A día de hoy, los trastornos del sueño afectan a la  salud y calidad de vida del 45% de la población. Por ello, cada año la Asociación Mundial de Medicina del Sueño celebra el Día Mundial del Sueño cada 15 de Marzo, un evento destinado a concienciar a la sociedad sobre los trastornos del sueño, promoviendo la  prevención y la educación ya que los especialistas tienen muy claro que el sueño de calidad es reflejo de buena salud y alarga la vida.

Para los amantes del cine de terror, relacionamos el sueño con las pesadillas ya que existen tantas cintas de miedo que tratan sobre el sueño; cada una de diferente forma y con una perspectiva diferente. Por lo tanto, nuestra lista de hoy es una selección de películas en donde el sueño aparece en sus argumentos y acabarán quitándote… el sueño…

MARA (2018)

MARA, de los creadores de Paranormal Activity, se presenta como una cinta que no te dejará dormir en años. Y razones para ello no le faltan.

En esta película, el director Clive Tonge juega con el terror psicológico que supone la parálisis del sueño, una experiencia que mucha gente ha vivido y que es realmente angustiosa. La cinta plantea la existencia de una tercera fase mental, comprendida entre el estar despierto y el estar dormido, en la que la persona es consciente de lo que pasa a su alrededor pero no es capaz de mover su cuerpo.

A ello se le añade que en esa fase de “duermevela”, el cerebro puede jugar malas pasadas y ver cosas que no están ahí. O quizá sí, en una realidad paralela repleta de fantasmas y demonios de formas aterradoras. Si has tenido alguna vez parálisis del sueño, lo mejor será que no veas esta cinta.

THE NIGHTMARE (2015)

Y seguimos con la parálisis del sueño ya que THE NIGHTMARE es el nombre de un documental que realizó el director Rodney Ascher, quien también sufrió de episodios de parálisis en la cama.

El documental cuenta que muchas personas que padecen este trastorno sufren también alucinaciones en el momento de la parálisis escuchando voces y sintiendo presencias. A partir de ese ahí Ascher consigue crear todo un despliegue de escenas que dejarán a más de uno sin ganas de acostarse.

“Bienvenidos al lugar más temido del mundo: tu habitación”.

INK (2009)

En esta película independiente de Jamin Winans, los sueños son controlados por seres de otro plano de la realidad. Una vez que se apaga la luz y todos nos disponemos a dormir, dos fuerzas invisibles emergen. Son invisibles para nosotros, pero ejercen un gran poder sobre todos, de hecho combaten por nuestras almas en nuestros sueños.

La verdad es que hay mucha información para procesar al principio, pero una vez que lo hayas hecho, INK es una película alucinante con tantísimos elementos fantásticos, todos luchando entre sí para ganar el alma de la protagonista, Emma, una chica que ha caído en coma. Y, con un momento revelador magistral hacia el final, INK consigue uno de los mejores giros que se haya visto en el cine en la última década y el producto final es una obra de arte completamente única que no se puede perder.

LA CELDA (2000)

El director Tarsem Singh saltó a la fama con esta cinta después de haber empezado su carrera dirigiendo vídeos musicales para grupos como Deep Forest y R.E.M. y anuncios para marcas como Nike y Coca Cola.

LA CELDA relata como la psicóloga Catherine Deane intenta ayudar al FBI a localizar a la última víctima de un asesino en serie ya que ella puede experimentar lo que sucede en la mente inconsciente de otra persona, incluyendo sus sueños y sus meditaciones particulares. Si bien la película puede parecer más bien una cadena de videos musicales, en realidad es una fascinante exploración del laberinto de una mente enferma en la que nuestra experiencia y las muchas conclusiones que podemos sacar no están muy alejadas de lo que nos ofrecen las escenas de ensueño del gran David Lynch.

PESADILLA EN ELM STREET (1984)

Y acabamos con, sin duda, el clásico fundamental de este sub-genero de cine de terror, PESADILLA EN ELM STREET.

“Pensé que Pesadilla en Elm Street jamás llegaría a tener secuelas. Qué tonto era.” dijo el director, WesCraven en su día. Todo empezó cuando Craven leyó un artículo en un periódico sobre jóvenes adolescentes que morían mientras dormían y decidió nombrar al hombre deformado que habitaba en las pesadillas como al abusón que le hacía bullying en el colegio para crear una saga ya mítica. Una saga que se merecería una lista aparte dado su sinfín de pesadillas con algunos de los asesinatos más perturbadores de la historia, pero hemos elegido esta morbosa escena entre el sueño y la vigilia que nos dejó uno de los planos más icónicos del cine de terror: