Hoy acabamos con nuestros duelos entre los psychokillers icónicos del cine de terror. Por los que todavía no saben de qué se trata, después de este último combate inicial, vamos a cruzar a los que más votos han obtenido para poder revelar el asesino en serie más perturbador de todos los tiempos según vosotros.

Esta semana vamos a comparar a otros dos de los asesinos en serie más venerados del cine: Arthur Fleck (Joker) vs. Mickey y Mallory Knox (Asesinos Natos)…

¿Cuáles son sus crímenes?

Arthur Fleck: Es un comediante fallido y enfermo mental, ignorado por la sociedad que se vuelve loco y se convierte en un cerebro psicótico y anarquista. El catalizador de todo es un momento cuando Arthur está de regreso hacia casa en el metro y es golpeado por tres hombres de negocios borrachos de Wayne Enterprises antes de que dispare a dos de ellos en defensa propia y ejecute al restante.

Mickey y Mallory Knox: Es una pareja poco convencional de jóvenes amantes: Sienten que han nacido para matar. Son dos despiadados criminales que tienen atemorizada a la población, dejando un reguero de cadáveres mientras les graban.

¿Cuáles son las inspiraciones para el personaje de la película?

Arthur Fleck: Basada en el Joker, personaje de DC Comics, el guión se inspiró en las películas de Scorsese Taxi Driver, Toro Salvaje y El rey de la comedia, así como en la novela gráfica de Alan Moore Batman: The Killing Joke.

Mickey y Mallory Knox: La película fue inspirada en la historia de Charles Starkweather y Caril Ann Fugate, una pareja que asesinó a 11 personas entre Nebraska y Wyoming a finales de los años 1950.

¿Es el asesino la verdadera estrella de la película?

Arthur Fleck: La cinta ha recibido críticas generalmente favorables por parte de la crítica especializada, muchas aclamando la actuación de Joaquin Phoenix como el Joker que provoca un miedo propio y único, un miedo a lo desconocido y a la incertidumbre.

Mickey y Mallory Knox: Al principio no iba a ser así pero, tras las revisiones del guión de Oliver Stone, Richard Rutowski y David Veloz se trasladó el centro de atención de la historia desde el periodista Wayne Gale a Mickey y Mallory. Tarantino no estuvo de acuerdo con las revisiones y pidió que su nombre fuera borrado de los créditos de guión.

¿Logra inquietar al público?

Arthur Fleck: Sin lugar a dudas ya que el Joker en esta cinta representa una imagen del nihilismo oscuro destinado a despertarnos mediante cambios radicales y marca una evolución oscura  y más realista para el cine inspirado en los cómics.

Mickey y Mallory Knox: En Estados Unidos ya se han registrado una decena de homicidios que se vinculan con la cinta de Stone – de ahí que haya sido prohibido en Irlanda y su estreno suspendido en Gran Bretaña.

¿Son asesinatos sensuales?

Arthur Fleck: La película y las circunstancias de Arthur sirven, sin duda, como una crítica explícita al sistema económico liberal de los Estados Unidos, un país que crea monstruos, revestida como cine de superhéroes. En ese sentido, es una película relevante y ambiciosa ya que aborda temáticas muy complejas sobre lo fácil que es dejarse abrazar por la oscuridad.

Mickey y Mallory Knox: Como respuesta a la crítica de la violencia de la cinta, Stone se defendió así: “Para la gente de mi generación, la violencia empezó con la guerra de Vietnam, continuó en los años setenta y ochenta, y ahora es todavía peor: vivimos un momento en que la violencia es ya pura diversión. En la Norteamérica de los noventa se vive rodeado de la violencia, y yo he querido presentar una deformación exagerada de esa realidad cotidiana para hacer pensar. Mi objetivo era conseguir que la historia fuera como un puñetazo en el estómago; pone en la disyuntiva de tener que decidir si te identificas con los personajes o, por el contrario, los detestas”.

¿Son macabros los asesinatos?

Arthur Fleck: Lo más perturbador del personaje es el hecho de que nunca sabemos qué esperar de este villano tan imprevisible. Y quizás el sabor más macabro que nos queda en la boca es el hecho de que hay cierta justificación del comportamiento de Arthur al que Phillips contempla no de forma acrítica, sino más bien desde la perspectiva de no es malo, es que el mundo lo hizo así.

Mickey y Mallory Knox: Pese a la ácida crítica sobre los medios y pese a los fogonazos de violencia, la cinta nunca pierde la perspectiva de que es una comedia sarcástica y tremendista. La mezcla de ingenuidad y franqueza de los criminales y unos asesinatos con cierta estética de los dibujos animados deja claro que la cinta nunca se rodó para ser tomada demasiado a pie de la letra.

Ahora os toca a vosotros votar en Facebook y/o en Twitter.