Por lo general, hablar del romanticismo despierta una emoción juvenil y placentera, pero es un tema subjetivo por naturaleza.

La madurez de una relación puede desenterrar algunas verdades asombrosas, algo que a veces resulta muy inquietante para el público. Además, en contra de los ideales populares, el romance es a menudo peligroso y destructivo por naturaleza, sobre todo cuando ambas partes de una relación no tienen las mismas ganas.

En un lamentable giro de los acontecimientos, un romance feliz puede deteriorarse con el tiempo y volverse amargo cuando ni siquiera se soportan mutuamente. Resulta sorprendente cuando una película que de entrada aparenta ser romántica o dramática cambia totalmente, sobre todo si se concierte en una cinta de terror. Sin más preámbulos, lo que sigue es una lista de 5 dramas románticos que son en realidad películas de terror:

LUNAS DE HIEL (1992)

Infligir dolor a otros es un gozo muy particular, que nos recuerda de nuestro salvaje pasado como cavernícolas. Los experimentos sexuales con el sadomasoquismo y el masoquismo se remontan a muchos siglos antes. En el papel de la sensual y bella francesa Mimi, la mujer real de Roman Polanski, Emmanuelle Seigner, demostró diversos tipos de romance en Lunas de Hiel.

Es inquietante escuchar la confesión de Oscar Benton sobre el placer indescriptible que le produce el pensamiento de una Mimi indefensa e insegura. Más tarde en su relación, recurren a diversos tipos de juegos sexuales para re-encender la chispa, pero los juegos se trataban más del poder y la dominación que del amor.

Con el tiempo, una envejecida y madura Mimi se venga de Oscar por su doloroso pasado. Los juegos de amor son emocionantes y aterradores de ver, ya que el público es tan indefenso como Oscar para controlar la situación. Después de ver Lunas de Hiel la gente joven se lo pensará dos veces antes de querer casarse con una extraña mujer exótica de un lugar extraño del mundo.

 

SECRETARY (2002)

¿Por qué la gente se inflige a sí misma el dolor del sadomasoquismo? La respuesta podría ser el placer que se deriva de ello, que es mucho más fuerte que el ritual doloroso. El amor es otra razón por la que la gente permitiría este fetiche de su pareja. Secretary de Steven Shainberg demuestra los incomprensibles extremos a los que la gente podría llegar a aceptar para satisfacer los deseos sexuales de su pareja.

Lee Holloway (Maggie Gyllenhaal) tiene el peor de los currículum cuando decide solicitar un empleo de secretaria en el bufete de abogados de E. Edward Grey (James Spader). Basta con decir que acaba de salir de una institución psiquiátrica y que, tan sólo un día después de volver a estar con su disfuncional familia de barrio periférico, ha recaído ya en su hábito secreto e inconfesable. Pese a que nunca en su vida ha tenido trabajo, Lee resulta finalmente contratada por el Sr. Grey, un misterioso abogado. Al principio el trabajo parece normal: mecanografiar cartas, archivar documentos y hacer el café; pero Lee y el Sr. Grey no tardan en embarcarse en una relación mucho más estrecha e íntima; una relación que haría sonrojar a cualquier jefe de personal. Con cada momento que pasa, el terror se vuelve más real, apreciándose el trágico destino de Lee. El final es complaciente, como siempre, pero durante bastante tiempo, el terror de la situación eclipsa el romance.

 

LA ISLA (SEOM) (2000)

Las películas de Kim Ki-duk siempre son un reto para el espectador y La Isla, una predecesora de Primavera, verano, otoño, invierno… y primavera plasma el aislamiento de un pueblo pesquero de manera devastadora. Es una película muy desagradable y estremecedora y para los que no estén acostumbrados, nos atreveríamos a decir que es una introducción adolorida a este cineasta.

La Isla comienza con el romántico cuento de la muda Hee-jin, que trabaja conduciendo un ferry, y su pasajero, un fugitivo llamado Hyun-Shik. Hyun-Shik es cariñosa con Hee-jin, a la que rechazó al principio. De hecho, Hee-jin llama a una prostituta para prestar servicios al hombre, pero pronto comienza una relación de trío entre los tres.

Poco a poco, la prostituta se acerca más al hombre; Hee-jin no puede tolerar esto y mata a la chica. Su relación se estanca y los varios intentos de suicidio de Hyun-Shik no funcionan. A diferencia de los enigmáticos romances entre la gente, el final es realmente estremecedor, ya que esta pareja atormentada retoma su relación toxica y siguen viviendo juntos.

 

EL JUEGO DE GERALD (2017)

La versatilidad de Stephen King en géneros tan variados es realmente admirable. Es una de las pocas leyendas vivas que entendió el vínculo entre el amor incondicional y el terror. Llena de sus reflexiones proféticas, la adaptación cinematográfica de «El juego de Gerald» está cargada de fantasía surrealista y de una atmósfera aterradora.

Jessie (Carla Gugino) y Gerald (Bruce Greenwood) son un matrimonio maduro que viaja a una remota cabaña con la esperanza de revitalizar su deteriorada relación en un sitio apartado y tranquilo. Allí Gerald propone a su mujer un juego sexual: esposarla a la cama para incrementar las sensaciones. Pero cuando éste muere de un infarto, Jessie tendrá que luchar por su supervivencia. Una Jessie esposada a la cama pide ayuda antes de que su subconsciente empiece a tomar el control. Gerald llega a interrogarla sobre los fracasos en su matrimonio y en una escena retrospectiva, se observa la trágica infancia de Jessie. A Jessie le atormentaba el recuerdo de su padre masturbándose con una joven Jessie sentada en su regazo, excitándose por ello. Es una dura revelación y el dolor mental y físico que sufre la Jessie de ahora resulta muy doloroso de ver. La romántica noche de un Gerald cachondo y una Jessie sexy se rinde ante el terror en esta soberbia película bajo la dirección del gran Mike Flanagan.

 

HONEYMOON (2014)

El título (‘Luna de miel’ en castellano) apunta a una película de terror tradicional tipo «cabaña en el bosque», pero la película trata los temas de terror de una manera más inteligente en comparación con la mayoría de las películas del montón. Fiel a su nombre, la historia parte de una premisa romántica.

Después de su boda, Paul y Bea hacen una visita a su propiedad heredada en Canadá – una cabaña aislada en el bosque – para pasar su luna de miel sin preocupaciones. Todo va bien hasta que Bea se encuentra con un viejo amigo y empieza a comportarse de forma sospechosa. Bea también muestra su reticencia hacia la maternidad, ya que una simple mención del tema por parte de Paul le hace reaccionar de una manera incómoda.

Honeymoon nunca aclara explícitamente la fuente de su terror, pero mantiene una atmósfera escalofriante en todo momento. Es una invasión alienígena, un horror psicológico oculto dentro de una película que parecía un drama romántico corriente en un principio.