Subirse a una silla y gritar. Esta es, probablemente, la reacción más normal de cualquier persona que se encuentra una rata en casa.

La musofobia es el miedo a las ratas y ratones, una fobia específica provocada por una situación u objeto en particular (en este caso, ver una rata). Como todas las fobias, este miedo es irracional en cierta medida, pero eso no hace que la ansiedad no sea real.

Aunque cuesta creerlo, las ratas son en realidad bastante útiles para los humanos. Son excelentes para la experimentación científica ya que sus estructuras sociales son muy similares a las nuestras. Son excelentes mascotas para los niños, ya que son limpias y rara vez muerden. Algunas especies se están utilizando para detectar minas terrestres y detectar la tuberculosis.

Entonces, ¿porque tenemos tanto miedo de las ratas? Tienen dientes afilados, uñas afiladas y pueden portar enfermedades. Ellos viven donde vivimos nosotros, aunque lo más habitual es que les tenemos más cerca de lo que nos imaginamos sin saberlo. Están por todas partes, nos superan en número, y eso es lo que los convierte en una amenaza tan aterradora en el cine de terror.

Por ese motivo, y para celebrar el Día Mundial de la Rata (4 de abril), lo que sigue es una lista de algunas de las ratas más vilipendiadas del cine de terror…

LA REVOLUCIÓN DE LAS RATAS (WILLARD) (1972)

Willard es un joven inadaptado que trabaja en la empresa de su difunto padre. Su jefe no para de gritarle y sus compañeros se ríen continuamente de él. Ben y Sócrates, un par de ratas que él ha criado, junto al resto de ratas que hay en su casa son sus únicos amigos. Cuando sus compañeros matan a una de ellas, Willard formará un ejército de roedores para vengarse de todos los que se burlan de él.

RATAS (2016)

Este documental nos acerca al mundo de las ratas, los roedores que viven por todas las esquinas del mundo, conviviendo con la humanidad. Pero este último proyecto de Morgan Spurlock (SUPER SIZE ME) presenta de una forma tan asquerosa, tan salvaje y tan directa que te dejará con la boca abierta y el estómago revuelto pero con ganas de recomendarla a todos tus seres queridos. Y te dejaremos con este pensamiento: Mientras has estado leyendo este artículo, una rata ha estado en algún lugar cercano, al acecho…

ALTERED SPECIES (2001)

Altered Species es una cinta de muy bajo presupuesto, pero presenta algunos villanos más fabulosos del cine. En la película, un experimento científico para formular una cura para el cáncer convierte a sus sujetos de prueba, tres ratas de laboratorio, en monstruos mutantes que pueden regenerarse. Las ratas, incluida una que ha crecido hasta el tamaño de un contenedor de basura, alborotan a la ciudad. Cada una de las ratas tiene una reacción diferente a su versión de la «cura» y convirtiéndose cada una en un propio monstruo único. Está claro que ALTERED SPECIES no tenía intención de ganar un Oscar, pero si estás en busca de ratas asesinas y experimentos científicos con resultados desastrosos, esta cinta es de visionado obligado.

THE PIT AND THE PENDULUM (EL POZO Y EL PÉNDULO) (1913)

Una de las historias de terror más notorias sobre las ratas es «El pozo y el péndulo», de Edgar Allan Poe, en la que un hombre torturado por la Inquisición se salva cuando las ratas muerden sus ataduras. Muchas de las adaptaciones cinematográficas de la susodicha historia omiten esta parte, pero la versión de 1913, dirigida y producida por la cineasta francesa, Alice Guy-Blaché contó con toda una horda de ratas vivas para su escena final. Desafortunadamente, las ratas fueron asesinadas después del rodaje de la película, pero, por suerte, el tratamiento de los animales en el cine ha mejorado desde entonces.

EL ALIMENTO DE LOS DIOSES (1976)

Si estás en busca de una película de terror con roedores de tamaño inusual, no busques más. Basada en una historia de H.G. Wells y dirigida por Bert I. Gordon, esta película sigue a un grupo de amigos de vacaciones que se topan con una isla de animales gigantes. Son atacados por avispas gigantes, gusanos y mucho más antes de que se encuentren con los nativos más perturbadores de todos, unas ratas gigantes. Utilizando disfraces de ratas, la animatronica y algunos trucos divertidos con la cámara, esta película violenta y ridícula es para todas las edades.