Tal día como un 13 de mayo, hace 26 años, se estrenaba una cinta llena de poesía gótica, violencia y rock & roll. Una de las películas de culto más queridas de todos los tiempos: EL CUERVO de Alex Proyas.

Basada en el cómic underground creado por James O’Barr a principios de los 80, la cinta narra la historia de un hombre que es asesinado junto a su esposa en su noche de bodas. El protagonista vuelve a la vida un año después, coincidiendo con la llegada de un misterioso cuervo a su tumba. Eric Draven, solo tendrá una misión: vengarse de quienes acabaron con su vida y la de su mujer.

Lamentablemente, el actor que encarnó a Draven, Brandon Lee, murió durante el rodaje tras un accidente en una escena en la que tenía que ser disparado. Su muerte fue resuelta con el uso de dobles y de retoques digitales y la cinta llegó a los cines con un aura de producción desgraciada y acabó convirtiéndose en una obra de culto.

Con motivo del aniversario de esta obra maestra que sigue envuelta en un halo de misterio y morbo, hemos preparado la siguiente lista de anécdotas y curiosidades para vosotros.

– Aunque no tuvo la culpa por la muerte de Brandon Lee, Michael Massee (Funboy), que disparó el arma, abandonó la actuación durante un año porque quedó muy traumatizado por el incidente. (Su siguiente película fue un papel pequeño en SE7EN (1995). En 2005, 12 años después del disparo accidental, Massee dijo que todavía sufría pesadillas sobre el incidente. Hasta su fallecimiento en 2016, nunca había vuelto a ver la película.

– James O’Barr afirmó que cuando conoció a los productores de la cinta, en un principio quisieron convertirla en un musical protagonizado por Michael Jackson. O’Barr se rió sin parar pensando que se trataba de una broma, pero se dio cuenta de que iban muy en serio. La película solo se convirtió en algo mucho más serio cuando Brandon Lee y Alex Proyas se unieron al proyecto.

– Según O’Barr, no le gustaba la idea de contratar a Brandon Lee como protagonista para su adaptación del cómic. En aquel momento sólo lo había visto en Little Tokyo. Ataque frontal (1991) y creía que podría acabar siendo una película de Kung Fu barata que iría directo a VHS. Pero, al final, se quedó impresionado cuando conoció a Brandon en el set con el maquillaje y el traje del Cuervo. Le entusiasmó la visión de Brandon del personaje cuando recitó el diálogo textual de los cómics.

– Antes de que Brandon Lee fuera elegido para el papel, River Phoenix y Christian Slater rechazaron el papel de Eric Draven.

– Se necesitaba entre 35 minutos y una hora para aplicar el maquillaje de Brandon Lee pero duraba horas después. El artista de efectos especiales Lance Anderson diseñó una máscara de goma con ranuras para que el patrón de líneas alrededor de los ojos y la boca fuera consistente.

– Alex Proyas dijo que Brandon Lee no le gustaba cómo le quedaba el maquillaje de su cara cuando el departamento de maquillaje se lo aplicaba antes del rodaje. Lee y Proyas acordaron que se vería mejor si Lee se aplicaba su propio maquillaje todas las noches antes de ir a la cama para que cuando se despertase su cara se viera más desgastada pero de forma natural.

Una de las películas favoritas de Brandon Lee fue LOS AMOS DE LA NOCHE (1979), que sirvió como un trampolín para el actor de formación clásica David Patrick Kelly (T-Bird). Como es lógico, Lee se entusiasmó al saber que un actor tan importante para el, conocido por sus papeles de villano, protagonizaría una película con él.

– Antes del rodaje, Brandon Lee sintió una especie de fascinación morbosa por la muerte. Solía conducir un coche fúnebre que tenía, visitaba tumbas de famosos y escuchaba a discos de The Doors.

– Según la revista Empire, se consumía muchísima cocaína en el set. Los cámaras rodaban estando drogados y el equipo entraba en los baños para esnifar entre tomas. Un miembro del equipo recuerda haber oído el ruido de un estornudo en el set un día, y un Brandon Lee, cabreado, dijo «creo que alguien acaba de perder 50 dólares».