Desde los primeros momentos de nuestras vidas nuestro mundo es la familia, nuestros primeros amigos o amigas son nuestros hermanos y hermanas, con los que, a través de la convivencia, aprendemos a tener relaciones interpersonales, a trabajar en equipo, a jugar, bromear e incluso pelear.

Se dice que un hermano es  la mejor escuela de vida y de socialización. En este vínculo en cuanto más crece, se desarrolla la capacidad crítica, amando y aceptando al otro, tal cual es. Dado ese enlace tan fuerte que se forma entre hermanos, muchas películas explotan ese vínculo para crear historias realmente emocionantes, especialmente en el cine de terror dado las circunstancias en las cuales los hermanos protagonistas se encuentran involucrados. Como cada 10 de abril se celebra en los Estados Unidos el Día nacional de los hermanos, hemos recopilado una selección de películas de terror en las cuales relaciones fraternales han jugado un papel muy importante…

MEAN CREEK (2004)

Originalmente concebido por el director Jacob Estes en 1996/1997. En esa época, el cineasta sentía que había muy pocas cintas sobre niños que lidiaban con tragedias y traumas, un género que a él siempre le había encantado tanto de niño como de estudiante de cine.

Más bien un drama pero con una trama que aborda una historia aterradora, MEAN CREEK nos traslada a una pequeña ciudad de Oregón donde un grupo de jóvenes de diversas edades emprende un viaje en bote a través del río para celebrar el cumpleaños de uno de ellos. Lo que el resto de jóvenes desconoce es que Sam y su hermano mayor Rocky han planeado una venganza contra otro de los jóvenes por meterse continuamente con el pequeño Sam. Cuando el bote y el plan se ponen en marcha, nadie podrá prever las sorpresas y los sucesos que están por llegar. Lo que pudo haber sido una historia sencilla y predecible se convierte en una cinta devastadora sobre decisiones morales y sobre saber decir basta ante la presión de tus cercanos.

DONDE TE ESCONDES HERMANO (1982)

Esta película de bajo presupuesto y alto contenido violento de Frank Henenlotter es todo un clásico de la comedia de terror y ganó mucha popularidad en los años 80 debido a la aparición del vídeo casero. Nunca dijimos que todos los hermanos en nuestra lista tuvieran que ser idénticos, y los hermanos de DONDE TE ESCONDES HERMANO no se parecen en nada, a pesar de que comparten una conexión telepática. La madre de Duane murió dándole a luz a él, y a su hermano gemelo siamés, inhumanamente deformado, Belial. Apenado por la muerte de su esposa, el padre trae a tres doctores con la esperanza de que logren separar a los gemelos para que así Duane pueda llevar una vida normal y confía en que Belial muera durante la operación. Contra todo pronóstico, el gemelo deforme sobrevive a la cirugía de separación, y ahora Duane mantiene a Belial en una cesta. La película es sangrienta, pero inesperadamente emocional con escenas que van desde cómicas, lúgubres hasta de lo más trágicas. Las aventuras de Belial llegaron a tener tanto éxito que Henenlotter acabó dirigiendo dos secuelas.

ABIERTO HASTA EL AMANECER (1999)

Cuatro años después de lograr hacerse un nombre con su debut como director, RESERVOIR DOGS, una de las mejores películas de atracos de todos los tiempos, Quentin Tarantino unió fuerzas con Robert Rodríguez para volver a abarcar el mismo terreno pero esta vez inyectando un elemento que nadie vio venir: el vampirismo.

Le película sigue a los hermanos Seth (George Clooney) y Richard Gecko (Tarantino) quienes acaban de protagonizar un sangriento atraco cerca de la frontera con México. Con el FBI y la policía de Texas pisándoles los talones se dirigen a un bar conocido como ‘La Teta Enroscada’, donde tendrán que esperar hasta el amanecer para encontrarse con Carlos, un narcotraficante con el que los Gecko hicieron un trato. Por desgracia para ellos, no contaban con que este bar fuera una guarida de vampiros y tendrán que hacer milagros para sobrevivir hasta que el sol haga su aparición.

Los excéntricos personajes son, sin duda, el punto fuerte de esta road movie que rinde un homenaje magistral al cine gore de serie B y, tal como fue el caso con RESERVOIR DOGS; el eje central de la cinta no se encuentra en el atraco, sino en descubrir dónde demonios han quedado con un contacto para ayudarles a huir de la justicia.

Rápidamente se convirtió en todo un clásico engendrando dos secuelas (en 1999 y 2000), un cómic y una serie de televisión.

DEAD MAN’S SHOES (2004)

Para nosotros, todavía no hay una película de venganza que haya logrado superar la obra maestra nihilista de Shane Meadows, DEAD MAN’S SHOES.

Originalmente concebida como una sátira oscura sobre un trabajador social vigilante disfrazado de ninja superhéroe (inspirado por una historia real que había leído el actor / co-guionista Paddy Considine), Considine y Meadows acabaron convirtiéndola en una de las películas de venganza más brutales e impactantes que hemos visto, aunque sí quedaron fragmentos de ese sentido del humor oscuro y retorcido inicial.

DEAD MAN’S SHOES sigue a Richard (Considine) que siempre fue muy protector con su hermano menor Anthony (Toby Kebbell), un joven con discapacidad mental. Pero cuando Richard abandona el pueblo para unirse al ejército, Anthony cae bajo la influencia de Sonny (Gary Stretch), un traficante de drogas… Cuando regresa a su pueblo natal, Richard se pone una vieja máscara de gas y emprende un violento plan para vengarse de Sonny y sus compinches por haberse metido con su hermano descapacitado.

Con una actuación soberbia de Considine y una estructura de guión irreprochable, llegamos al final de nuestra lista con la que es sin lugar a dudas la mejor película de venganza del siglo XXI.