Casi cuarenta años han pasado desde la muerte del cineasta británico Alfred Hitchcock pero sus títulos siguen resultando tan fascinantes como siempre. Prueba de ello es que se encuentran entre las más emitidas en la televisión por todo el mundo. “Hitch” no solamente fue uno de los directores más exitosos de su generación sino que su estilo ha marcado a un sínfín de cineastas de generaciones posteriores.

Más de 50 largometrajes y varios programas para la pequeña pantalla lo llevaron a forjar un estilo único el cual le ganó el mote de “El maestro del suspense”. Así que, como homenaje a su cine, hemos recopilado una lista de algunas de las características más llamativas de este visionario e icono realizador que tuvo una manera tan personal de hacer cine y más concretamente de crear suspense, ese género que tanto amaba.

– Entre las muchas injusticias por las que se ha caracterizado la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, es por haber negado el Óscar a grandes nombres de la industria cinematográfica como Stanley Kubrick o Marilyn Monroe. Hitchcock entra en este grupo, al no ganar una estatua dorada a pesar de haber estado nominado en un total de cinco ocasiones. Sin embargo, en 1968 recibió el premio Irving G. Thalberg por su trayectoria. A pesar de todos sus inolvidables vídeos graciosísimos presentando sus películas, su discurso al recibir este premio pasó a la historia al ser uno de los más cortos de la historia ya que se conformó con soltar tan solo cinco palabras: “Thank you… very much indeed”.

– Si eres un forofo del cine de Hitchcock, no será nada nuevo decirte que al cineasta le gustaba hacer cameos en sus películas. Conforme su filmografía fue avanzando, Alfred decidió que estas participaciones estelares ocurrieran lo antes posible en sus largometrajes ya que el público  se distraía de la trama al estar pendiente de su aparición en pantalla. Quizá no los conoces todos, así que te dejamos un vídeo resumiendo sus repentinas apariencias aquí:

– Es cierto que Hitchcock es considerado uno de los mejores directores de todos los tiempos pero eso no quita el hecho de que gastaba bromas de muy mal gusto durante los rodajes. Una leyenda urbana cuenta cómo el grito de Janet Leigh durante la escena de la ducha en PSICOSIS fue grabada cuando la actriz encontró un esqueleto humano en su camerino, el cual había sido escondido por el propio director. Y como este ejemplo hay muchísimos más.

Hablando de PSICOSIS, cabe destacar que Hitchcock ordenó a sus asistentes comprar todos los libros en los que se basaba la película con el fin de que nadie supiera el giro final de la historia. Además, no permitió la entrada a las salas de cine una vez empezada la película. ¿Por qué? Pues (aviso de spoiler) porque la protagonista muere antes de la media hora.

– Quizás los efectos usados en la cinta LOS PÁJAROS pueden parecer algo burdos hoy en día pero para la época fueron todo un acontecimiento. Una de las últimas escenas, donde Tippi Hedren es atacada por una feroz bandada de aves, requirió una semana de rodaje, días que fueron descritos por la actriz como “los peores de su vida”. Hitchcock no quedó conforme con el resultado y pidió ayuda a los estudios Disney, con una tecnología que sería utilizada años más tarde en Mary Poppins.

– A pesar del hecho de que sus películas nos han provocado noches de insomnio, Hitchcock era víctima de varias fobias. Uno de sus grandes miedos eran las alturas, así como los huevos. También temía a la policía. Esto se debe a que cuando era niño su padre lo envió a la comisaría con una carta. Cuando el oficial terminó de leerla lo encerró en una celda. Varias horas después lo dejó libre diciéndole: “Esto es lo que sucede cuando las personas hacen cosas malas”. Un pelín drástico, ¿no crees?