Antártida, el sexto continente, un lugar inhóspito y hostil, casi deshabitado, en el que la vida humana se desarrolla en el interior de diversas bases científicas diseminadas por su geografía. Un hábitat único, mágico, inquietante que esconde misterios que aún hoy el hombre desconoce. Un ambiente idóneo para el desarrollo de una de las películas más terroríficas de todos los tiempos.

Un 25 de junio de 1982 se estrenó LA COSA, el clásico de la ciencia ficción dirigido por un John Carpenter más inspirado que nunca; una cinta que impresionó a todo el mundo con sus efectos especiales, una banda sonora sublime de Morricone, un héroe a la altura y una trama que dejaba al público anclado a sus asientos. Pero, dicho esto, según Carpenter, la reacción de la gente fue muy mala al principio. Le odiaban por haber sacado algo tan violento y horrible.

Se dice que parte del problema fue que LA COSA se estrenó tan sólo un par de semanas después de E.T. y el público de principios de los ochenta prefería películas más alegres, como esta. Aún así, 37 años después se la considera una película de culto y por eso hoy queremos celebrarla con esta selección de curiosidades:

– Curiosamente, antes de que comenzara el rodaje, a Carpenter le llegó el guión de un extraterrestre bueno pero decidió elegir el otro camino y un tal Steven Spielberg se quedó con él. Por supuesto, estamos hablando de la susodicha E.T.

– A raíz del éxito que John Carpenter tuvo con LA NOCHE DE HALLOWEEN, los productores de la película lo eligieron para dirigirla pero en un principio dudaron de su capacidad y estuvieron muy cerca de llamar a Tobe Hooper para que se encargara de la dirección.

– Sin lugar a dudas, el actor que estuvo a punto de ser Han Solo en LA GUERRA DE LAS GALAXIAS le regaló a Carpenter una interpretación sublime pero Kurt Russell estuvo a punto de no interpretar a Macready ya que los actores Nick Nolte y Jeff Bridges rechazaron el papel antes.

– El «noruego» que dispara contra el perro al inicio del film es el ayudante de dirección Larry Franco, cuñado de Kurt Russell en aquella época, que no hablaba una palabra de noruego. Al parecer memorizó unas pocas líneas en ese idioma que luego chapurrea y que quieren decir algo así como «¡Apartaos, idiotas! ¡Eso no es un perro! ¡Es una especie de «cosa»…!»

– El extraño sombrero de cowboy que Kurt Russell lleva puesto en los planos generales de las secuencias de exteriores, fue una aportación del propio actor. Puesto que todos los actores debían vestir uniformemente con el equipo contra el frío polar, Russell decidió llevar alguna prenda que le distinguiera de los demás, para que el público supiera en todo momento quién es la «estrella» del film.

– Las escenas de interior se rodaron en un estudio de California donde, siguiendo instrucciones de John Carpenter, la temperatura se reguló para que no subiera nunca de 12-15 grados C., mientras que en la calle hacía un calor de mil demonios

– Los efectos especiales, que causaron gran impacto en su época, son obra de Robb Bottin, quien entonces con sólo 22 años fue pionero en el uso de «animatronics» hechos con resinas y siliconas para crear impresionantes formas móviles tan fantásticas como repulsivas. Su trabajo en LA COSA fue tan intenso que cayó enfermo por agotamiento.

– Seguramente no os hayáis dado cuenta pero entre los miembros del equipo de investigación encontramos a dos científicos, «Mac» y «Windows», uno de los cuales terminará reducido a cenizas por el otro utilizando un lanzallamas. Se trata de R.J. MacReady (Russell) y su compañero Windows (Thomas G. Waites), quien es «asimilado» por la cosa dejando pocas opciones a nuestro protagonista. Por supuesto tan solo se trata de una coincidencia puesto que la primera versión del sistema operativo basado en ventanas de Microsoft no se lanzó hasta 1985… Pero ¡qué puntería!

– Sorprendentemente, tras 36 años, tanto Carpenter como Russell admiten no saber todavía qué personaje fue reemplazado por la criatura y cuando…