El 20 de agosto de 1890, nació el escritor H. P. Lovecraft, mundialmente conocido por sus relatos y novelas de terror sobre el horror cósmico, aliens ulteriores y ciudades más allá de los sueños.

Desde su muerte en 1937, su legado ha sido tan grande que numerosas obras literarias y cinematográficas hicieron explícita su deuda con Lovecraft y su complejo mundo de antiguos dioses y de horror cósmico. Para celebrar el aniversario de su nacimiento, vamos a hacer un recorrido por algunas de las cintas inspiradas en las obras del auténtico renovador del cuento de terror.

EL HOTEL DEL HORROR (1960)

Esta obra maestra británica tensa, aterradora y atmosférica ha recibido una mala reputación debido a su presencia en casi todas los colecciones de terror de dominio público desde el inicio del vídeo casero. Pero esta modesta producción merece mucho más respeto, que basa su efectividad en una opresiva e inquietante atmósfera llena de satanismo, brujería, el asesinato y cosas aún peores. Con unos toques Lovecraftianos, algunos giros que recuerdan a Psicosis y una de las actuaciones más siniestras del gran Christopher Lee, es una película que no te puedes perder.

EN LA BOCA DEL MIEDO (1995)

En la boca del miedo es un tributo consciente a Lovecraft, no sólo por el título que hace una perfecta alusión a «In The Mountains of Madness», sino también por su poder evocador de mitos fundamentales que trastornan nuestras realidades.

Considerada por muchos como la última joya del cine de terror de Carpenter, debida principalmente a la creatividad de su premisa: un autor loco está deformando el tejido de la realidad a través de sus libros. Sam Neill nos regala una interpretación demente no demasiado lejos de otro papel que interpretó en HORIZONTE FINAL de 1997. Sin lugar a dudas, una cinta de terror super infravalorada sobre el poder de los libros y sus autores en nuestra sociedad.

EL VACÍO (2016)

Escrito y dirigido por Steven Kostanski y Jeremy Gillespie, EL VACÍO representa un verdadero cambio para ambos dos. Despidiéndose de sus días de MANBORG y BIO-COP, EL VACÍO es más bien un batido con sabor a H.P. LovecraftStuart Gordon y David Cronenberg salpicado por los pasillos del hospital más espeluznante que hayas visto. Aunque se hicieron renombre en el género satírico por sus susodichos proyectos, curiosamente la nueva cinta de Kostanski y Gillespie os seducirá precisamente por que huye casi por completo de la comedia para dar más preferencia al suspense, la tensión, el terror, el gore y los monstruos; y todo sin un ápice de CGI.

EL INFINITO (2017)

Años atrás, dos hermanos, Justin y Aaron, lograron escapar de la secta donde se habían criado. Ahora, malviven en un apartamento de Los Ángeles, hasta que un día reciben una cinta de vídeo de aquella secta, y a Aaron le entran las dudas de si deberían volver al campamento del que huyeron. Como demostraron con sus dos primeras cintas, Benson y Moorhead están mucho más interesados en el terror cerebral que en los sustos fáciles y los baños de sangre, y en su tercera creación igual de refinada, inteligente y perturbadora encontrarás un sinfín de ideas fascinantes que no dejará a nadie indiferente. Para aquellos que les gustan las historias con un toque de Lovecraft combinado con un asombroso despliegue visual, no puedes perdértela.

LA COSA (1982)

En esta lista no podía faltar LA COSA, el clásico de la ciencia ficción dirigido por un John Carpenter más inspirado que nunca. Y es que aquí comienzan a desarrollarse las ideas lovecraftianas que culminarán en la locura de EN LA BOCA DEL MIEDO: los límites peligrosos entre el mundo real y nuestra imaginación y la desconfianza hacia cualquier otro ser humano. Y luego, hay algo en los efectos asombrosos de Rob Bottin que es increíblemente cercano a Lovecraft y que fundará el body horror americano.

La cinta narra la trama de un grupo de investigadores científicos en la Antártica que se ve expuesto a un ser extraño capaz de transformarse en literalmente cualquier ser viviente. Una película de terror y una película de suspenso de ciencia ficción en partes iguales, LA COSA te mantiene alerta, incitando a la paranoia entre sus personajes. Cuando empieza a matar a los hombres uno por uno, nadie está a salvo de la sospecha.