Una cambiaformas cinematográfica que nunca se siente como si estuviera disfrazada, Tilda Swinton es una de las mejores actrices camaleónicas de la historia del cine, y sin embargo, hasta sus actuaciones más extremas están enraizadas en conceptos básicos de la realidad. Siempre es natural y antinatural a partes iguales; inextricablemente humana, pero siempre dispuesta a renacer.

Desde sus primeras colaboraciones con Derek Jarman, hasta sus esfuerzos sucesivos con Luca Guadagnino, Swinton ha sido una de las actrices más fascinantes durante más de tres décadas. Tener que elegir sus mejores actuaciones en el cine de terror ha sido una tarea complicada pero, para celebrar su 60 cumpleaños, hemos hecho todo lo posible para escoger tan solo cinco de las mejores interpretaciones de una actriz con una trayectoria impecable y un talento incomparable.

TENEMOS QUE HABLAR DE KEVIN (2011, Lynne Ramsay)

Basada en la novela de éxito escrita por Lionel Shriver, este thriller malicioso de Lynne Ramsay hará que te replantees seriamente el tener hijos. La cinta cuenta la historia de Eva Khatchadourian, una mujer culta y cosmopolita, escritora de guías de viaje que  se queda embarazada, dando así comienzo su tragedia particular. Tras el parto, Eva empieza a dudar de sus aptitudes como madre, sobre todo ya que el niño parece haber desarrollado desde pequeño una personalidad completamente manipuladora y sociópata. Ramsay nos adentra en la psique fracturada de esta mujer, con Swinton haciendo como nuestra guía perturbada.

SOLO LOS AMANTES SOBREVIVEN (2013, Jim Jarmusch)

Jim Jarmusch y Tilda Swinton son una especie de combinación hecha en el cielo. A Jarmusch le encanta analizar la humanidad desde su propia perspectiva poética, casi siempre sin la interferencia grandes estudios. SOLO LOS AMANTES SOBREVIVE es una comedia que mezcla vampiros y rock, con Tom Hiddleston y Tilda Swinton como protagonistas. Tiene estilo y fundamento a partes iguales, gracias en gran parte al talento que se ve en la pantalla.

SNOWPIERCER (ROMPENIEVES) (2013, Bong Joon Ho)

El fascinante thriller de ciencia ficción de Bong Joon Ho presenta un futuro en el cual un fallido experimento de calentamiento global ha sumergido a la Tierra en una nueva edad de hielo. Toda la humanidad ha sido aniquilada con la excepción de las pocas personas que tuvieron la suerte de subir al «Snowpiercer», un tren que viaja por todo el mundo y en el que se ha creado un nuevo y agresivo sistema de clases. Swinton ofrece una de sus mejores actuaciones como la Ministra Mason, la segunda al mando del tren, que intenta acabar con un motín de los ciudadanos rebeldes a bordo del tren.

SUSPIRIA (2018, Luca Guadagnino)

El remake de Luca Guadagnino del clásico de culto de 1977 del mismo nombre tiene a Swinton interpretando varios papeles en vez de sólo uno. No es nada nuevo para ella – interpretó a dos personajes en la comedia de los Hermanos Coen de 2016 ¡Ave, César!   – pero Suspiria lo lleva al límite. En la cinta ella es una directora escalofriante llamada Madame Blanc, un anciano espeluznante llamado Dr. Joseph Klemperer, y luego hay un tercer papel sorpresa. Puede que esta película no sea para todo el mundo, pero merece la pena sólo por las interpretaciones de Swinton.

LOS MUERTOS NO MUEREN (2019, Jim Jarmusch)

De la mente del inimitable Jim Jarmusch llegó una nueva comedia de zombis que inauguró el festival Cannes, siendo la primera en competir por la Palma de Oro. Esta historia se centra en la pequeña localidad de Centerville donde los muertos vuelven a la vida y un variopinto grupo de personajes tendrá que hacerles frente. Y viene con un reparto de lujo: Bill Murray, Adam Driver, Chloe Sevigny, Steve Buscemi, Danny Glover, Caleb Landry Jones, Rosie Pérez, Iggy Pop y Selena Gomez entre muchos otros más. Pero el papel más memorable, de lejos, es el de Tilda Swinton, que interpreta a un personaje que no recuerda a un David Bowie recién caído a la Tierra desde otro planeta.