¿Sabías que el viernes 28 de febrero es el Día Nacional de la Hada de los Dientes, una tradición americana con raíces europeas y supersticiosas? Cualquier excusa para celebrar es siempre buena y el Día Nacional del Hada de los Dientes celebra uno de los visitantes favoritos de la infancia. Pero, aunque mostrar tus dientes por lo general tiene una connotación positiva, también puede ser algo mucho más aterrador de lo que crees. Tan inquietante que hay tantas películas de terror sobre dientes.

¿Pero, qué hace que los dientes sean tan aterradores? ¿Tenemos miedo de perderlos o tenemos miedo de no saber qué va a pasar cuando otros nos muestran sus dientes? Mucha gente sueña con perder sus dientes, que se supone que simboliza la muerte. Esto, por lo tanto, hace que sea el escenario perfecto para una película de terror como las que se encuentran a continuación.

THE TOOTH FAIRY (2006)

Esta película toma algo tan inocente como la emoción de los niños por recibir recompensas después de dejar sus dientes para un hada mágica y lo convierte en una pesadilla aterradora.

Pamela es una niña de 12 años que está de vacaciones con sus padres en Campbell Inn. Ella se ha hecho amiga de una joven que está en la habitación de al lado y que le cuenta la historia del “hada de los dientes”, la cual hace muchos años mató a los niños del lugar para apoderarse de sus piezas dentarias. Ahora el hada ha vuelto para seguir con su venganza. Esta película no solo es aterradora para los niños, sino también lo es para los adultos. Perder los dientes cuando éramos niños era lo suficientemente inquietante, pero la idea de que algo que forma parte de nosotros se nos quita es absolutamente aterradora. Nuestros dientes son muy importantes para nosotros ya que es una de las cosas que más se ve al conocer a una persona. Por eso, son de una forma algo que hace que nuestras vidas sean como son. Solo pensar en tener eso comprometido resulta escalofriante.

EL DENTISTA (1996)

Otra película que lleva la idea de los dientes a otro nivel es EL DENTISTA. Esta película es quizás la más aterradora de todas, ya que es muy realista. Después de encontrar a su esposa poniéndole los cuernos con su jardinero, el dentista pierde la razón y se convierte en un personaje malicioso. Arrastrado por la locura, se vengará atrozmente de ella y, además, causará terribles estragos en la boca de sus pobres pacientes. Él tiene poder sobre sus pacientes, ya que no tienen otra opción más que confiar en él y sus consejos de tratamiento. De hecho, ahí radica la razón de por qué la mayoría de nosotros tenemos miedo del dentista. Todos estamos dando nuestra confianza a nuestros dentistas y dejamos todo en sus manos, literalmente. Esta película juega con ese miedo y por eso es tan inquietante para el público.

POLTERGEIST II: EL OTRO LADO (1986)

Escribir esta lista nos ayudó a entender exactamente por qué nunca quisimos usar aparato de pequeños. No fue porque nos hicieran hablar con un ceceo, ni porque se llenaba de trozos de comida ni porque fue casi imposible cepillar los dientes. La verdadera razón por tanto temor a los aparatos residió en el hecho de que escondían un anhelo secreto de matar a niños pequeños.

Como vas a ver en el siguiente vídeo, el aparato del pobre Robbie (Oliver Robins) logró escabullirse de su boca, subirle hasta el techo antes de rematar la faena convirtiendo a casi toda la familia en un pararrayos. Y, aunque el aparato de Robbie fue el plato fuerte, en cuanto a objetos inanimados se refiere, que aparecen en esta película, estamos seguros de que los fans de la película tendrán muy buenos recuerdos de la moto sierra voladora, una fregona demoníaca y un extraño gusano de tequila de un solo ojo…

NO TENGAS MIEDO A LA OSCURIDAD (2010)

Más que una película de terrores un cuento de fantasía y la clave de esta cinta es la oscuridad y el escepticismo adulto.

En esta película tenemos una mezcla de las Hadas de los Dientes y El Ratoncito Pérez. Los seres que habitan en el sótano de la casa no son espíritus, ni fantasmas, son seres reales, cuya apariencia es el resultado de mezclar una rata, un gnomo alopécico, una joroba notable, y la dulce voz de un hada. Como hemos indicado, no es una película de miedo, pero sí que hay algunos momentos donde se pasa muy mal rato.

Guillermo del Toro deja entrever su mano, y el esquema que nos ofrece el director Troy Nixey, respeta punto por punto la misma fórmula que hemos visto en otras cintas como El laberinto del Fauno, donde apreciamos la fantasía y el miedo a través de los ojos de una niña.

EN LA OSCURIDAD (2003)

Aunque los críticos lo consideran un tanto cursi y quizás está dirigido a un público más joven que las otras películas en esta lista, EN LA OSCURIDAD es una de las películas más eficaces y entretenidas a la hora de jugar con nuestros temores de la oscuridad.

Kyle Walsh debe regresar al pueblo natal, y enfrentarse a su problemático pasado, para salvar a su amor de la infancia Caitlin y a su hermano menor Michael de un implacable mal que les provoca las mismas y horribles alucinaciones que él sufrió de niño – una especie de hada de los dientes. Michael sufre la persecución del fantasma de una persona colgada erróneamente, 150 años atrás, por la muchedumbre en la ciudad de Darkness Falls, y que ahora vuelve en busca de venganza. La idea de un espíritu maligno al acecho en las sombras, en busca de venganza se quedará en tu cabeza un buen rato después y le costó mucho a este servidor conseguir el sueño durante unos cuantos días después de verla por primera vez.