Encontrar a tus viejos amigos puede resultar muy complicado. Incluso puede llegar a ser algo aterrador. Sin embargo, el «Día de encontrar a un viejo amigo» (19 de septiembre) es un día para reconectarse con amigos de hace años. Este día pretende recuperar las antiguas relaciones en tu vida, y ponerte al día con tus amigos.

Un tema recurrente en el cine de terror es la búsqueda de o el reencuentro con viejos amigos, ya que podrían haber pasado muchas cosas desde que los personajes estuvieron juntos por última vez, o podrían existir algunas tensiones no resueltas que han estado gestándose durante décadas. Con esto en mente, lo que sigue es una recopilación de algunos de los reencuentros más explosivos que el género de terror ha presenciado….

RESOLUTION (2012)

Aaron Moorhead y Justin Benson debutaban en 2012 con esta cinta que se ha ido haciendo con la etiqueta de cinta de culto. Tratando una de las temáticas más valiosas de las cintas de Benson y Moorhead, la amistad, RESOLUCIÓN cuenta como Michael recibe un vídeo de su amigo Chris en el que se aprecian las consecuencias de años de adicción a las drogas. A pesar de las reticencias de su mujer, Michael se dirige a la cabaña de Chris para ayudarle. La situación no tarda en tomar un giro inesperado cuando los dos amigos se ven obligados a enfrentarse a sus propios demonios personales, a las consecuencias de acciones pasadas, y a fuerzas que escapan de su control.

Es una de esas cintas independientes, de poco presupuesto, que logra cautivar a su público, principalmente por la buena química entre los actores, respaldados por un guión que combina en su justa medida drama, comedia, suspense, y sobre todo, misterio…

EL INFINITO (2017)

Y seguimos con la cuasi-secuela de RESOLUTION: Años atrás, dos hermanos, Justin y Aaron, lograron escapar de la secta donde se habían criado. Ahora, malviven en un apartamento de Los Ángeles, hasta que un día reciben una cinta de vídeo de aquella secta, y a Aaron le entran las dudas de si deberían volver al campamento del que huyeron. Como demostraron con sus dos primeras cintas, Benson y Moorhead están mucho más interesados en el terror cerebral que en los sustos fáciles y los baños de sangre, y en su tercera creación igual de refinada, inteligente y perturbadora encontrarás un sinfín de ideas fascinantes que no dejará a nadie indiferente. Para aquellos que les gustan las historias con un toque de Lovecraft combinado con un asombroso despliegue visual, no puedes perdértela.

LO QUE TE MANTIENE VIVA (2018)

Después del éxito de RASTRO DE SANGRE, el escritor y director Colin Minihan regresó con la actriz Brittany Allen (JIGSAW), esta vez acompañada por otra protagonista de la última entrega de la exitosa saga de SAW, Hannah Emily Anderson.

Este thriller inquietante sigue a Jules y Jackie durante su primer aniversario de bodas. Pero en vez de pasar unas vacaciones tranquilas en la cabaña del bosque donde veraneaba una de ellas de joven, van a tener que huir de un enemigo que sin duda no esperaban: la una de la otra. Encontrándose con unos viejos amigos, el idílico bosque en el que deberían haber celebrado su amor se convierte en escenario de una escalada de violencia, y el matrimonio se torna un macabro juego del gato y el ratón.

EL REGALO (2015)

En este brillante debut como director de Joel Edgerton, la vida de Simon y Robyn, una joven pareja que acaba de mudarse a una nueva casa en California, comienza a verse incómodamente alterada cuando empiezan a recibir misteriosos regalos de un antiguo compañero de clase de Simon.

Edgerton logra crear un thriller pequeña de autor inquietante, y sobre todo inteligente que nos regala una serie de giros tan sorprendentes como ingenuos que te atrapará con sus garras en un desenlace de suspenso desenfrenado.

LA INVITACIÓN (2015)

Cuanto menos sepas de esta cinta, mejor. La Invitación es una historia de un dolor profundo e íntimo, del tipo que ninguno de nosotros espera tener que sufrir alguna vez en nuestras vidas. La película comienza de manera interesante cuando Will (Logan Marshall-Green en su mejor momento) llega a una cena que su ex-mujer, Eden (Tammy Blanchard), está celebrando en lo que antes era su casa. Ha traído a su novia, Kira (Emayatzy Corinealdi) pero algo muy extraño está pasando en la casa. Como el público percibe la película desde la perspectiva de Will, resulta imposible averiguar qué es lo que hay de extraño allí. La cinta engancha al espectador en todo momento hasta el desenlace abrumador, pero LA INVITACIÓN no destaca ni por su conclusión ni por el camino que tomamos para llegar a ese final. Más bien, destaca gracias a sus cimientos, a la infraestructura narrativa sobre la que Kusama construye la película desde el principio.