Conforme la tecnología evoluciona, los usuarios de edad más avanzada en ocasiones encuentran el uso de las susodichas tecnologías cada vez más complicado pero parece que no podemos decir lo mismo para los fantasmas.

Según la investigadora paranormal, Kim Johnson de Alabama, EE.UU., los fantasmas pueden comunicarse con nosotros por medio de aplicaciones en nuestros dispositivos. Johnson se describe a sí misma como «una persona bastante lógica y escéptica”, pero cree que “a veces pasan cosas que no tienen otra explicación que la del mundo del más allá.

Según ella, “Lo primero que debemos hacer si creemos que estamos ante algún tipo de actividad paranormal es usar un medidor EMF (detector de contaminación electromagnética) para averiguar si hay algún problema eléctrico en la casa».

Pero si no tienes un medidor EMF a mano, que no cunda el pánico ya que existen varias aplicaciones que lo tienen incorporado. Una de ellas es de Laxton Ghosts, un grupo de investigadores de Suecia. «La aplicación tiene varias herramientas, y me parece útil porque está hecha por investigadores genuinos y no por personas que solo intentan divertirse o crear una aplicación que es como una broma”. Dicho esto, cabe destacar que altas contaminaciones electromagnéticas están relacionadas con alucinaciones y paranoia – por lo que es muy importante descartar las posibilidades de actividades paranormales primero.

También existen aplicaciones conocidas como “spirit boxes” (cajas de espíritus) que reproducen ruido blanco que los fantasmas pueden usar para comunicarse con nosotros en tiempo real.

Johnson asegura que “Podemos hacerles preguntas, y con un poco de suerte nos contestan”. Supuestamente, la aplicación registra las fluctuaciones en el tiempo e interpreta un mensaje basado en datos. Tras unos minutos, el dispositivo emplea un generador de palabras para “traducir la energía del espíritu” en palabras y frases cortas y el mensaje resultante se visualiza en la pantalla de tu smartphone.

Curiosamente, el «spirit box» es un invento que fue ideado en el 2002 por Frank Sumption, pero fue creado con la intención de contactar con alienígenas. Este habido cazador y fanático de la vida extraterrestre, empezó a recibir varios mensajes a través de su nuevo invento. En un principio, pensó que se trataba de mensajes provenientes de seres extraterrestres o de simples coincidencias, hasta que estas extrañas voces empezaron a hablarle sobre relaciones de su pasado, secretos que solo el sabía y a facilitarle datos personales. A partir de ahí se convenció de que en realidad se estaba comunicando con amigos y familiares ya fallecidos.

Por si estás pensando en instalar una aplicación «Spirit Box» en tu móvil, Johnson tiene SonoX10 para su iPhone pero añade que también existe SonoX12 para la gente con móviles Android. Y, como bien hemos dicho en el preámbulo de que los fantasmas están abiertos a ir avanzando con los tiempos, Johnson asegura que no solamente ella conversa con los espíritus, sino que también, le piden que, por favor, les enseñe a usar dichas aplicaciones…