Las películas de terror llevan años demostrando que los cementerios están lejos de ser el lugar al que los muertos van a descansar en paz. Y es que ¿Cuántas veces has pasado al lado de un cementerio y lo has mirado de reojo, para después apartar la mirada?

¿Cuántas veces en medio de una noche no has podido evitar pensar en todas las cosas que podrían estar ocurriendo en él?

No es de nada de extrañar entonces que exista lo que se conoce como la coimetrofobia: el miedo a los cementerios. Las personas que padecen esta aversión evitan a toda costa estos lugares, e incluso todo lo relacionado con la muerte. Tiene que ver con la falta de aceptación sobre lo finito, y a veces efímero, de la existencia de todos los seres de la tierra; algo que muchas cintas de terror abordan.

Con motivo de la semana de «respetar a tu cementerio» (Love Your Burial Ground en inglés) (del 8 al 16 de Junio) hemos querido repasar algunas de las más célebres películas cuya acción transcurre total o parcialmente entre cruces y lápidas…

LA NOCHE DE LOS MUERTOS VIVIENTES (1968, George A. Romero)

La ópera prima de George A. Romero quizá sea la más influyente de las películas de zombies. Gracias a ella – sobre todo en la primera escena cuando dos hermanos son atacados por un hombre «algo irritado» que parece un vagabundo pero que realmente es un muerto andante –, los cementerios han demostrado ser herramientas esenciales dentro del cine de terror.

AQUELLA CASA AL LADO DEL CEMENTERIO (1981, Lucio Fulci)

El director de cine más bizarro y estéticamente más feroz que ha parido el giallo italiano logró en este título una de sus cumbres visuales. La cinta, que pertenece a ese tipo de títulos que convierten el terror en algo mucho más, sigue a Norman Boyle, el hombre encargado de investigar la extraña muerte de un científico, compañero suyo. Por el momento, lo único que conoce sobre el suceso es que el doctor se mudó a un caserón a las afueras de Inglaterra junto a su amante. El objetivo de la pareja era investigar al antiguo dueño de la casa, el doctor Freudstein. Allí, el doctor Peterson mató a su amante y se ahorcó. Esta película no podía faltar en nuestra lista de casas encantadas ya que sus escenas tan burras y explícitas nos hacen llorar de nostalgia cada vez que las comparamos con el apogeo digital del cine de terror contemporáneo que ha invadido nuestros multicines.

Qué tiempos, qué libertad, qué diversión, que todo…

PLAN 9 FROM OUTER SPACE (VAMPIROS DEL ESPACIO) (1959, ED WOOD)

Y acabamos con una película de ciencia ficción y terror considerada por muchos como una de las peores películas jamás rodadas. No obstante, si se me permite discrepar, es tan mala que dentro de lo peor es de obligación verla por los fallos que tiene:

Una joven pareja que se va a vivir cerca de un cementerio será testigo de extraños sucesos. El motivo es que una raza alienígena pretende invadir la tierra y, con tal propósito, está resucitando a los muertos para formar con ellos un ejército. La policía se encargará de investigar lo que está ocurriendo.

PLAN 9 FROM OUTER SPACE es, sin lugar a dudas, la cumbre de la carrera de Ed Wood, el máximo epítome de un tipo de cine que aún se sigue haciendo hoy en día y que siempre seguirá siendo detestada por unos y amada por (nos)otros.

EL CEMENTERIO VIVIENTE (1989)

En una de sus grandes obras maestras, Stephen King nos hablaba de los peligros de encariñarse demasiado con nuestras mascotas hasta el punto de, llegada su hora, no ser capaces de decirles adiós. Cualquiera que tuviera al lado de casa un cementerio indio con poderes sobrenaturales sentiría la tentación de enterrar allí a su animal de compañía para devolverlo a la vida. El problema es que, cuando regresan del más allá, estas criaturas han cambiado para peor, siendo en los mejores casos torpes y malolientes, y en los peores violentas y agresivas. Lamentablemente para sus dueños, el pobre Church acabó formando parte de la segunda categoría y terminaba formando una perturbadora alianza del mal con otro miembro de la casa… también traído de vuelta del más allá.

POLTERGEIST (FENÓMENOS EXTRAÑOS) (1982)

Si no sabes por qué la casa de la familia Freeling se construyó en el peor lugar posible, te recomendamos encarecidamente que veas la película de nuevo (o por primera vez). Liderado por el carismático Craig T. Nelson, el elenco de POLTERGEIST brilla tan fuerte como los efectos especiales espectrales de la cinta. Y es que hay una sensación muy realista de la familia entre los protagonistas, como si los cinco fueran parientes consanguíneos de verdad. Esto hace que el terror sea aún más creíble después de que los parapsicólogos y el medio espiritual se marchen y los verdaderos temores se apoderen del relato gracias a la extraña situación de la casa entre este mundo y «el siguiente». Esta cinta clásica sigue sembrando miedo más de 35 años después gracias a un casting perfecto combinado con unos efectos especiales estelares.