El Día Mundial de las Personas sin Hogar es un colaboración mundial que se celebra cada 10 de octubre.

El concepto surgió como resultado de discusiones en línea entre personas que trabajan para buscar soluciones a la falta de viviendas por todo el mundo. El propósito del Día Mundial de las Personas sin Hogar es crear conciencia y brindar oportunidades para que la comunidad se involucre en buscar formas para ayudar a la gente sin hogar.

Para crear un poco más de conciencia, aquí en Dark hemos pensado que hoy era el mejor momento para recordar cinco películas de terror protagonizadas por personas en tales situaciones.

STREET TRASH: VIOLENCIA EN MANHATTAN (1987)

La premisa es una de las historias más sencillas jamás adaptadas a una película que sigue a un grupo de vagabundos, que vive en las calles de Nueva York, sobreviviendo de robos y pequeños delitos. Un buen día un tendero local descubre una caja en su bodega con una nueva bebida ‘VIPER’, la cual vende a un bajo precio a los vagabundos. El grupo de indigentes compra la bebida. Pero cuando la beben se derriten inmediatamente, convirtiéndose en una papilla pegajosa. Esta comedia de terror es una de las cintas más imprescindibles de los años 80 por lo escandalosa que es, su humor escatológico y unos efectos especiales excepcionalmente repugnantes (en el mejor sentido posible). Cabe destacar que Street Trash fue dirigida por Jim Muro, quien llegó a trabajar con los más grandes en Hollywood, trabajando como operador de cámara en cintas tan icónicas como Abyss, Terminator 2 y Titanic de James Cameron, Casino de Martin Scorsese y Heat de Michael Mann.

 

PSICOSIS MORTAL (1992)

Dirigida por Chris Walas (conocido por sus efectos especiales en La Mosca (1986) y Gremlins (1984) Psicosis Mortal relata como Graham (Bill Paxton) se muda a su recién adquirida casa sin saber que tendrá que enfrentarse a su anterior inquilino: un vagabundo demente y nauseabundo que acabará con su cordura.

La película es una comedia de terror muy absurda pero que se beneficia de un reparto de lujo: Paxton, Michael Ironside y Marshall Bell. Si eres un fan de cintas como No matarás… al vecino (1989) de Joe Dante seguramente disfrutarás de Psicosis Mortal.

 

CREEP (2004)

Creep supuso el debut en la gran pantalla del británico Christopher Smith. La cinta empieza con dos trabajadores del alcantarillado de Londres descubriendo un nuevo túnel, aventurándose en él y siendo atacados por lo que a primera vista parece ser un sin techo que vive en los túneles del metro. Creep funciona mucho mejor que cualquier otra película de su estilo ya que Smith lleva a su protagonista principal en una transformación muy fascinante. Se nos presenta en un principio como una persona frívola y hedonista que sólo mira por sí misma, y a lo largo de la cinta se tendrá que enfrentar a varias pruebas y superarlas, saliendo transformada de las mismas. Por lo tanto, si te gustó el cambio radical del personaje de Shauna Macdonald en The Descent estamos seguros de que disfrutarás de este debut de Smith de la misma manera.

 

HOBO WITH A SHOTGUN (2011)

Treinta años después de Blade Runner, Rutger Hauer volvió a ser el centro de atención con este clásico de culto violento. Aquí se mete en el papel de un vagabundo que llega a una pequeña ciudad dominada por la violencia extrema y la corrupción policial. Tras ser ayudado por una prostituta, armado con una escopeta decide que ya es hora de «limpiar» la ciudad. Muy lejos de ser una parodia, Jason Eisener nos presenta a un vagabundo vigilante con emociones y sueños auténticos, y la cinta es un testimonio de lo grande que fue Hauer, incluso si todo lo que lo rodeaba aquí era una absoluta locura. Le echamos mucho en falta.

 

HANGMAN (2015)

Pocas cosas son más aterradoras que la idea de que un intruso logre meterse en nuestro hogar y esta es la razón por la cual el subgénero de «home invasion» es tan eficaz que que es como un ataque directo a la idea de que estamos a salvo en nuestro propio hogar.

Usando el formato «found footage», esta historia de privacidad violada es una de las cintas más infravaloradas de este sub-genero y relata como al regresar de vacaciones, la familia Miller se encuentra con que su casa ha sido allanada. Después de limpiar el desorden, continúan con sus vidas, intentando deshacerse de la sensación de desasosiego. Pero poco después descubren que la pesadilla sólo acaba de comenzar ya que han tenido un ocupa en casa todo este tiempo. Es como una versión de Paranormal Activity pero cambiando el elemento sobrenatural por algo mucho más perturbador: la idea de que cualquier persona podría acabar siendo el anfitrión de un intruso malévolo sin saberlo.