Las películas de terror están diseñadas específicamente para asustarnos, para identificar nuestros miedos más profundos y explotarlos sin piedad. Están destinados a hacernos retorcer, gritar, aferrarnos a los reposabrazos de las butacas del cine, y quedarnos despiertos por la noche, recordando sus momentos más perturbadores.

Pero a veces, las películas que no son precisamente de terror pueden llegar a ser igual de inquietantes, y quizás incluso más aterradoras. Por lo tanto, hemos recopilado una lista de algunas de las cintas más aterradoras de otros géneros y en todos los casos, las películas en cuestión, por diferentes motivos, nos dejaron con muy mal cuerpo.

SNOWTOWN (2011)

Se tienes mucho aguante, te recomendamos SNOWTOWN del cineasta australiano Justin Kurzel (ASSASSIN’S CREED) «basada en una historia verdadera» sobre el asesino en serie John Bunting. Utilizando su encanto y personalidad manipuladora, Bunting se infiltró en una comunidad indigente y amasó a una creciente legión de seguidores para ayudarle a matar a aquellos que él consideraba como malhechores.

Kurzel y el guionista Shaun Grant relatan los eventos infernales con mucha destreza a través de los ojos del joven huérfano Jamie (Lucas Pittaway) quien, lamentablemente, encuentra una conexión paterna en Bunting. La forma en que la vida de Jamie se convierte en miseria y violencia es lo que da a la película la capacidad de atraparnos y dejarnos conmocionados hasta una de las finales más sombrías y desgarradoras jamás vistas en el cine.

 

RÉQUIEM POR UN SUEÑO (2000)

La adicción es un terror muy real con el que millones de personas lidian diariamente, y tal vez ninguna película la haya capturado de manera tan conmovedora como Darren Aronofsky.

Centrándose en un grupo de cuatro amigos, la cinta nos demuestra las distintas etapas de la adicción a las drogas. Es inquebrantable en su forma de mostrar las etapas iniciales de la adicción, los efectos secundarios que la acompañan, y los síntomas de abstinencia y las consecuencias de intentar dejar las drogas. Vemos como acaban amputando un brazo infectado. Otro personaje recibe terapia de electroshock. Y otro desarrolla una psicosis como resultado de sus adicciones.

Aronofsky se asegura de que todo se sienta real y que todo duela. Cada momento de la película es un recordatorio sombrío de la angustia de las adicciones.

 

THE SQUARE (2008)

Esta joya noir dirigida por Nash Edgerton, con un guión escrito por Joel Edgerton, Matthew Dabner, THE SQUARE nos lleva en un viaje de miseria moral que resulta fascinante, estremecedor, emocionante y duramente divertido por partes iguales con momentos verdaderamente tensos.

Para escapar del aburrimiento de su matrimonio sin amor, Raymond comienza una relación con la problemática Carla. Casada con un delincuente, Carla le propone a Raymond robar el botín de la última fechoría del marido y huir juntos. Raymond prepara el plan, pero comete un error fatal: contratar a Billy, un consumado pirómano profesional…

Con THE SQUARE Edgerton demuestra mucha destreza en un género con unos códigos ya preestablecidos pero que aún puede emocionarnos y lo consigue sobre todo gracias a unos personajes con los que logramos empatizar a pesar de las maldades que son capaces de realizar.

 

RATAS (2016)

Las ratas no deberían ser tan aterradoras, ¿verdad?

La última película en esta lista nos acerca al mundo de las ratas, los roedores que viven por todas las esquinas del mundo, conviviendo con la humanidad. Pero este último proyecto de Morgan Spurlock (SUPER SIZE ME) presenta de una forma tan asquerosa, tan salvaje y tan directa que te dejará con la boca abierta y el estómago revuelto pero con ganas de recomendarla a todos tus seres queridos. Y te dejaremos con este pensamiento: Mientras has estado leyendo este artículo, una rata ha estado en algún lugar cercano, al acecho…..

 

CAMPAMENTO JESUS (2006)

La forma en que las personas se comportan cuando están adoctrinadas bajo sistemas de creencias es un tema bastante común en las películas de terror pero aunque esas películas a veces se basan en eventos reales, CAMPAMENTO JESÚS no es, para nada, una representación ficticia.

Es uno de los documentales más inquietante que se haya rodado sobre un campamento cristiano para niños en el que se enseña a niños de apenas 6 años a ser «soldados del ejército de Dios» y parte del futuro político de América.

Ver a niños participando en un proselitismo tan extremo es increíblemente impactante. Además, el documental nos enseña como estos niños no experimentan lo que realmente significa ser un niño, saltando directamente a la edad adulta. Se supone que la infancia es un momento de inocencia para experimentar maravillas, no una etapa de miedo y guerra moral. En resumidas cuentas, CAMPAMENTO JESUS es más aterradora que la mayoría de las cintas de terror porque nos recuerda los terrores que existen de una forma muy presente en nuestras propias vidas.

Más en el blog: la mejor películas de terror en 2018: Ronda 5