programa que atrae a gente que rinde culto a lo bizarro. En una de sus emisiones, recibe un sospechoso vídeo que parece mostrar el asesinato de una jovencita. Deduciendo que es una falsa «snuff movie», trata de dar con el autor de la cinta para emitirlo en su programa, así que decide iniciar su búsqueda en la vieja fábrica de donde proviene la cinta. Pero allí ella y su equipo comienzan a ser masacrados uno por uno, por una misteriosa figura que ha sembrado la fábrica con trampas mortales.

TOKYO SNUFF parece muy inspirada en las cintas de Lucio Fulci en su apogeo – contiene algunas secuencias de muerte realmente terroríficas que se hacen aún más desagradables por el asombroso trabajo de efectos especiales. También goza de una fotografía amenazadora que resalta la sensación de terror. Tal vez la película sea excesivamente larga y contenga algunas escenas de sexo y violación innecesarias, pero el desenlace tan loco compensa estas pequeñas quejas contra este desfile de gore tan eficaz.

PANÍCO ANTES DEL AMANECER (1981)

Películas como SQUIRM – GUSANOS ASESINOS y CLARO DE LUNA ponen de manifiesto que Jeff Lieberman fue uno de los directores de terror más subestimados de los años 70 y 80. PANÍCO ANTES DEL AMANECER sin duda sigue siendo una de sus mejores películas. Cinco campistas se dirigen al campo para pasar unos días bebiendo, nadando desnudos y viviendo aventuras. Pero pronto llaman la atención de algunos locales bastante peculiares que los acechan e intentan matarlos uno por uno.

En vez de recurrir a asesinatos sangrientos y redundantes, la película opta por personajes sensatos y un suspenso constante que dan un toque original a las premisas típicas del cine de terror sobre paletos. Gracias a ello, PANÍCO ANTES DEL AMANECER goza de una calidad que las cintas de slasher convencionales nunca intentaron conseguir, y también destaca la extraordinaria maestría de Lieberman como director.

LA SERPIENTE VOLADORA (1982)

Larry Cohen fue un director prodigioso pero LA SERPIENTE COLADORA se destaca por un par de razones: En primer lugar, se trata de un lagarto volador gigante que vuela por la ciudad de Nueva York. Dos, y en segundo lugar, la interpretación del protagonista de la cinta, Michael Moriarty, es de lo más sublime.

Extrañas muertes y desapariciones de personas coinciden con una serie de asesinatos rituales en Manhattan. El detective Shepard descubrirá que todo tiene conexión: los ritos han servido para invocar al dios azteca Quetzalcoatl, un gigantesco monstruo prehistórico mezcla de ave y reptil, culpable de los sanguinarios crímenes para su alimentación. Jimmy Quinn (Moriarty) un delincuente harto de su mala suerte, descubrirá la guarida del monstruo y, aunque no de buena gana, es el único que puede ayudar a la policía. Hay un sinfín de cintas sobre criaturas, pero LA SERPIENTE VOLADORA sobresale sobre todo por Moriarty. Es como si estuviera trabajando en otra película. La animación stop-motion puede parecer un poco anticuada para el público moderno acostumbrado a los efectos digitales, pero no por ello limita en nada el encanto de la película.

CRIES IN THE NIGHT (FUNERAL HOME) (1980)

Convertir una vieja funeraria en un albergue nunca es aconsejable, sobre todo cuando los invitados empiezan a desaparecer. Es una lección que una joven y su abuela aprenden enseguida. La cinta es una mezcla de un cuento gótico (una joven en peligro visitando a sus parientes) y un slasher (un lunático demente asesinando a la gente).

Así que si te gusta el cine de terror canadiense de bajo presupuesto, tienes que buscar CRIES IN THE NIGHT de William Fruet. Kay Hawtrey destaca como la abuela con unos secretos más oscuros que las viejas recetas familiares. También para quienes quieren algo más moderado, verás cómo CRIES IN THE NIGHT se centra mucho más en la atmósfera que en la violencia gráfica.

LA MUERTE VIAJA EN VIDEO (1987)

LA MUERTE VIAJA EN VIDEO es una de esas películas de zombies que apenas cuenta con la atención que merece.

La trama se centra en un televisor que reproduce una película sin fin. Los zombies salen del televisor, lo que supone todo un chasco para dos adolescentes y los vecinos de alrededor. Se trata de una película de zombies que también juega con el concepto de monstruos de películas de terror que salen de la pantalla, transformando la percepción de seguridad en una forma de voyeurismo basado en el terror. También cabe destacar que el maquillaje y los efectos de los zombies son excepcionales – tan buenos como los que se ven en cualquier película de Romero o en «The Walking Dead».