El cine de terror tiene su buena cantidad de fans, pero como nunca hay suficiente tiempo para ver cada estreno que pertenece a este género o, por limitaciones espaciales o de presupuesto, muchas películas de terror simplemente no llegan a la pantalla de nuestro cine local.

Aunque en estos últimos años se han estrenado una buena cantidad de éxitos de taquilla de terror, muchos proyectos lamentablemente quedaron atrás, pero merecen igual (o más) atención.

Por lo tanto, hoy te presentamos una lista de cinco fascinantes películas de terror sobrenatural que quizás desconocías pero que son de visionado obligatorio…

SPIRAL (UZUMAKI) (2000)

Empezamos con una película muy difícil de clasificar. Grabada entre filtros verdes y secuencias de las más bizarras de sueños psicodélicos, SPIRAL es una cinta de terror surrealista. Es toda una experiencia surrealista sobre un poblado en Japón que, sin mayor explicación, se obsesiona con vórtices. Y, de forma repentina, estas formas espirales se convierten en una máquina asesina que aterroriza a la protagonista Kirie Goshima.  Para los amantes de cine bizarro y fuera de lo común, es una película que no se puede perder.

GRACE (2009)

Y seguimos con otra cinta poco conocida que estamos seguros que te dejará muy sorprendida. Madeline está embarazada de 8 meses y le queda muy poco para dar a luz. Su hijo se llamará Grace. Sin embargo, un imprevisto accidente mata al bebé dentro de la madre. Los médicos quieren estirparle el cadáver, pero Madeline insiste en seguir la gestación hasta el final. Cuando llega a los 9 meses, milagrosamente, el bebé vuelve a la vida y nace. Pero la criatura guarda un horrible secreto: no quiere leche, necesita algo más… Tras ver esta cinta te dará miedo ir a dormir, sobre todo si acabas de dar la bienvenida a un nuevo miembro en la familia.

TOAD ROAD (2012)

El consumo de drogas, la adolescencia y la rebeldía frente a la autoridad y las normas parecen motivos para una película dramática, emotiva, de descubrimiento o quizá hasta cómica, pero  no para una cinta de terror. Pero el director Jason Banker consigue aterrorizar a su público de una manera innovadora con estos ingredientes. Un grupo de jóvenes que comparten esas circunstancias hacen caso a la leyenda de Toad Road, según la cual existe un camino en un bosque cercano a donde viven, que contiene siete entradas al Infierno, la última de las cuales lleva a la desaparición definitiva de este mundo.

DE POEL (2014)

El olor abrumador a moho de la tienda de campaña, los sacos de dormir más incómodos que estar atrapado en una camisa de fuerza, el suculento olor de los sanitarios portátiles; No hay nada como acampar por debajo de las estrellas con la familia y amigos, ¿Cierto?

Mientras la película holandesa DE POEL, del británico Chris W. Mitchell (escritor de FRANKENSTEIN’S ARMY y THE WINDMILL), da la impresión inicial de que va a seguir el mismo camino del género de terror en el bosque, las cosas se desvían rápidamente en una obra inteligentemente estructurada, enfocando a los personajes como herramienta para aumentar las angustias. Combinando elegantemente elementos del “otro lado” con un escenario muy realista – una familia de acampada – y centrándose mucho más en las enemistades familiares en lugar de lo sobrenatural, lo hace una película mucho más anclada en la realidad comparado con las películas de “slasher” que recurren a los mismos personajes de usar y tirar de siempre.

Si tenías planes de ir de camping os podemos asegurar que DE POEL te dejará con la boca abierta y con ganas de buscar un hotel de 5 estrellas con todo incluido.

EL INSTITUTO ATTICUS (2015)

El largometraje debut del director Chris Sparling, EL INSTITUTO ATTICUS, fue uno de los mejores relatos sobrenaturales del 2015, funcionando mil veces mejor que cualquier otro “Shockumentary” gracias a su enfoque en el elemento médico de lo sobrenatural cuando un pequeño laboratorio de psicología en Pennsylvania se convierte en el hogar del único caso de posesión confirmado por el gobierno.

Utilizando fotografías de archivo y entrevistas terroríficamente convincentes, Sparling forja un asombroso sentido de la autenticidad. William Mapother es fantástico como director del equipo médico, pero es Rya Kihlstedt quien es realmente asombrosa como Judith, donde su timidez y soledad no podrían ser más inquietantes.

Mientras la película tiene sus momentos de susto, está claro que lo que más le interesaba a Sparling era crear una historia absorbente y sustancialmente creíble, cosa que consiguió con creces.