¿Cuántos remakes tiene ya la meca del cine (sobre todo de terror) a sus espaldas?

Estamos seguro que si os ponéis a contar os saldrán unos cientos y, de hecho, algunas de las películas que consideramos obras maestras, no son sino remakes de otras películas más antiguas e incluso obras de teatro. Sin ir más lejos podemos hablar de Drácula de la Universal como un remake de una obra de teatro.

Como todo en esta vida, tenemos desde remakes realmente malos a otros que incluso superan el original como podrían ser LA COSA de John Carpenter que es un remake de EL ENIGMA DE OTRO MUNDO o la genial La Invasión de los Ultracuerpos de Philip Kaufman, siendo esta una versión más “moderna” de la correspondiente de 1956.

La película que vamos a recordar en estas líneas hoy es un remake de la cual muchos teníamos miedo porque el original era y sigue siendo sagrado entre los fans del género. De hecho, el guionista, James Gunn, afirma que recibió una gran cantidad de reacciones violentas de los fans (incluso amenazas de muerte) cuando se lo asignó a la película. La mayoría de los mensajes de odio decían “el hombre que escribió las películas de Scooby-Doo no debería tener nada que ver con EL AMANECER DE LOS MUERTOS”. Pero ahora, 15 años después del estreno de El Amanecer de los Muertos de Zack Snyder, la cinta es todo un camino a seguir para el resto de los remakes que han llegado después y que están por llegar.

Por lo tanto, con motivo del 15 aniversario de su estreno, recordamos el debut de un cineasta capaz de igualar o incluso superar hasta al propio George A. Romero en su visión de un mundo asolado por zombis con esta selección de curiosidades…

– Siguiendo el esquema de la película original, los protagonistas de Amanecer de los muertos se refugian en un centro comercial. En la versión de 1979 el equipo de Romero se vio obligado a rodar entre medianoche y las seis de la madrugada en un centro de Pittsburgh que luego proseguía con su funcionamiento normal. Este sistema hubiera sido imposible de aplicar ahora, así que se localizó el centro comercial de Thorn Hill Square en Toronto, Canada, que estaba a punto de ser demolido.

– Una de las tiendas del centro comercial se llama Gaylen Ross, el nombre de la protagonista femenina de Zombi: El regreso de los muertos vivientes de Romero.

Aparecen tres actores de la cinta original: Ken Foree (Peter en la cinta original) interpreta a un evangelista, Scott H. Reiniger (Roger en la cinta original) interpreta a un general del ejército y Tom Savini (Blades en la cinta original y el gurú de los efectos especiales) encarna al sheriff del condado de Los Ángeles.

La sangre requirió tantos cuidados como el maquillaje de los cuerpos. Se manejó una sangre normal roja y fluida para la primera fase; una versión más seca y marrón para la segunda fase; y una sangre negra y aceitosa para la tercera fase. Se usaba tanta cantidad que hizo falta construir un “carrito de la sangre” para transportar los cubos de sangre hasta el plató.

– Para la escena en la cual Ana cose las heridas de Kenneth, el director contrató a una enfermera de verdad para los primeros planos. Ella malentendió las instrucciones del director para “ir más profundo” y, sin darse cuenta, le perforó la piel a Ving Rhames y le acabo cosiendo la prótesis a su propio brazo. Rhames no dijo nada hasta después de la escena y el director pensó que la sangre no era más que “un efecto muy bien logrado”.

– Cuando Ken Foree, protagonista de ZOMBI: EL REGRESO DE LOS MUERTOS VIVIENTES, sale en la televisión, la frase que dice de “cuando el infierno esté lleno los muertos caminarán sobre la tierra” es la frase de la campaña publicitaria de la película de 1978.

– La edición en DVD incluye el cortometraje “La cinta perdida: Los terroríficos últimos días de Andy”, en la que se nos muestra lo que le ocurrió al dueño de la armería durante los hechos que relata la película.

– Tenían la intención de rodar una secuela llamada ARMY OF THE DEAD que fue co-escrita por Zack Snyder y que habría sido producida por él, pero fue cancelada al final. La película iba a desarrollarse en un Las Vegas encerrado para no dejar salir el virus.

– George A. Romero decía que la película tenía sus pros y sus contras: “Fue mejor de lo que esperaba”, dijo. “Los primeros 15 o 20 minutos fueron estupendos, pero acabó perdiendo su razón de ser. Al final se desarrolla como un videojuego. Y no me dan miedo las cosas que vienen corriendo hacia mí de esa forma; Es como “Space Invaders”. Le faltaba algo de subcontexto ya que el producto final me pareció bastante frívolo”…