Claro, a la mayoría de nosotros nos gusta disfrutar de la tecnología, y es muy probable que tu rutina diaria incluya más dispositivos, software y accesorios digitales que la persona promedio. Y aunque todo eso está muy bien, también quiere decir que serás una de las primeras personas en darse cuenta cuándo se acerca la revolución de los robots.

Desde sanguinarias máquinas de café hasta los smartphones, Hollywood siempre ha gozado en mostrarnos lo que podría suceder si nuestros aparatos favoritos decidieran repentinamente reiniciar la jerarquía humano-máquina.

Con esto en mente, hemos querido mirar hacia atrás a algunos de los ejemplos más notables de la tecnología doméstica en el cine de terror, con la esperanza de encontrar un buen susto y quizás aprender algunas lecciones sobre cómo evitar el «apocalipsis electrónico».

ENGENDRO MECÁNICO (1977)

La tecnología: Sistema de Seguridad Doméstica y Ordenador

La historia: Basada en una novela de Dean R. Koontz, ENGENDRO MECÁNICO nos presenta a Susan Harris, una mujer que no puede dar crédito a lo que sucede. Alguien, o algo, la ha atrapado en su propia casa. Las puertas y las ventanas han sido bloqueadas, pero esto no es obra de un ser humano, sino de un ordenador. La inteligencia artificial se llama Proteus y tiene su objetivo bien estudiado y definido. El ordenador quiere conseguir una existencia humana engendrando un hijo con la mujer. Esto solo es posible si consigue dominar a Susan y logra, a través de métodos científicos, que uno de sus óvulos actúe como espermatozoide.

La moraleja de esta historia: Nunca traigas tu trabajo a casa. No es justo para tu familia.

ESTÁN VIVOS (1988)

La tecnología: gafas de sol

La historia: Un vagabundo que trabajaba en la construcción como operario, se convierte en un héroe cuando descubre unas gafas especiales. Con ellas puede ver la realidad tal y como es, invadidos por extraterrestres que se hacen pasar por ciudadanos comunes. Será el único conocedor de sus verdaderos planes y tendrá en sus manos el futuro de la raza humana.

La moraleja de esta historia: Algunos pares de gafas de sol ofrecen algo más que un poco de protección contra los rayos UV.

POLTERGEIST (FENÓMENOS EXTRAÑOS) (1982)

La Tecnología: Televisión

La historia: La familia Freeling se muda a un barrio de California, solo para ser aterrorizada por espíritus malévolos que acechan su hogar. Al principio, los espíritus hacen contacto con la hija más joven a través del televisor de la familia en la ahora famosa escena en la que la actriz de cinco años, Heath O’Rourke, anuncia: «Están aquí».

La moraleja de esta historia: Nunca hay que dejar a tus hijos viendo la tele después de la hora de ir a la cama.

CHRISTINE (1983)

La Tecnología: Coche

La historia: Aquí tenemos lo que se puede considerar como una versión masculina de CARRIE de su autor original, Stephen King. Es una historia de amor entre un niño y su coche, pero Arnie Cunningham es un perdedor que acaba en el punto de mira de los matones del colegio, sobre todo el psicótico Buddy Repperton. Pero Arnie se venga de ellas con la ayuda de su nuevo Plymouth Fury del 58, que hará cualquier cosa para proteger a su dueño.

La moraleja de esta historia: ¿Sabes el cambio de aceite que has estado intentando evitar? Hazlo… Ahora…

EL ASCENSOR (1983)

La tecnología: Ascensor

La historia: Asta película holandesa sobre un ascensor asesino puede parecer ridícula, pero hubo hasta un remake americano en 2001, dirigida por el mismo director que rodó la original. Además, el remake atrajo a un elenco de lujo que incluía a Naomi Watts, Michael Ironside y Ron Perlman.

En un edificio de oficinas se han colocado un nuevo tipo de ascensores inteligentes. Los problemas con ellos comienzan cuando se producen extraños accidentes relacionados con ellos sin que haya una explicación técnica a los mismos. Las muertes entre sus pasajeros se suceden y el técnico de mantenimiento Felix Adelaar es el único, con la periodista Mieke de Beer, que sospecha que las muertes tienen que ver con los componentes de los elevadores, que emplean elementos orgánicos para su funcionamiento, no sólo electrónicos, lo que los ha convertido en máquinas que piensan y actúan por sí mismas.

La moraleja de esta historia: no importa lo gracioso que pienses que es apretar todos los botones en un ascensor y hacer que se detenga en cada piso. No es gracioso para nada.

LA MUERTE VIAJA EN VIDEO (1987)

La tecnología: Televisión

La historia: Una joya olvidada del cine casposo de terror que a tantos niños cautivó durante los ochenta. Un divertido acercamiento a los zombies que los saca del televisor mucho antes de que lo hiciera RINGU y su niña del pozo. Los empleados de una empresa de mensajería reparten, por error, un paquete a una dirección equivocada. Tras la muerte del inquilino la casa es ocupada por una pareja de hermanos que se verán involucrados en una batalla contra los zombis que han salido de un viejo televisor que encontraron en la casa.

La moraleja de esta historia: La televisión pudre tu cerebro… pero eso es una delicadeza en algunas dimensiones de zombies.