Seguimos con nuestros duelos entre los psychokillers icónicos del cine de terror para que todos podáis votar para que ganen vuestros favoritos. Por los que todavía no saben de qué se trata, después de estos combates iniciales, iremos cruzando a los que más votos tengan para poder revelar el asesino en serie más perturbador de todos los tiempos según vosotros.

Esta semana vamos a comparar a otros dos de los asesinos en serie más venerados del cine: Frank Zito (Maniac de 1980) vs Jeffrey Dahmer (Dahmer, el carnicero de Milwaukee)

¿Cuáles son sus crímenes?

Frank Zito: Debido a una dramática y triste infancia con su madre, Frank es un trastornado y traumatizado asesino en serie quedesgarra salvajemente el cuero cabelludo de sus víctimas para ponérselo a sus maniquíes.

Jeffrey Dahmer: Jeffrey Dahmer realizó experimentos sádicos a sus víctimas antes de asesinarlos. Mató a un hombre en Bath, Ohio y dieciséis hombres en el área metropolitana de Milwaukee, Wisconsin.

¿Cuáles son las inspiraciones para el personaje de la película?

Frank Zito: Para prepararse para el papel de villano principal, Joe Spinell se inspiró en varios asesinos en serie de la vida real como Ted Bundy, John Wayne Gacy, David ‘Son de Sam’ Berkowitz y otros. También se atrevió a visitar lugares de conflicto y meterse en el papel de lleno. Lustig declaró en varias ocasiones que incluso hubo un asesinato real de una prostituta en el mismo hotel (el Hotel St. James) casi al mismo tiempo que rodaron una escena en la cual Frankmata a una prostituta.

Jeffrey Dahmer: La película está basada sobre la vida del asesino en serie Jeffrey Dahmer. Apodado El Caníbal de Milwaukee, El Carnicero de Milwaukee o El Monstruo de Milwaukee, fue responsable de la muerte de 17 adultos y menores varones entre 1978 y 1991. Es conocido no solo por la cantidad de personas que asesinó, sino también por practicar la necrofilia y el canibalismo.

¿Es el asesino la verdadera estrella de la película?

Frank Zito: Curiosamente, Frank Zito es el primer papel principal de Spinell pero no es por casualidad ya que escribió, protagonizó e incluso produjo la cinta. Spinell es un hombre del que sospecharías y no querrías acercarte ya de primeras. Sus caras de loco psicópata, sobre todo cuando estrangula a la prostituta, ¡son impagables!

Jeffrey Dahmer: Fue el papel que haría mundialmente famoso a Jeremy Renner y la verdad es que destaca la intensidad contenida desu interpretación, sobre todo por ser uno de sus primeros papeles protagonistas. Todo un desafío.

¿Logra inquietar al público?

Frank Zito: Sin ninguna duda ya que tiene un realismo crudo, sin momentos de alivio cómico, que lleva al público en un viaje escabroso al mundo del Frank, un mundo misógino, desagradable y pesimista, lleno de sadismo, muerte y decadencia.

Jeffrey Dahmer: 100% ya que Dahmer nos mantiene alerta durante toda la cinta porque es un hombre capaz de estos actos de increíble brutalidad pero a la vez proporciona momentos de autentica ternura.

¿Son asesinatos sensuales?

Frank Zito: Zito es un desequilibrado impotente sexual que vierte toda su rabia contra las mujeres aniquilando sin diferencia a putas, enfermeras, descarriadas ninfómanas o ambiciosas modelos.Su carácter enajenado se ha visto reforzado por la obsesión que siente hacia su difunta y posesiva madre cuyo carácter dictatorial fomentó el carácter ensimismado del asesino.

Jeffrey Dahmer: Se racionaliza sus experimentos sádicos con la separación de sus padres y su turbulenta yemocionalmente aislada infancia, pero le es imposible dejar de invitar a más y más jóvenes de los bares y clubes a su casa, donde los asesina.

¿Son macabros los asesinatos?

Frank Zito: Es una película muy gráfica y realista en cuanto a los asesinatos.La escena más famosa es la del «Disco Boy» en la que a Tom Savini, quien se encargó de los efectos especiales, le estalla la cabeza con una escopeta mientras está con una mujer en el asiento delantero de un coche. Como el protagonista de la película, Savini fue un veterano de Vietnam y usó sus experiencias de primera mano de la carnicería que había visto en el campo de batalla para crear el susodicho efecto que no dejó a nadie indiferente.Una cinta imprescindible para los amantes del cine de terror más extremo que sigue revolviendo estómagos.

Jeffrey Dahmer: El director David Jacobson podía haber caído en el sub-genero del «torture-porn» al relatar una historia en la que se barajaban conceptos como el asesinato, la necrofilia o el canibalismo pero optó por hacer un retrato más bien introspectivo de Dahmer, analizando la relación que Dahmer tuvo con sus víctimas y las razones que le llevaron a actuar cómo lo hacía.

Ahora os toca a vosotros votar en Facebook y/o en Twitter.