Exorcismos mortales, muertes inexplicables, brujería, adoración al diablo. Estas son sólo algunas de las pesadillas que se dicen que se han producido en la vida real.

Es cierto que nos suele costar quitarnos de la cabeza los pensamientos relacionados con una película o un libro de terror una vez que los terminamos, pero al menos sabemos que lo que acabamos de sentir es sólo un relato de ficción y que nunca ha ocurrido de verdad. Lamentamos tener que daros una mala noticia, pero a veces el mundo real es tan horrible, por no decir incluso más, que los libros o películas más terroríficas que hayas visto.

El terror real nos rodea por todas partes cada día. Asesinatos, desapariciones, posesiones demoníacas, adoración al diablo. No son historias procedentes de la cabeza de un escritor o guionista sino son titulares arrancados directamente de la prensa. Con este preámbulo en mente, hemos elaborado esta lista de algunas de las noticias mas inquietantes e inexplicables con las que nos hemos topado.

Adoración al diablo en Pinellas, Florida

Unos amigos de Danielle Harkins, una profesora de 35 años de edad, empezaron a preocuparse por su comportamiento extraño en Junio de 2012. De repente, se interesó por los rituales demoníacos. Poco después, fue detenida por maltratar a siete de sus antiguos alumnos. Según el periódico local, el Tampa Bay Times, Harkins explicó a los jóvenes que era necesario librar sus cuerpos de los demonios cuando el grupo se reunió antes del atardecer un sábado junto a una pequeña hoguera cerca del muelle de San Petersburgo.

Les dijo que la única forma de liberarles era cortándoles la piel antes de quemar las heridas para asegurarse de que los espíritus no pudiesen volver jamás. Cuando la profesora sujetaba un mechero debajo de la mano de un adolescente, el viento apagó la llama, lo que la llevó a empapar su mano en perfume para después prenderla fuego. Según la policía, el chico sufrió quemaduras de segundo grado.

Otro adolescente fue herido en el cuello por una botella rota y Harkins usó una llama para calentar una pequeña llave para cauterizar la herida. La policía fue avisada cuando un amigo de uno de los estudiantes que participaba en el ritual dio la alarma. Aún así, ninguno de los jóvenes habló de lo sucedido con sus padres, ni tampoco se pronunciaron sobre ello tras la detención de Harkins por agresión y abuso infantil. Según la prensa, agentes de la policía dijeron que habían hablado con Harkins, pero ella nunca llegó a precisar qué tipo de religión podría implicar unas medidas tan drásticas.

El acosador telefónico

En 2007, los medios de comunicación documentaron una serie de llamadas telefónicas a familias en las que se recibieron unas amenazas de muerte increíblemente precisas. Los que llamaron sabían claramente lo que las familias estaban haciendo y la ropa que llevaban puesta.

Las familias dicen que las llamadas entraron a todas horas por la noche, con amenazas de matar a sus hijos, sus mascotas y sus abuelos. También recibieron mensajes de voz con grabaciones de sus conversaciones privadas, incluyendo una con un detective de la policía local. Tras meses de investigación, la policía aún carecía de pistas. Esto siguió durante meses con una persona que seguía llamando y amenazaba con degollar a todos los miembros de una familia. Cuando la policía trató de encontrar al culpable, las llamadas fueron rastreadas hasta los propios teléfonos de esta última familia, incluso cuando estaban apagados.

El Mirón

Tras mudarse a la casa de sus sueños de 1,3 millones de dólares, una familia de Nueva Jersey empezó a recibir inquietantes amenazas de muerte de alguien que se identificó como «El Mirón».

Según la prensa, desde que se mudaron, los dueños dijeron que habían recibido numerosas cartas de la persona misteriosa. «El Mirón» afirmaba que la casa había sido propiedad de su familia durante décadas y que él había sido encargado de vigilar y esperar su «segunda llegada».

Los nuevos dueños tenían varios hijos, y hubo cartas que preguntaban: «¿Ya se han enterado de lo que hay en las paredes?» y «Me alegro mucho de conocer sus nombres ahora, y los nombres de la sangre fresca que me habéis traído».

La familia se vio obligada a huir de su casa y posteriormente interpuso una demanda contra los anteriores propietarios.

Un exorcismo en Indianápolis

Hace poco, el periódico el Indianapolis Star publicó un artículo detallado sobre una familia que fue atormentada por tres niños «supuestamente» poseídos por demonios. La declaración de Latoya Ammons y su familia revela inquietantes testimonios acerca de niños trepando por las paredes, arrojados por las habitaciones, e incluso niños amenazando a los médicos con voces profundas y sobrenaturales. Puede parecer algo sacado directamente de una película, pero todos estos testimonios fueron corroborados con «casi 800 páginas de informes oficiales adquiridos por el Indianapolis Star y descritos durante más de una docena de entrevistas con la policía, psicólogos, familiares y un cura católico».

Uno de los testimonios más escalofriantes se trata de la posesión del hijo de 9 años: Según el informe original, el niño tenía una «sonrisa extraña» y caminaba hacia atrás por una pared hasta llegar al techo. A continuación, hizo una voltereta y cayó de pie. La hija de 12 años también contaba a los profesionales de salud mental que a veces se sentía como si la asfixiaran y la sujetaran para que no pudiera hablar ni moverse. Dijo que oía una voz que decía que no volvería a ver a su familia y que no viviría ni siquiera otros 20 minutos más.

En 2014, Zak Bagans compró la casa por 35.000 dólares y la demolió en enero de 2016 después de rodar un documental dentro de la casa llamado Demon House, que se estrenó el 16 de marzo de 2018.