A lo largo de los años, la gran pantalla ha sido testigo del estreno de numerosas películas de terror que nos han provocado más de una noche de insomnio. Y es que el cine está plagado de personajes icónicos que han protagonizado nuestras peores pesadillas y nos han hecho pasar momentos de miedo y angustia. Dicho esto, el género de terror es quizás el más frecuentemente asociado con villanos físicamente enormes, siniestros e hipermasculinos como Jason Voorhees, Leatherface y Michael Myers. Y mientras muchos de los monstruos más notorios del cine de terror caen en esta categoría, ¿qué significa esto para esos monstruos y villanos que caen bajo arquetipos femeninos?

En un ensayo bajo el nombre de “The Feminine Horror“, Renegade Cut realizó un análisis de tres tipos de monstruos femeninos que suelen aparecer en el cine de terror: la bruja, la castradora y la tentadora. Si bien muchas investigaciones académicas se han centrado en el patrón de la víctima como mujer, sobre todo en los slashers, posiblemente se habla menos de los monstruos que son mujeres o que mantienen cualidades femeninas. Con la teoría de Laura Mulvey (teórica de cine británico feminista) sobre la mirada masculina y la perspectiva narrativa en el cine, este ensayo resalta cómo estos monstruos femeninos están “construidos en un discurso patriarcal” para revelar los deseos masculinos y, quizás aún más, los temores masculinos.

Con esto en mente, los siguientes personajes son algunas de las mujeres que resaltan en las historias de terror por no ser “la mujer loca y gritona” y que están a la par de cualquiera de los más icónicos monstruos masculinos.

REGAN – EL EXORCISTA (1973)

Linda Blair quedó marcada para siempre cuando a los 13 años protagonizó este clásico de terror dirigido por el gran William Friedkin y basado en el libro de William Peter Blatty, que, de hecho, se inspiró en un exorcismo real que tuvo lugar en Washington en 1949. En la cinta, la actriz encarnaba a Regan, una niña poseída por un ser diabólico que es sometida a un exorcismo. La mítica escena en la que la protagonista exhibe el espíritu maligno que la posee continúa aterrorizando al público más de 40 años después de su estreno.

ASAMI YAMAZAKI – AUDITION (1999)

Un hombre después de haber perdido a su esposa años antes, en recomendación de su hijo, decide hacer una audición falsa para buscar una chica con la cual casarse de nuevo. Esta es la premisa de esta intrigante película japonesa donde una chica aparentemente tímida y simpática hace “química” con el padre viudo, por lo que empiezan a tener una cita sin imaginarse en las consecuencias oscuras y siniestras que desencadena todo un malentendido. Con esta película, Takashi Miike se dio a conocer a nivel internacional y es una verdadera obra maestra en la que una aparente comedia romántica se convierte en una vorágine de tortura y sadismo. La chica no podría estar más perturbada, eso es un hecho.

EVELYN – ESCALOFRÍO EN LA NOCHE (1971)

Protagonizada por el mismo Eastwood, nos cuenta la historia de un locutor popular que recibe llamadas frecuentes de una misteriosa mujer con la que entabla una especie de relación a distancia. Al tener una cita y conocerla físicamente la mujer se altera bruscamente al ser rechazada; las consecuencias serán devastadoras para el protagonista y su novia. No hay cosa más espeluznante que una mujer celosa, posesiva y despechada. La cinta fungió como el debut de Clint Eastwood como director y no le fue nada mal en críticas. Si te gusta el terror psicológico no te puedes perder esta película.

CARRIE – CARRIE (1976)

Toca el turno de una cinta imprescindible, más que reconocida para todo amante del terror. La historia de una chica con poderes de telequinesis que sufría de bullying por parte de sus compañeras quienes terminarían sufriendo las consecuencias de sus actos así como la misma Carrie, basada en la novela de Stephen King, dio un “hitazo” al cine de terror como algo renovador y nunca antes visto. Con dos remakes hechos (uno en 2002 y otro en 2013), ninguno pudo superar la gran actuación de Sissy Spacek y el ambiente lúgubre que proyectó De Palma en la cinta. La madre fanática religiosa era de tenerle miedo de verdad y al simpatizar con la protagonista uno compartía la culpa y la frustración de Carrie al afrontar la responsabilidad de sus actos.

PAMELA VOORHEES – VIERNES 13 (1980)

Considerada una película de culto que ha resultado en numerosas secuelas, VIERNES 13 sigue una temática de suspenso detrás de unos asesinatos en un campamento cerca de un lago. Poco después, los demás consejeros del lugar continúan trabajando cuando de nuevo el asesino aparece. Pamela Voorhees es la responsable, pero no sólo por el gusto de asesinar, sino porque está convencida de que distintos hechos causaron que su hijo muriera. Mentalmente inestable, Pamela resulta ser una de las mejores villanas de la historia gracias a la increíble actuación de Betsy Palmer.

MAY – MAY (2002)

Una chica tímida que se dedica a la veterinaria busca ser aceptada ante los demás, pero después de varios intentos fallidos se da cuenta que si quiere un amigo perfecto para ella tiene que crearlo ella misma. Es una película con tintes de drama, thriller, terror psicológico, humor negro y aderezada con algo de gore. Es una especie de Frankenstein con protagonista femenina adolescente que sólo busca ser aceptada tal cual es. Una pequeña joyita del terror contemporáneo y un tanto desapercibida pero muestra perfectamente la vida de una joven retraída con una mente retorcida y malsana. Hay muchas cintas modernas con esta temática pero si hay que destacar una, es ésta, por lo bien lograda que está. Si quieres saber otra curiosidad, la actriz protagonista, Angela Bettis (que hace de mayo) trabajó como directora de otra película donde el protagonista era LuckyMcKee; Los papeles se invirtieron, la cinta se llama ROMAN y toca a temática parecida a MAY.

ANNIE WILKES – MISERY (1990)

Al igual que CARRIE, MISERY es una adaptación de una novela de Stephen King en la cual una mujer robusta y brusca (Kathy Bates) es una fanática psicópata de su escritor favorito (James Caan) que lo rescata tras un accidente de automóvil. Cuando la complaciente mujer lo lleva a su casa para cuidarlo, el hombre queda eternamente agradecido, pero ni tan eternamente ya que, poco a poco, descubrirá que no es una mujer cualquiera y puede llegar hasta los límites más extremos para quedarse con su mayor ídolo por el resto de los días.

Para los amantes del terror psicológico o del terror en general, esta cinta es imperdible. No por nada Kathy Bates ganó el Óscar por mejor actriz en esta cinta. Su interpretación es magistral e interpreta de manera soberbia a una mujer inestable y desquiciada capaz de hacer a un lado de la manera más atroz a todo aquél que se interponga entre ella y su ídolo.

DEBORAH LOGAN – THE TAKING (2014)

THE TAKING de Adam Robitel (INSIDIOUS: LA ÚLTIMA LLAVE) no sólo proporciona uno de los conceptos más singulares y fascinantes en esta lista, sino también una de las actuaciones más espeluznantes que hemos podido ver en el cine. Grabada en forma de un documental estudiantil, la periodista protagonista es una estudiante de medicina quien ha recibido una beca para grabar la vida diaria de un paciente en las primeras etapas de Alzheimer, en este caso Deborah Logan (Jill Larson). Deborah no quiere saber nada del equipo de estudiantes grabando cada movimiento que hace, pero su hija, motivada por el dinero que recibirán a cambio, logra convencerla para seguir adelante. La verdadera estrella de la película es Larson quien, a primera vista, parece una chica de oro feliz y afable hasta que comienzan a surgir serias dudas sobre qué es lo que realmente le está sucediendo… Pese a que la idea de un documental sobre una anciana que sufre Alzheimer pueda sonar a todo menos terrorífica, te podemos garantizar que Deborah Logan es una película inolvidable…