El Día de las Redes Sociales (30 de junio) es una iniciativa lanzada por Mashable en 2010, y los fans de la página web suelen ir a reuniones para conocerse en la vida real.

Las redes sociales están por todas partes hoy en día y se han convertido en un fenómeno muy importante por el mundo entero. Para la mayoría es la forma más fácil de mantenerse al día sobre lo que están haciendo nuestros amigos, incluso si están al otro lado de la Tierra. Pero si somos sinceros, la mayoría de nosotros también utilizamos las redes sociales para fines poco honestos. Como consecuencia, varios cineastas han retratado la forma en que nuestros hábitos tecnológicos explotan nuestras viejas inseguridades. Con esto en mente, lo que sigue es una selección de cintas que han tratado los susodichos temores…

Ingrid Goes West (2017)

Es cierto que IMDb clasifica a INGRID GOES WEST como una «Comedia/Drama», pero para nosotros no ha habido un thriller tan aterrador sobre las redes sociales en muchos años. La joven Ingrid (Aubrey Plaza) se obsesiona con una ‘influencer’, una estrella de los medios sociales llamada Taylor Sloane (Elizabeth Olsen) que aparentemente tiene una vida perfecta. Así que cuando Ingrid decide abandonarlo todo y mudarse al oeste para tratar de ser amiga de Taylor, su comportamiento se vuelve cada vez más inestable, inquietante y peligroso. Este relato cautelar de Matt Spicer no es tan sólo un comentario sobre la obsesión, sino que explota cómo los algoritmos de las redes sociales se aprovechan de la gente que se engancha con facilidad y lo peligroso que puede ser.

Scare Campaign (2016)

En este caso, los australianos que nos dieron 100 Bloody Acres (Cameron y Colin Cairnes) sacudieron la generación de YouTube. Combinando Encuentros PARANORMALES con el programa de televisión de cámara oculta «Scare Tactics», esta cinta relata cómo el programa de televisión «Scare Campaign» ha entretenido al público durante los últimos 5 años con su mezcla de cámara oculta y sustos de la vieja escuela. Pero a medida que entramos en una nueva era de la televisión online, los productores se enfrentan a una nueva y cruda web-serie que hace que su programa parezca anticuado. Es hora de subir la apuesta, pero ¿irá el equipo demasiado lejos esta vez, y estará a punto de gastar una broma a la persona equivocada? Los hermanos Cairnes realizan un trabajo maravilloso combinando la exposición a los «realities» con auténticos cineastas de guerrilla que son indiferentes a la idea de asesinar a sus víctimas, lo cual les permite ir un paso más allá que la mayoría de las películas sobre temáticas análogas.

Puedes confiar en mi (2010)

Cuando las salas de chat anónimas estaban de moda, Annie, una joven adolescente de 14 años, comienza a chatear con un nuevo «amigo» desconocido. Su vida familiar hace que la chica se sienta cada vez menos comprendida, motivo por el cual se refugia en este extraño y decide cederle toda su confianza. Pero a medida que se gana su cariño, su nuevo amigo irá allanando su camino, lleno de continuas mentiras, hasta conseguir su propósito; el hombre resulta ser un depredador sexual de 41 años que acabará siendo una pesadilla tanto para ella como para su familia.

Dado que Annie es tan sólo una de las muchas víctimas de Charlie, esta película muestra lo fácil que es poder manipular a la gente por Internet. La película también analiza la brecha generacional entre la forma en que la gente usa el Internet. Los padres de Annie, aunque la quieren con locura, ignoran la psicología que hay detrás de la atracción de una sala de chat virtual.

Uwantme2killhim? (2013)

En 2003, durante los inicios de Internet, un chico británico llamado Mark (Jamie Blackley) se hace amigo de Rachel (Jaime Winstone), una mujer a la que nunca ha conocido en la vida real. A petición de ella, Mark se hace amigo del hermano de Rachel, John (Tony Regbo). Cuando se entera de que Rachel fue asesinada por su novio, Mark se embarca hacia la venganza, para luego recibir una llamada de un agente británico del MI5 para que le ayude en una misión.

La película es muy angustiosa, sobre todo porque está basada en una historia real aún más sombría, que nos revela la profunda y oscura madriguera a la que puede conducir el Internet, si es que te atreves a saltar.

Scream 4 (2011)

En esta cuarta entrega de la popular saga de terror, Sidney Prescott ha logrado olvidar los asesinatos cometidos en Woodsboro. Diez años después, convertida en una escritora de éxito, vuelve a su pueblo natal con motivo de la gira de promoción de su nuevo libro. Pero su regreso irá acompañado de una nueva ola de crímenes perpetrados por un viejo conocido: Ghostface.

Scream 4 explora los peligros de las redes sociales y la obsesión de la gente por alcanzar la fama a través de Internet. A pesar de no tener tanta relevancia entre los fans de la saga, esta secuela es alarmantemente convincente a la hora de abordar estos crecientes riesgos.