Agosto es el «Mes de los inventores», una iniciativa que fue lanzada en 1998 por la asociación de inventores de Estados Unidos (UIA-USA) para reconocer a los inventores cuyas ideas han servido como aportes reales al mundo. Gracias a ellos, el mundo no deja de avanzar pero, una cosa curiosa es el hecho de que el cine de terror y ciencia ficción parece profético.

Un sinfín de los inventos, aplicaciones y avances tecnológicos que nos rodean, llegaron antes en la pantalla grande. El viaje a la luna, la pantalla plana o la creación de los robots son solo algunos ejemplos de cómo los guionistas y cineastas se han dedicado a imaginar cómo sería el futuro de la humanidad y de nuestro planeta. Y, sin lugar a dudas, los inventores encuentran su inspiración en ese tipo de cine, incluso como si fuese un manual de instrucciones, ya que muchos cineastas imaginan el futuro con sumo detalle.

Con esto en mente, hoy hemos recopilado una selección de algunas películas de terror protagonizadas por genios de la invención.

MÁS ALLÁ DE LA TUMBA (1941)

Arrancamos motores con los inventos más macabros de toda la lista. Boris Karloff (en un clásico papel de los suyos) protagoniza esta película de 1941 como un científico que se ve obsesionado con la posibilidad de comunicarse con su esposa ya muerta y utiliza a su hija como medium, durante una peligrosa experiencia que ya ha costado la vida a otro medium. Mientras Karloff cae en la locura y enajenación más terrible, construyendo máquinas cada vez más elaboradas y se hace evidente que no se detendrá ante nada para lograr su objetivo. Tan trágico como aterrador, Karloff interpreta al clásico científico loco de una forma sublime. Situándose a caballo entre la ciencia y lo sobrenatural, con una dirección muy directa y sencilla que dota de gran ritmo a la narración, MÁS ALLÁ DE LA TUMBA es, sin lugar a dudas, una de las mejores producciones de este subgénero.

LA MOSCA (1986)

Escasas películas han abordado la humanidad que se esconde dentro de la monstruosidad tan profundamente como su remake de LA MOSCA, protagonizada por Jeff Goldblum. Aquí Goldblum hace el papelón de su vida como Seth Brundle, un inventor que ha perfeccionado la teletransportación y quiere mostrárselo a Veronica Quaife, una periodista por la que él se siente atraído. Aunque no todo sale bien, Brundle no se percata de que su experimento salió mal y que está punto de sufrir cambios aterrorizantes. Fascinante, intensa y perturbadora LA MOSCA sigue siendo no solo uno de los mejores remakes de la historia sino una de las mejores cintas de terror de la historia, 33 años después de su estreno.

RE-SONATOR (1986)

En esta segunda incursión de Stuart Gordon en las obras de H.P. Lovecraft Jeffrey Combs vuelve a la carga, esta vez para descubrir un sexto sentido que no sólo refuerza los otros cinco, sino que tiene propiedades singulares de increíbles consecuencias. Las sobrecargas sensoriales que experimentan los protagonistas conducen a unas deformaciones corporales extraordinariamente absurdas como glándulas pineales explosivas y las travesuras viscosas del Dr. Pretorius. La cinta es visualmente deslumbrante, no sólo por los efectos etéreos, sino también por la paleta de colores de tonos ultravioletas fluorescentes cuando se enciende el invento de la película, el Re-sonator.

Carolyn Purdy-Gordon, la mujer de Stuart Gordon, que aparece en muchas de sus creaciones (incluso esta) describió RE-SONATOR como «una película para personas que les gusta mirar sus pañuelos después de sonarse la nariz», un resumen bastante curioso pero a la vez muy acertado.

EL HOMBRE SIN SOMBRA (2000)

Para esta cinta, el cineasta Paul Verhoeven se adentró una vez más en el terreno de la ciencia ficción: un terreno que ya acometió en diversos tonos en ROBOCOP, DESAFIO TOTAL o STARSHIP TROOPERS para narrar como un grupo de líderes gubernamentales dirigidos por el «excéntrico científico» Sebastian Caine (Kevin Bacon) lleva tiempo tratando de revertir su nuevo invento, un suero de invisibilidad, el cual ha sido probado con éxito. Tras una prueba satisfactoria donde un gorila vuelve a ser visible, Caine se presta para ser el primer humano en recibir el suero, por lo que se lo somete al proceso volviéndose invisible. Sin embargo el suero que anula la invisibilidad no funciona en él y debe permanecer por meses en el laboratorio. El encierro causa que la naturaleza malvada de Caine aflore al verse capaz de hacer lo que quiera sin ser descubierto. Paul Verhoeven dio una nueva vuelta de tuerca a la vieja idea del hombre invisible, tamizándola a través de sus conocidas y personales obsesiones en torno al sexo y la violencia. Pero eso sí, en esta ocasión, para no pasarse demasiado en imágenes fuertes, cae en un juego pueril: mostrar desnudos camuflados con efectos visuales.

PRIMER (2004)

PRIMER cuenta la historia de un grupo de cuatro hombres que construyen dispositivos incomprensibles. Gracias en parte a un accidente, y en parte a su propia pericia, dan con un mecanismo que les permite tener poderes, consiguiendo así todo lo que quieren. Este hallazgo podría cambiar el mundo, aunque también pondrá a prueba las relaciones existentes entre sus inversores.

Rodada con escasos medios pero aprovechándolos a tope, Shane Carruth logró crear quizás la mejor película indie hasta la fecha sobre viajes en el tiempo y las paradojas y asimetrías que estos desencadenan. A pesar de su presupuesto ínfimo, un reparto muy reducido y pocos escenarios, PRIMER resultó ser un estimulante y reposado thriller gracias a la esencia del guión que nos sumerge en la emoción de dos personajes inteligentes, pero que aún conservan la debilidad humana por lo material y utilitario y la manera en cómo se estructura una historia tan compleja… Un imprescindible rompecabezas moral que te cautivará de principio a fin.