En buena parte de las películas míticas aparecen uno o varios de los protagonistas en una bañera o ducha. Por alguna razón, los baños son uno de los lugares predilectos para los guionistas y directores que suelen introducirlas en sus historias, sobre todo si estamos hablando de cintas de terror. Quizá sea porque es el sitio de mayor intimidad, donde cada persona puede estar consigo mismo.

Como hoy (14 de Junio) se celebra el «Día de la bañera», hemos querido celebrarlo repasando una selección de escenas que toman lugar en baños y que todo amante del cine de terror debe conocer ¿Recuerdas estas escenas? Vamos a comprobarlo…

CARRIE

Tanto en la cinta original de Brian DePalma como en el remake de 2013, existe una escena en la ducha donde la protagonista se descontrola al ver su propia sangre. Es uno de los momentos más emblemáticos de esta historia que demuestra como su madre, una fanática religiosa, la alejó del conocimiento de su propio cuerpo

Carrie se da una ducha en el colegio después de una clase de gimnasia. En ese momento, y delante de todas sus compañeras, la joven tiene la regla por primera vez. La madre de Carrie jamás le había explicado a su hija qué era la menstruación, por lo que ella se sobresalta y cree que le está pasando algo realmente aterrador. Aún peor, asustadísima, Carrie grita y le pide ayuda al resto de las chicas. A las adolescentes les resulta de risa que no sepa que menstruar es algo normal y se burlan de su ignorancia.

VINIERON DE DENTRO DE…

Solo un director como David Cronenberg podría dirigir una escena dentro de una bañera tan repulsiva y perturbadora como esta. El debut de Cronenberg relata como en el complejo residencial de la torre Stareliner, un científico crea, por medio de unas modificaciones genéticas, una especie de babosas. Cuando estos seres penetran en el cuerpo de un hombre lo convierten en un enfermo aquejado de un insaciable instinto sexual y asesino.

En quizás la escena más eficaz de la cinta, uno de estos babosos llega a meterse dentro de la bañera de «la reina del terror» Barbara Steele, que vemos disfrutando con una copa de vino. Su momento de relax se interrumpe de forma súbita cuando la repugnante criatura sale por el desagüe para dirigirse hacia las partes más intimas de la pobre mujer. Lo que ocurre a continuación está lejos de ser explícito: no vemos nada más que unas piernas dando patadas como si no hubiera un mañana y su copa de vino rota… pero no necesitamos ver más que eso. A pesar de ver tan poco, es un momento realmente retorcido y perturbador.

ROJO OSCURO

Considerada por muchos como la mejor cinta del realizador romano Darío Argento, ROJO OSCURO es todo un emblema del terror, una joya del género que sigue sirviendo como inspiración para infinidad de producciones. Como siempre, Argento hace que los asesinatos de sus películas sean los más surrealistas de todos. En esta cinta, sin lugar a dudas, la víctima que más impacta es la que muere cuando su cabeza es sumergida repetidas veces en el agua hirviente de la bañera. Sin embargo, antes de expirar había tenido tiempo de escribir algo en el vapor de la pared de cristal…

POLTERGEIST (FENÓMENOS EXTRAÑOS) (1982)

Esta película de culto, escrita y producida por Steven Spielberg y (tal vez no) dirigida por Tobe Hooper se estrenó hace más de 35 años y aún tiene algunos de los mejores momentos gore de todos los tiempos (gore gastronómico incluido). La escena de peeling facial es un clásico con un filete que comienza a moverse por el mostrador antes de eruptar como un volcán relleno de carne, una alita de pollo llena de gusanos y luego, por supuesto, un parapsicólogo que entra en el baño para vomitar todo antes de someterse a un estiramiento facial casero.

Y mejor aún, lo que muchos no saben es que las manos que vemos tirando trozos de piel de la cara pertenecen al mismísimo Steven Spielberg…

PESADILLA EN ELM STREET

Claramente inspirada por VINIERON DE DENTRO, una de las escenas más famosas de esta cinta de Wes Craven – una de las obras más conocidas del género de terror – es la escena de la bañera en la que Nancy (Heather Langenkampf) es atacada por Freddy mientras toma un baño. Para poder rodarla, la bañera fue situada encima de una piscina, usando a una doble para la grabación.