Cada 7 de agosto se celebra el Día Mundial de los Faros, unas construcciones que han ayudado en la seguridad y orientación de muchos marineros desde la antigüedad. Estos edificios tan misteriosos y solitarios siempre despiertan nuestro espíritu aventurero y siempre son unos decorados muy cinematográficos. Por lo tanto, coincidiendo con la susodicha celebración, a continuación presentamos una lista de cinco películas de terror relacionadas con los faros.

En la Tiniebla (Craig Rosenberg, 2006)

Unos meses después de la trágica muerte de su hijo, Rachel Carlson (Demi Moore), una famosa escritora de novelas policíacas, se traslada desde Londres a un pequeño pueblo pesquero de Escocia con la esperanza de volver a escribir, pero muy pronto empiezan a producirse a su alrededor hechos muy extraños e inexplicables. Con sus toques sobrenaturales con un trasfondo romántico, estamos ante una clase magistral de terror sin efectos especiales que resiste bastante bien el suspense durante toda la cinta. Muy recomendable.

La piel fría (Xavier Gens, 2017)

Con LA PIEL FRÍA, Xavier Gens vuelve al terror que practicó en sus primeros trabajos, adaptando la aclamada novela de Albert Sánchez Piñol. En los límites del Círculo Polar Antártico, a principios del siglo XX, un joven se aproxima hasta una inhóspita isla, alejada de toda ruta de navegación, para relevar a un hombre en un remoto puesto de observación. Cuando encuentre a su predecesor, verá que ha sido testigo de horrores imaginables. Juntos, se refugiarán en el faro y, noche tras noche, tendrán que defenderse de los continuos ataques de unas misteriosas criaturas marinas mientras se replantean cómo enfrentarse a lo desconocido.

Aquí el miedo y los sustos conviven con el drama de supervivencia, abordando la dinámica que surge entre dos desconocidos que se ven obligados a compartir un espacio tan limitado.

Edgar Allan Poe’s Lighthouse Keeper (Benjamin Cooper, 2016)

Inspirada en un cuento no terminado de Edgar Allan Poe ya que el autor falleció en octubre de 1849, al poco de empezar su redacción, LIGHTHOUSE KEEPER relata como un joven naufrago despierta en una playa remota, abandonado allí tras una violenta tormenta. En la cima de las peñas rocosas ve un faro y herido y con amnesia, recibe la ayuda del farero, Walsh, un hombre enigmático. Walsh le dice son los únicos habitantes de la península y que es imposible salir de allí hasta que el ferry llegue en dos semanas. Mientras tanto el hombre es perseguido por visiones de una hermosa joven y, también, de visiones de horribles criaturas que llegan de las profundidades. Debe enfrentarse a los habitantes grotescos de la oscuridad y prestar atención a la advertencia del farero: ‘mantener siempre una luz encendida’.

Keepers. El misterio del faro (Kristoffer Nyholm, 2018)

Formando parte de la sección oficial de Sitges 2018, Keepers comienza como un drama sobre la soledad y gira hacia una historia de misterio y locura. Basada en la leyenda de la isla de Flannan, tres fareros llegan a una isla despoblada. Thomas, James y Donald comienzan sus tareas en el faro hasta que un día topan con algo extraño, algo que no es exactamente lo que un farero debería vigilar. Las cosas se complican cuando avistan un barco que podría tener todas las respuestas, desatando una serie de sucesos progresivamente trágicos. Inalterable, tensa y bien interpretada.

The Lighthouse (Robert Eggers, 2019)

Tras el éxito y las buenas críticas recibidas con LA BRUJA, Robert Eggers vuelve con The Lighthouse que pasó por la pasada edición de Cannes con casi todas las criticas creando un hype importante (y, por lo tanto algo peligroso).

Inspirada en una tragedia real ocurrida en 1801, Robert Pattinson y Willem Dafoe son dos fareros completamente aislados en una remota y misteriosa isla de Nueva Inglaterra a finales del siglo XIX. La tensión, la desconfianza y la locura no tardan en surgir entre ambos hasta que cualquier atisbo de convivencia salta por los aires. De Cannes salió galardonada con el premio FIPRESCI de la crítica a la Mejor película de la Quincena de Realizadores.