Mientras bastantes cineastas de terror están demasiado dispuestos a romper todo tipo de reglas, normas y tabúes con la esperanza de atraer el máximo de público posible, afortunadamente hay otro planteamiento cinematográfico muy distinto y mucho más efectivo que es el culpable de la mayoría de nuestras noches en vela.

Son esas cintas que profundizan en la enfermedad y nuestro inevitable fallecimiento; dejando preocupaciones hipocondríacas en nuestras cabezas y es casi imposible deshacernos de ellas. Cuando se hacen las cosas de la manera correcta, cualquier narrativa que aborda temas de la enfermedad, la degeneración y la mortalidad son una de las herramientas más potentes para dejarnos con mal cuerpo, ya se trate de una cinta de terror, una historia de amor o incluso una película de dibujos animados para toda la familia.

Siéntate, olvídate de todo tipo de psicópatas obsesivos con sus armas preferidas o de las tribus caníbales con ganas de pegarte un buen mordisco porque lo que sigue es una lista de cintas sobre temas que no dejarán a nadie indiferente: películas sobre enfermedades realmente aterradoras…

PROFECÍA MALDITA (1979)

El renombrado director John Frankenheimer dirigió esta historia de un ecologista de la Administración Estatal que es elegido para mediar en un conflicto entre una tribu de indios americanos y una factoría de papel de una zona aislada de Maine, algunos de cuyos empleados han desaparecido misteriosamente. Resulta que la factoría está vertiendo residuos en los ríos de la zona, lo que está provocando graves enfermedades entre los miembros de la tribu y mutaciones en la vida salvaje del bosque. No parece tan significante al principio cuando encuentran renacuajos del tamaño de un caniche, pero un gigantesco oso mutante con mal genio levanta alguna sospecha que otra.

SPIDER BABY (1967)

Catalogada como una de las primeras películas del cine gore, SPIDER BABY, del singular Jack Hill – uno de los nombres clave del cine “exploitation” de los 70 – es una rareza que se estrenó en tiempos de rarezas y su singularidad es tal que la hace destacar.

En una casa en mitad del campo vive una familia disfuncional, aquejada por una extraña y única enfermedad, que conduce a los miembros de la misma a una degeneración progresiva, tanto mental como física, convirtiéndoles en poco menos que caníbales psicópatas.

Sin lugar a dudas, a raíz de esta cinta, los choques generacionales seguirían sucediéndose a lo largo de muchísimas películas de terror, sobre todo con el nacimiento del slasher.

LAS UVAS DE LA MUERTE (1978)

En el campo francés, la contaminación de pesticidas está provocando reacciones degenerativas en los habitantes. Una mujer de paso se pierde en la zona sin saber qué hacer ni en quién confiar.

Las uvas de la muerte se diferencia de la mayoría de cintas rodadas por Rollin por aquella época ya que es el único proyecto en el cual se acercó al terror setentero al uso en el que en todo momento están ocurriendo un sinfín de cosas, aunque con ese toque francés en la trama que te deja con cara de que quizás la metáfora ha volado por encima de tu cabeza (si es que había una).

Cuenta con bastante contenido de gore de muy bajo presupuesto y desnudez pero, según nuestro entender, no es una cinta que se apoya sólo en ese aspecto. Los aspectos más destacados son el escenario oscuro, la interpretación sublime de Marie-Georges Pascal y los estallidos de violencia que en efecto contribuyen a que el espectador se implique en la odisea de Elisabeth cuando se ve acosada por los locales que padecen de una enfermedad que viene acompañada de pústulas, irritación de la piel y unos irresistibles impulsos homicidas…

CUANDO DESPIERTA LA BESTIA (2014)

Una cinta poco conocida, pero de enorme aportación para el cine de licántropos y de gran interés es CUANDO DESPIERTA LA BESTIA. No se centra tanto en la leyenda de hombres lobos sino queda más importancia a una familia que lucha para hacer frente a una enfermedad hereditaria. El poder de una mujer joven cuidando a su madre enferma y padre deprimido.

Toda la situación que vemos es desesperada y retrata una historia muy deprimente, pero al mismo tiempo, es una historia extremadamente bella. Es cierto que es un relato sencillo, pero está tan bien escrita que no podrás quitar tus ojos de la pantalla. Al lado de cintas como DÉJAME ENTRAR, CUANDO DESPIERTA LA BESTIA es otro memorable drama/horror escandinavo. ¡Muy recomendable!

KANSEN (2004)

Los hospitales son los últimos lugares a donde nos gustaría tener que ir para ver a un amigo cercano o pariente, y mucho menos como paciente, pero MasayukiOchiai logra aumentar este temor común a proporciones inimaginables.

Bienvenido al hospital más destartalado, deslustrado y viscoso del planeta, bajo la responsabilidad de un maligno equipo de médicos y enfermeras, quienes están más empeñados en encubrir sus descuidos que de cuidar a sus pacientes. Si eso no fuera suficiente, se ingresa a un nuevo paciente que resulta ser el huésped de un parásito letal que convierte a sus víctimas en lunáticos antes de que se conviertan sus órganos internos en un moco gangrenoso.

Todo eso es bastante sombrío en sí mismo, pero Ochiai lleva la locura a otro nivel inyectando observaciones que esbozan verdades importantes sobre asistencia médica, y te podemos asegurar que empezarás a cuidarte como nunca desde el momento en que los créditos comienzan a salir en pantalla.